Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2014

Quiero llorar... buahhhhhhhh!!!!!!

Este fin de semana cenando con unos amigos acabamos hablando de series, raro en mí eh? La cuestión es que la conversación divagaba sobre si ahora miro esta, que si ahora empiezo la otra, que si te recomiendo esta, que si te recomiendo aquella, y zas de repente uno de ellos soltó LA NOTICIA, la terrible y angustiosa noticia.

Que no funcionara ya Series Pepito no me preocupó nada porque yo pensé, buah, Series.ly va genial, la vida es bella y el sol brilla. Pero yo me las prometí felices demasiado pronto. Vivía ajena y absorta en mi día a día, ignorando, ilusa de mí, lo que la aprobación de la Ley Lasalle iba a suponer, snif, snif...

Así que desde entonces ando en un sinvivir pensando cual podrá ser la alternativa más viable para seguir disfrutando de mi afición de ver series cuando y cómo quiero.

Evidentemente he contemplado la opción de pagar por ello, que no soy tan piratilla, pero claro el problema es que no logro dar con ninguna plataforma que a precio razonable, o no razonable, me …

Decepción.

Ya hace seis meses que mi socio se quedó en paro y hoy ha tenido su primera entrevista de trabajo. Seis meses y una entrevista. Mi chico es una persona con amplia experiencia, responsable, formado y en formación constante. Su valía indiscutible. Y seis meses ha estado sin una entrevista mísera. Es de locos.

Hoy la verdad es que estaba contenta. No quería poner las expectativas altas pero era inevitable sentirme bien con la posibilidad de que contrataran a mi chico. Tenía nervios, he dormido mal y las cosquillas en mi estómago no paraban de revolverlo.

Cuando me ha enviado un whatsapp el corazón me ha dado un vuelco. Había malas noticias. La entrevista no ha tenido el resultado esperado. El trabajo no era estrictamente de lo suyo pero era algo que podía hacer bien y para lo que está preparado. Pero no ha habido suerte. El gerente de la empresa ha decidido cubrir el puesto internamente con otra persona que desempeñará los dos roles y ya no hace falta nadie para esa vacante. Siga buscand…

La historia de mi vida.

Cuando era chiquita y me pasaba horas y horas leyendo libros, porque siempre me encantó leer, me imaginaba siendo escritora de historias interesantes que gustaran mucho y que triunfaran en todo el mundo. A lo Agatha Christie, ahí es nada. Me imaginaba con mi máquina de escribir Olivetti, dato que denota una edad, escribiendo de madrugada con un café en la mano y el pelo revuelto en un ático cutre de París. 
Así me vi durante un tiempo y por temporadas, ya que en otros momentos soñaba con ser una atribulada científica encerrada en un laboratorio tratando de inventar una máquina del tiempo, o a veces simplemente me veía como fotógrafa viajando por el mundo. 
Al final estudié economía y mi vida no tiene nada que ver con todo lo que soñaba de pequeña. Y es que por mucho que me empeñara lo mío eran los números y las letras, aún considerando que saqué siempre excelentes notas en las asignaturas de esta rama, no fluían de mí con la sencillez y gracia que deseaba.
Con 30 años abrí mi blog y n…

Recuperando viejas costumbres....

El hecho de poder hacer un horario en casa más europeo, cenar más pronto y acostar a los niños antes nos ha ampliado nuestro tiempo para nosotros como pareja. A las 10 como muy tarde tenemos a los dos peques durmiendo, cenados, bañados y con el cuento leído, y entonces podemos aprovechar sobre todo para practicar nuestro hobby favorito.... VER SERIES!!!!!

Hemos retomado con ganas Homeland que en su cuarta temporada y ya sin Brody ha retomado fuerza, también hemos hecho lo propio con The Walking Dead y nos hemos adentrado en el mundo de Gotham y Fargo. Seguramente completaremos el grupo con la última temporada de Boardwalk Empire en breve para despedirnos de Nucky Thomson para siempre, y empezaremos con la primera de Halt and Catch Fire, que nos apetece un montón.

Lo bueno de todo esto es que con todas y cada una de ellas yo personalmente disfruto como una niña y me planto delante de la TV emocionada cada noche. Las series me despejan la mente, me sirven para desconectar en esta época …

Para no frivolizar...

Últimamente en mi entorno muchas de las personas que me rodean están flirteando i/o frivolizando con el tema de tener un amante.

Hace unos días un estúpido artículo de llamemos "prensa" decía que un "estudio" afirmaba que las mujeres a partir de los 35 se buscan un amante para tener sexo salvaje.

Ni que decir que me parece que el artículo es tonto y el estudio una memez, y no tiene ningún fundamento, probablemente está escrito por algún madurito solitario con ganas de mambo.

La verdad es que nunca he profundizado mucho con el tema de las infidelidades, desde joven las vi como algo ajeno a mí, pero también que últimamente intento empatizar un poco con la persona que la comete y ponerme en su piel. Me resulta complejo pero lo hago. La otra parte está claro que la podemos vivir o estar viviendo cualquiera. Esperemos que no.

Imagino que si una persona no es feliz en su matrimonio o con su pareja es fácil justificar un hecho así, pero yo siempre pienso que es mejor cort…

Los "roces" en el parque.

Llevamos más de un mes en primaria, bueno mi hijo mayor lleva más de un mes en primero de primaria, y al principio fue duro como ya os conté en un post anterior.
Poco a poco parece que el tema va mejorando, él ya va más contento al colegio, no ha habido ningún incidente más con el pipí, y en general veo que está feliz en su nueva etapa escolar. En casa también su comportamiento es mejor, más tranquilo y sosegado. Se le ve menos agobiado.
En cualquier caso sigo preocupada porque aún hay algo que no me acaba de cuadrar, aunque sale contento del colegio, después en el parque, antes de ir la extraescolar de turno si hay, o de ir simplemente a casa, siempre presencio peleas. 
Las tardes en el parque con sus amigos antes era un disfrute y ahora no lo son, la verdad. Casi siempre veo burlas, estirones y gritos, y las madres y padres observamos absortos el conflicto sin saber qué hacer. Los niños se van enfadados a casa y por mucho que preguntamos nunca acabamos averiguando qué ha pasado exac…

En busca de mi femineidad perdida...

He de confesar que nunca he sido presumida. No me gusta maquillarme, de hecho cuando lo hago me veo rara, ni ir a la peluquería, me tiño desde que tengo canas y sólo por esa razón, no sé para que sirve una esteticiene, no he pisado un gimnasio en mi vida, de cremas no tengo ni idea, la única con la que estoy familiarizada es el protector solar, jamás he hecho dieta, y para colmo tengo una suegra que no para de recordarme lo desastrosa, en este sentido, que soy y un marido al que le chifla cuidarse y que tiene más espacio en potingues varios en casa ocupado que yo. Además soy madre de dos niños con lo que la si había algún atisbo femenino en mí en los últimos años se ha borrado de un plumazo gracias a la compañía de mis dos machotes que son muy brutos pero que me encantan así.

Para mi suerte he heredado la buena piel de mi abuela que con casi 89 años tiene poquísimas arrugas, no he fumado y el alcohol no me gusta mucho, algo que ha beneficiado sin duda mi aspecto, y tengo un estómago d…

Yes, we can!

Del blog Mi vida con hijos que sigo desde hace tiempo y que me encanta he copiado los "grandes hitos del mes de septiembre", para lograr fomentar mi autoestima y dejar de creer que mi vida no me da para nada más nada más empezar este curso.

Como dice Isabel, su autora, las madres, sobre todo las madres, creemos que no hacemos suficiente para llegar a todo cuando en realidad llegamos a mucho. Y para comprobarlo utilizaremos una serie de tips que ella ha desarrollado, en los que marcaremos, o mejor dicho, marcaré mis propios logros. "Amó" a ver que sale...

- Adaptación a nuevos horarios: Creo poder decir con éxito que en poco más de dos semanas en mi hogar hemos logrado acostar a los niños dos horas antes de lo que lo hacíamos en verano. Eso no implica que se duerman ipso facto, vamos que igual les cuesta un porrón de tiempo caer en brazos de Morfeo, pero oye al menos jugamos con dos horas de ventaja. Así que algunas noches incluso podemos sentarnos en el sofá a ver …

El asunto catalán.

Yo no suelo hablar de política en mi blog, simplemente porque hace tiempo que este asunto dejó de interesarme.
Como la gran mayoría de la población española he perdido el interés por este tema y por los políticos. Estoy desengañada casi todo el tiempo y a partir de ahí algunos ratos reconozco que me siento enfadada por la situación de abuso de poder en general que se evidencia en cada "piedra" que levantamos en el camino.
Para colmo y viendo lo mal que todo va resulta que tengo la suerte de además estar en el meollo del conflicto catalán. Éramos pocos y parió la abuela sí. Yo por si alguien no lo tiene claro soy aragonesa pero vivo y trabajo en Cataluña. Así que puedo comprobar a diario lo que piensa mi entorno respecto a esta cuestión.
Cuando voy a mi tierra noto como muchos de mis paisanos desprecian a los catalanes, y me pongo triste, cuando estoy aquí noto como muchos catalanes se sienten ofendidos y enfadados con todo lo que denota acento español, y me pongo triste.
Ent…

Adaptación a primaria.

La semana pasada hablábamos por aquí de la dura cuesta de septiembre. El reencuentro con la rutina y la vida escolar no estaba siendo igual que otros años, y así lo percibía en el ambiente de mi casa. La intuición de una madre no falla, y el viernes me di cuenta de que realmente algo estaba fallando.

Mi mayor al que se le había escapado el pipí dos veces en clase durante la semana había vuelto a salir del colegio con ropa cambiada. Signo evidente de que se había vuelto a mear encima. Al darme cuenta perdí los nervios, me obnubilé y en contra de todos mis preceptos y sentimientos le grité y amenacé con castigarle. Sí hice lo que nunca debe hacerse. Hasta mi socio se quedó a cuadros ante mi reacción.

Al pasar unos minutos me serené y vi cuánto me había equivocado al perder los estribos de aquella manera. Mi hijo si estaba asustado al salir de clase, ahora aún lo estaba más.

Por la noche ya en la cama, en nuestro espacio de confidencias, intenté preguntar qué tal había ido en el colegio …

La cuesta de septiembre.

El septiembre da para tocar mil temas, pasan tantas cosas en septiembre, todo pasa en septiembre. Vamos para mí la verdadera cuesta es la de septiembre: nuevo curso escolar, mucho curro y marrones en la oficina y muchos gastos. Si el año natural pasara a ser el curso escolar no lo vería ni raro ni nada, la verdad.

Este año la vuelta está siendo especialmente complicada, mi mayor ha empezado primaria muy revolucionado y asalvajado, no entiendo donde está mi dócil y adorable niño de ojos verdes, pero bueno, y mi peque lleva mal la vuelta a la guardería, llora y llora cada mañana, como si lo dejaras en el matadero y yo me voy con el corazón encogido a trabajar y con ganas de llorar hasta quedarme seca.

La verdad es que podría quedarse en casa, mi socio sigue sin trabajo y podría cuidarlo, pero aprovechando el paro este año se ha matriculado de más asignaturas en la facultad, a ver si así avanza y se saca pronto el título. Así que el pobre necesita un ratito para estudiar porque con el pe…

Nuestro verano.

Definitivamente y aunque los termómetros traten de demostrar todo lo contrario la verdad es que este verano de 2014 ya empieza a tocar su fin.

Ha sido un verano distinto a los demás por una simple y llana razón, mi socio al estar en paro ha estado en casa con los niños, y por ende, más tiempo conmigo.

Estar en esta situación no es fácil, no os voy a engañar, y más si pensamos que pasan los meses y no se atisba ni una oferta de trabajo. Pero como yo soy de las que trato de ver el lado bueno de las cosas siempre he de reconocer que este verano ha sido maravilloso.

Hemos hecho esas cosas que aunque en la vida de otras familias es normal nosotros nunca podíamos hacer. El horario y las vacaciones de mi socio en su trabajo anterior eran de locos. Jornadas largas, y fiestas las rojas del calendario sólo. Así que la conciliación familiar y laboral me la chupaba entera yo.

No había paseos en bici al atardecer, o un chapuzón rápido en la piscina a media tarde, ni opción de disfrutar como famili…

Empanadillas al horno de jamón y queso.

Mi mayor es de gustos especiales a la hora de comer. Pasó de comer más o menos de todo a empezar a quejarse de casi todo. Y llegó un momento en que habría vivido de arroz, pasta y patatas. Dieta rica en carbohidratos pero pobre en todo lo demás.

Yo que no soy de agobiarme con este tema porque mi hijo está sano, guapo y lozanísimo, intenté enfocar el asunto introduciéndole alimentos poco a poco de nuevo pero con un aspecto más interesante.

Así por ejemplo aunque se niega a comer huevo duro, sí se toma las tortillas a gusto, así que la francesa, la de patata o últimamente la de calabacin (pelado simulando que es patata) se las mete en el buche de maravilla.

Lo mismo pasa con el atún, se lo come en los macarrones o en bocata, pero se lo retira en cualquier ensalada, incluso se niega a probar las empanadillas de atún y eso que a mí me quedan siempre de muerte.

Con el tema de las empanadillas he jugado mucho, al no gustarle las de atún empecé a hacer unas de espinacas y queso crema que sí …

Cambio de roles.

Desde que deseé se madre por primera vez pensé que lo ideal sería poder ocuparme al 100% de mi descendencia como hizo mi madre conmigo y con mi hermana. Ella siempre fue y es ama de casa. Mi padre trabajaba mucho para que no nos faltase de nada pero ella siempre estaba allí. Puede que no fuésemos de vacaciones a lugares exóticos. Ni viviéramos con muchos lujos. Nuestra vida era normal pero teníamos a mamá.Yo sabía donde encontrarla, siempre estuvo cuando la necesité, y yo que crecí con ese modelo familiar pensé que mis hijos desearían algo igual para ellos. A veces lo confieso veía a algunas amigas cuyas madres trabajaban fuera de casa y reconozco que sentía cierta pena por ellas. Ya veis, qué tontería, pero para mí saber que mi madre estaba ahí, era un pilar fundamental que ahuyentaba todos mis miedos y me hizo crecer segura y fuerte. No sé si ella es consciente de lo agradecida que estoy por eso. Debo decírselo más.

Como he repetido hasta la saciedad y como se demostró posteriorment…

La "nada".

Lo del cansancio del jueves al final resultó ser algo más, un virus, o algo parecido, porque tan fatal andaba yo, tan moribunda, que acabé con fiebre aquella misma noche y sin moverme de la cama al día siguiente ni para ir a currar. Un desastre.

No sé si el detonante fue dormir poco por las malas noches que me da el peque, descansar menos por el calor que ha llegado ufano estos últimos días, o el stress por mi nuevo puesto de responsabilidad en el curro, no sé, pero la cosa es que estuve 24 horas bien jodidilla.

Pero como soy madre, y las madres no podemos estar enfermas, he de decir que aquí el único que se preocupó por mi persona, a parte de mi jefe, que bufó un whatsapp a primera hora de la mañana al decirle que no iba a la oficina, fue mi hijo mayor, que me dio besitos y arrumacos y lo noté con evidente cara de preocupación. Si es que cuando digo que mi tesoro es un primor, lo es y punto.

El resto del universo, entre los que incluyo con pena en mi corazón a mi madre y a mi marido,…

La vida es sueño, pero la mía no.

Cualquiera que me escuche y me lea en días como hoy, en los que ando con la ojera permanente, la lagaña pegada, vagando cual alma en pena por la oficina, corre en serio peligro de matar, torturar y eliminar para siempre su instinto maternal. Aviso a navegantes.

Yo suelo tener carácter afable, pero, si no duermo, muerdo, soy letal. Anoche, y ya llevamos varias noches así, mi querido bebé se empeñó de nuevo en no dormir, ni él, ni todo bicho viviente a su lado. Era casi la una de la madrugada. Me había quedado en el sofá, por una vez y sin que sirva de precedente, a ver una película que me interesaba en la televisión. Como suele ser habitual en los canales convencionales la publicidad hizo que el largometraje hiciera honor a su nombre y fuera largo de verdad.

Pero la película en cuestión acabó al fin. Bostecé, me lavé los dientes y me dispuse a meterme en la camita y dormir lo que el calor asfixiante de estas noches de julio me permitiera. Pero en ese preciso instante mi bebé abrió el o…

El azote del chiringuito.

Que odio el calor no puede ser algo desconocido para quien por aquí alguna vez se haya dejado caer y haya leído algún que otro post mío.

Lo repito cada verano, por aquí, y cada vez que alguien por estas fechas me comenta una de esas frases hechas para pasar el rato y que versa sobre metereología en el ascensor.

Soy un bicho raro, lo acepto, a todo el mundo le gusta el verano, el calor y pasar los días en la playa. A mí me gustan el invierno, el frío y las bufandas. Soy así.

De hecho como odio el verano noto que con el calor que empieza a hacer estoy de más malhumor de lo habitual. Hay otros factores que alteran mi producto, claro está. Pero el calor digamos que es un acelerador del proceso. Por ejemplo si me va a venir la regla y tengo las hormonas alteradas con el calor mi mal humor se pone más malo si cabe. No sé si me he explicado.

En casa con los peques y el socio me pasa igual, en lugar de estar feliz como está todo el mundo disfrutando del momento y del sol, y de las terracitas …

Un niño feliz.

Nos movemos en un contexto incierto, en el trabajo, en casa, en nuestro entorno en general, pero hoy por hoy y me temo que ya para siempre mi principal preocupación son mis hijos, su bienestar y su educación.

Ayer mi socio fue a por las notas del mayor. Acababa el ciclo de Educación Infantil y más que unas notas al uso, como ya pasó también en los años anteriores, lo que nos dieron fueron un compendio resumido de su desarrollo en las diversas áreas en las que han trabajado durante este curso.

En general su evolución y su desarrollo está siendo positivo. Y mi primer error fue, siempre peco en eso, en bucear entre el texto para buscar lo malo. Qué es lo que habría que corregir. Y enseguida me sentí mal por buscar esa negatividad. Cosa que traté de corregir enseguida. Hay que decir que tan solo hubo dos anotaciones negativas, por un lado que se despista a veces si el tema no le interesa, para lo cual la única solución que veo es motivación. Sé que si algo le gusta y le motiva escucha muy…

Huele a verano.

Junio ha pasado en un suspiro, o no, ha sido un mes intenso, mucho, el cumpleaños del mayor, el mío propio, los exámenes en la facultad de mi socio, el fin de curso de mis nenes, proposiciones laborales interesantes, mucho trabajo en la oficina, mi bebé más dinámico que nunca, primeros días de piscina y playa, una boda de amigos, un triste aniversario, otra visita del Ratoncito Pérez a la vista, y mucha repostería casera para diversos eventos festivos, en fin muchas cosas, y no me enrollaré porque ya que tardo tanto en escribir tampoco es plan de ahuyentar a los pocos lectores que me queden por aquí con rollazos soberanos.

Deciros que para tranquilidad de todos y la mía propia parece que estoy más despejada, la "mini crisis" matrimonial parece que ha levantado el vuelo. Y estoy enfocando el verano de un modo más optimista que hace unos días. Tenía sentimientos encontrados pero al final cuando lo valoro en frío me doy cuenta de que es el cansancio, el estrés y el día a día el…

Revoltijo en mi vida.

Hace casi un mes que no me dejo caer por aquí, qué horror. Cuando volví al blog me prometí a mi misma cierta continuidad pero está claro que es complicado.

Muchos días tengo cosas sobre las que me apetece escribir, pero no encuentro el momento, en otras ocasiones no sé cómo plantearlas y otras veces ni siquiera tengo ganas de escribir.
En estos días han pasado pocas o muchas cosas según se mire. En mi faceta maternal contaré que mi bebé ha afianzado sus pasos y mi mayor está a punto de cumplir 6 años y finalizar la etapa de Educación Infantil. Los preparativos de la fiesta de cumpleaños me tienen la mente ocupada y distraída de otros menesteres más preocupantes.

A nivel más personal contaré que estos días ando un poco saturada de emociones, he discutido mucho con mi socio, y estamos pasando una época de distanciamiento que me está dejando bastante tocada. Además con mi mejor amiga la he pifiado y mucho. En fin que no ando muy acertada en mis relaciones personales. Para nada.

En el pla…

Cada uno a su manera.

Mi bebé ya anda, desde hace poco más o menos un mes, mi chiquitín ya se ha soltado y es muy gracioso verle con sus pasos inseguros correteando por toda la casa. Muero de amor. Lo ha empezado a hacer con quince meses, uno menos que el que tenía su hermano mayor cuando empezó a caminar. No puedo evitar grabarle y disfrutar después viéndole tan monísimo él.

Pensé que como éste era más movidito, caminaría mucho antes que su hermano, pero no ha sido así, no ha sido precoz en este tema. Eso sí, a diferencia de su hermano, ha gateado un montón y eso ya le daba una independencia importante desde hace tiempo.
Lo que sí que hace es hablar por los codos. El mayor no habló prácticamente nada hasta los dos años y este con dieciséis meses recién cumplidos es una auténtica cotorra. Sus "palabros" son geniales y divertidísimos y aunque yo le corrijo para que aprenda la palabra correcta sé que aún me queda tiempo para seguir escuchando los "bubus" (perros) o la "mamam" (a…

Fintonic, una aplicación para las finanzas personales interesante.

Por deformación profesional, como economista que soy, no puedo evitar siempre andar haciendo números y cálculos sobre mis finanzas personales. En el trabajo lo hago sobre los datos de mi empresa, pero en casa no desconecto y sigo con mis hojas de cálculo para llevar control de los gastos. Es algo innato en mí.

Con la nueva situación laboral del socio esta costumbre se ha convertido en una necesidad, y ahora más que nunca no podemos perder de vista en que empleamos nuestro dinero.

He investigado un poco y sabiendo que hoy en día hay aplicaciones para todo he buscado y encontrado una que de momento ya he probado y que pinta bastante bien: Fintonic.

Es una aplicación para móvil, tablet o pc que capta todos los datos y movimientos de tus bancos y te los clasifica haciendo un diagnóstico bastante fiable de lo que ahorras y en que gastas el dinero que ingresas.

De momento llevo poco tiempo utilizándola y me gusta, ya veremos qué seguimiento le voy dando, pero si me sirve para intentar ahorr…

Los nuevos roles masculinos en la ficción televisiva.

Suenan en mi cabeza nombres de personajes masculinos que me han cautivado, me han atrapado, en definitiva que me han fascinado últimamente, y no por ser superhéroes, no, sino por ser hombres con conflictos interiores, débiles, con dobles caras, con secretos, con historias complejas que contar. Hablo de Don Draper, Walter White, Nucky Thomson, Frank Underwood, Rick Grimes,Tyrion Lannister, Rust Colhe,...

Bien visible es que la ficción televisiva ha sufrido un cambio espectacular en estos últimos años en EEUU sobre todo. Ver series de televisión es sinónimo de ver producto de calidad. Los que odiamos la televisión convencional fibrilamos directamente viendo las historias que nos ofrecen temporada tras temporada canales de cable como HBO o AMC. Los que antaño éramos cinéfilos de pro ahora también somos seriéfilos. Y nos enorgullecemos de ello.

Y tengo una teoría sobre el peso que los nuevos roles masculinos han tenido en esta explosión creativa de la televisión. Definitivamente creo que …

Lo confieso... soy la madre de Spiderman.

Lo confieso... soy la madre de Spiderman. Esto es así, mi bebe de apenas 15 meses es un culo inquieto y no para. La verdad es que no puedo quitarle el ojo de encima. He de confesar que con el mayor, que era mucho más tranquilo, no tenía que estar tan atenta. Pero este pequeño es un peligro constante. Y su cabecita en ese ansía innata de investigar que tienen los bebes a su edad no tiene ni una idea buena.
Ya lleva unos cuántos mamporrazos importantes. Se ha tirado de la cama de cabeza, con el consecuente chichón perenne en la frente. Lleva las piernas repletas de moratones por los golpes que se da contra todo y sobre todo cuando se tira en plancha encima de su hermano y falla el tiro. Incluso ayer se dio soberana torta al perder el equilibrio contra el canto del mueble de la tele. Por fin he entendido por qué son útiles los protectores que le puse. 
Pero lo más alucinante fue cuando la semana pasada estando su padre sentado en el wc haciendo sus necesidades fue testigo de un prodigio …

El "bueno" de Don Draper.

En esta última temporada, última de verdad porque ya no habrá una octava, qué pena, el "bueno" de Don se pasa el tiempo con carita de no haber roto un plato en su vida. Mi Don Draper, el que admiré desde el mismo capítulo piloto, el chico malo, fumador, bebedor, mujeriego, chulesco, ¿dónde está? La vida le ha dado muchos palos, está claro, y ahora se está redimiendo, ¿o no?

ATENCIÓN SPOILERS.

Su mirada es tierna, como arrepentida, pero aún así como siempre parece que sigue escondiendo algo. Está acostumbrado a los secretos y a las mentiras, a ocultar tanto en su vida, que al final todo le pasa factura.

En el 7x03, el último capítulo visto por servidora, que no el último emitido, otra mentira hacia su esposa le sirve para que ella decida apartarlo de su vida. Megan, la dulce Megan, la que le ha cambiado, esa misma, llora y le suplica: "I'm your wife, stop pushing me away with both hands". Esa escena, fantástica en mi opinión y muy sutil, como casi toda la serie …

Introspección.

Cuando paso una mala racha, cualquiera que sea el motivo, acostumbro a estar más retraída en mi mundo de lo habitual. Quien me conoce sabe que suelo ser una persona abierta y comunicativa pero si no lo estoy pasando bien suelo encerrarme en mi misma y necesitar mi espacio.

Así que donde antes hay jolgorio y charla, suelen haber silencios e introspección. En el trabajo suelo encerrarme más en mi despacho y no interactúo mucho a no ser que sea necesario por motivos laborales. No me apetece la vida social e incluso en casa necesito mis momentos de tranquilidad, hablo menos, es algo que no puedo evitar.

Este hecho supone que enseguida todo el mundo nota que no estoy bien y me preguntan si me pasa algo, esas preguntas las suelo evadir como puedo pero reconozco que soy bastante torpe haciéndolo.

Últimamente estoy pasando una fase de estas. Entre unas cosas y otras ando de bajón y poco animada. Justo ahora en plena primavera cuando todo parece implosionar y salen eventos y actos sociales por…

Cerrando la cultura.

Como no veo la tele convencional, vivo en la inopia y no me había enterado que echan el cierre a tres canales: NITRO, XPLORA y La Sexta 3.

Ni que decir que como aficionada al séptimo arte lloro la pérdida de la última de ellas más que ninguna porque realmente era de los pocos canales que consideraba que valían un poco la pena para zappinear si alguna rara vez lo hago y pillar alguna película que valiese la pena.

Ahora sí que doy gracias a mis benditas aptitudes para conseguir series de calidad, porque de hecho me veo dormitando en el sofá más noches de las que lo hago ya ahora habitualmente.

La verdad es que no imagino mi vida sin la emoción semanal que provoca tener al abasto el capítulo de turno de Mad Men, Juego de Tronos, House of cards, por poner tres ejemplos de series que sigo justo ahora.

No entiendo tampoco a este país de pandereta que en lugar de emocionarse con las interpretaciones de Peter Dinklage o Jon Hamm, lo hace por las de Paula Echevarria, que será muy mona y lo que…

Cambio de mirada.

Al hilo del post de hoy de Mama Vaca, que me ha encantado he de decir, escribiré el que yo quería escribir esta semana en cuanto me fuese posible sobre la importancia de criar niños felices, que no malcriados, no confundamos.

El sábado 26 de abril acudí a un taller formativo en el colegio de mi mayor acerca de la pedagogía sistémica y la educación emocional. Eramos casi 70 familias asistiendo al evento. Un éxito notable según las formadoras dado que llevan mucho tiempo impartiendo este taller y jamás habían tenido tanto aforo.

El colegio de mi hijo es muy innovador, en él trabajan por proyectos y los profesores están muy implicados en esta metodología que me parece la más adecuada en el mundo en que vivimos. Ya he comentado muchas veces lo contenta que estoy de haber elegido el centro por eso pero también por otros detalles. Por ejemplo en la última reunión de aula las tutoras dedicaron una gran parte a hablar de la importancia de la educación emocional en nuestros hijos. Ni que decir…

Elementos tóxicos, fus, fus!

Mañana acudiré a una jornada en el colegio de mi hijo mayor sobre educación emocional. Estoy contenta por haber obtenido plaza porque estaba la cosa muy solicitada.

Comiendo en el trabajo hoy lo comentaba y para variar he tenido que escuchar sandeces de todo tipo que he tenido que esquivar diplomáticamente porque algunas venían de parte de estamentos superiores a mí y no me quiero meter en líos, se me entiende.

La cuestión es que me da mucha rabia ser tan diferente en estos temas con la mayoría de las personas que me rodean y con las que convivo a diario. Hay demasiada gente "tóxica" a mi alrededor y me abruma que tengan que cuestionar tantas cosas sobre el modo de enfocar la crianza de mis hijos.

Empezando por mi propia madre, pasando por mi suegra, muchas amigas y compañeras de trabajo, etc. Resulta agotador tener que vigilar lo que digo, lo que pienso, por no enzarzarme continuamente en discusiones vanas que no llevan a nada, y sobre todo ser coherente y no dejarme llevar…

San Google y Santa Aru.

Tengo complejo de enciclopedia, uys que antiguo me ha quedado eso, de wikipedia, más bien. Y no es que lo sea, que mis conocimientos de cultura general son medios, pero suelo ser consultada cual oráculo de Delfos cada vez que alguna cuestión surge en medio de cualquier conversación cotidiana.
Desde que existe San Google, la verdad es que si no sé algo, no me quedo con la duda, enseguida presta cojo el smartphone de turno y busco la respuesta. Me da mucha rabia quedarme con el interrogante abierto. Pero me temo que soy la única de mi entorno que lo hace.
El otro día me preguntaron a qué país corresponden las matrículas NL. Yo sabía la respuesta y contesté que Holanda. Y las dos amigas que me lo preguntaron me respondieron: 
- "Ah, ¿pero no era Nueva Zelanda?". 
Yo, que tengo una imaginación a ratos que abarca un imperio, me vi el coche de marras embarcando en un trasatlántico para cruzar todos los mares posibles y venir desde las antípodas aquí a hacer turismo y lo caro que d…

Feliz San Jorge/Sant Jordi!

Para que nadie se enfade felicito a todo el mundo pero mi corazón es maño, aunque reconozco que la festividad de Sant Jordi me chifla y lo de la rosa y el libro me pierde.


Etapa cerrada.

Pues ya está, finiquitada la etapa laboral de mi socio. Esta mañana ha tenido reunión en la empresa con el administrador concursal encargado de la liquidación de la misma, le han entregado la documentación y adiós muy buenas.

La sensación una vez acabado todo el periplo es de descanso, de quitarnos una pesadilla de encima, es así. Ahora a la cola del paro, la más larga y concurrida de este país. Por no se sabe cuánto tiempo, es lo que hay.

Estos días he andado un poco agobiada con el tema. Y es que por más que yo intente estar positiva la gente que me rodea no para de recordarme lo triste de la situación, lo mal que está todo, las perspectivas tan agoreras que tenemos por delante, y claro una se cansa de intentar ver lo bueno de todo y ser la única que lo haga.

Mi socio poco a poco se contagia de este espíritu apocalíptico y a ratos creed que no sé cómo ingeniar una respuesta positiva ante su pesimismo creciente.

El domingo sin ir más lejos en una comida con la familia política, es de…

Mi bebe "independiente"!

Yo soñaba estando embarazada de mi segundo bebé que aprovecharía para hacer con él todo lo que con su hermano por culpa de la desinformación y los prejuicios no hice a mi modo de ver de manera suficientemente sensata.

La experiencia es un grado y creía ilusa de mí que alargaría la lactancia más tiempo que con mi mayor, lo cogería en brazos hasta "jartar" y que colecharíamos felices como perdices.

Pero mi pequeño como he dicho mil veces es el espíritu contrario de su hermano, un "rebelde" sin causa, un alma libre, un bebé muy independiente y resabido.

En Navidad comenzó a rechazarme el pecho, le di la culpa a las vacaciones y los horarios locos fuera de toda rutina, pero cuando volvimos a la normalidad, él siguió en sus trece hasta que al final di por concluida tristemente mi segunda lactancia materna cuando mi hijo cumplió su primer año.

También por aquellos días había empezado a preferir la comida a trozos que los purés. Tanto era así que decidí olvidarme de tritu…

"Fa 20 anys..."

Como la canción de Serrat, mañana hará 20 años que conocí a mi marido, aisss qué viejuno suena eso por favor. No soy de muchas celebraciones pero cuando pienso que ya ha pasado tanto tiempo desde que intercambiamos las primeras palabras me recorre el cuerpo un "noséquéquenoseyo" extraño... Y lo mejor de todo es que no me arrepiento de aquel día. Muchas cosas pasaron después, mucho queda por pasar, imagino, pero hoy no quería dejar de contarlo por aquí.

El primer día del resto de nuestra vida.

Así es, ayer cerramos una etapa, hoy empieza una nueva. Mi socio al fin acabó ayer su largo y duro periplo en el trabajo y hoy es su primer día en casa.
Era esperado, sí, era previsible, mucho, pero cuando por fin el lobo bajó de la montaña a Pedro le costó creerse que de verdad iba a comerse a sus ovejas.
Así estoy, estamos vamos, en shock....

Siempre positivo, nunca negativo.

En breve como ya conté el socio se queda en el paro y yo sigo con mi empeño de ver el lado bueno de las cosas. El morrazo que me daré luego con la realidad será de armas tomar. Pero Aru es así de ilusa. Ya no me van a arreglar a estas alturas de la vida. Ya lloraré ya.

Una de las primeras ventajas que le encuentro al marrón que se nos viene encima es que ya no voy a tener que sudar horrores para "colocar" a mis hijos. Esto suena feo pero es así, cuando se ponen con fiebre, la menda tiene que tirar de abuelas o tías, para conciliar medianamente. Con el socio en casa se acabaron los sudores fríos cada vez que algún peque tiene unas décimas de fiebre. Tengo canguro a domicilio y de fiar.

Y ya de paso ahora que se acerca el largo verano tampoco tendré que encontrar la cuadratura del círculo para hallar el "casal" o las colonias perfectas para mi mayor, el bebé no tiene edad todavía de eso. Ambos polluelos tendrán un monitor exclusivo en casa y gratis, un lujo, la verda…

La mala prensa de la lactancia materna.

He llegado a la triste conclusión de que la campaña de descrédito contra la lactancia materna es totalmente exitosa. Imagino que el poder oscuro de las marcas es muy potente y su red de influencia demasiado poderosa. Pero es que está tan normalizado el uso del biberón en un recién nacido que lo contrario, o sea, lo natural, lo bueno, lo sensato, es decir la lactancia materna, es lo que se considera extraño y alocado. Una pena vamos. Yo respeto a las personas que deciden dar biberón porque es una decisión personal pero es que tener ideas tan equivocadas sobre la lactancia materna y exponerlas así sin más hace que muchas madres decidan no apostar por ella por simple desinformación o por mala información recibida. Y ahí es donde me indigno.

Además yo ando sensible con el tema desde que mi bebé hace dos meses decidió unilateralmente rechazar el pecho y me tocó darle la leche sólo con biberón, aunque ahora ciertamente prefiere comerse un bistec o un yogur que no beber leche de fórmula del …

Al mal tiempo buena cara.

En casa las cosas no andan bien, mi socio está a punto de quedarse en paro porque su empresa va a cerrar después de 14 años de actividad. Ya es oficial. La dichosa crisis que tanto daño está haciendo ha tocado la puerta en nuestro hogar al fin.

Era la crónica de una muerte anunciada porque desde que empezó la crisis las cosas iban de mal en peor. Lo he comentado mil veces en este blog. Mi socio lo ha pasado mal francamente y ha tenido episodios de stress y ansiedad importantes. Después de lo que pasamos con mi hijo pequeño el año pasado, mi socio cambió de actitud bastante. Una angustia como la que nos provocó el pensar que nuestro bebé podía tener una enfermedad tan terrible como es la fibrosis quística nos hizo pensar mucho y valorar la suerte que tenemos. Aún con todo quedaban meses de preocupaciones por el trabajo y aunque no tanto, muchos días mi marido llegaba a casa de mal humor con lo que eso conlleva para la convivencia familiar.

Pero la verdad es que me he cansado de tanto m…

Tener un niño de cinco años en casa.

Mi mayor ya no es un bebé, para nada, hace tiempo que dejó de serlo. Es un niño de cinco años maravilloso que en junio cumplirá seis. Y digo maravilloso porque me encanta la edad que tiene y lo bonito que resulta convivir con alguien así en el día a día.

Esta edad es fantástica, conversar con mi mayor es uno de los placeres más grandes que tengo en mi vida. Su imaginación desbordante me fascina, y yo que sigo siendo una niña soñadora aún ahora con casi cuarenta años, no me canso de escuchar sus historias, sus inventos, sus ideas, qué grande es la mente de los niños, y cómo la echamos a perder la mayoría de las veces en la edad adulta. Jugar con los Playmobil es su actividad favorita mientras está en casa, de hecho es su prioridad, y allí se monta sus películas y sus historias y si me pongo a jugar con él, ahí ya no tenemos fin. No sé cual de los dos se lo pasa mejor. Pero también nos encanta ver mis películas de la infancia (sobre todo las ochenteras, la trilogía de Regreso al Futuro,…

Lo que he de destacar de True Detective.

Ya vi el final de True Detective, han pasado más de cuatro días y sigo en shock. Realmente pocos finales de temporada, ni tan solo de serie, me han dejado tan flasheada como éste. No soy analista especializada de televisión y por tanto no busquéis aquí una rigurosa disquisición de los 50 minutos finales de la primera temporada de esta nueva joya de la HBO porque eso lo han hecho los bloggeros profesionales en su momento. Lo que sí que intentaré es desgranar lo que más me ha cautivado de esta serie ahora que ya la he finiquitado y he disfrutado intensamente. Advierto que no hay spoilers.

En primer lugar diré que pocas series me han abierto tantos interrogantes y me han hecho "googlear" tanta información como ésta. Y lo digo porque a mí me encanta que la televisión, el cine, o los libros, me hagan pensar, buscar respuestas, datos, odio que se me de todo hecho, mala costumbre que suelen tener en las series españolas por ejemplo. Esta historia en cambio es una historia de crímen…