Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2007

De cartón piedra...

Gracias por todo de nuevo, ayer tuviste que sufrirme otra vez, por mis miedos, mis inseguridades, mis obsesiones, tú y tus ojos vidriosos conteniéndote, tú y tu energía reparadora, tú y esos brazos fuertes que intentaban abrazarme, tú y esa manera que tienes de darle la vuelta a todo, de hacerme ver el lado bueno, tú, siempre tú. Yo siento que te estoy fallando, y no puedo evitarlo. Mis lágrimas surgen sin césar y tú las sigues mirando con la misma ternura de siempre. Quiero parar esto, quiero dejar de sentirme así, pero desde mi interior algo lo está impidiendo. Tú no dudas nunca, no para lo realmente importante, dudas en elegir la camiseta que te queda mejor cada mañana ante el armario, dudas en tomar agua con gas o café con hielo tras el almuerzo, dudas en poner atún o queso en la ensalada de la cena, pero no dudas en lo esencial, nunca. Y yo simplemente sigo siendo débil, sigo dando tumbos como una bolsa de plástico a merced del viento, a pesar de que el resto de la humanidad siga…

Siempre nos quedará el cine...

El pasado fin de semana fue totalmente casero, ya os lo conté, y me sentó francamente bien, porque la verdad es que de vez en cuando un par de días en casita de relax sientan como un guante. Pero no hay dos sin tres, así que en contraposición el siguente ha sido todo lo contrario, parar en casa he parado lo justo, y bueno dado que hacía un tiempo espléndido, de ese que te invita a salir a la calle sin más, resultó en conjunto la mar de agradable.
Del domingo ya os he hablado en un post anterior, así que a él os remito. Retrocederemos pues un par de días y nos plantaremos al viernes noche que por cierto tocó cenita fuera y cine. Después de saborear una deliciosa pasta italiana en mi trattoria favorita nos dirigimos hacia el multicines. Elegimos SUNSHINE así sin pensarlo mucho, bueno algo influyó la recomendación de mi amigo Dexter, como siempre, pero digamos que el horario cuadró y allí que nos metimos. En los primeros minutos de cinta tengo que reconocer que iba un poco perdida, no sab…

Pensando en mi Tierra.

Hoy 22 de abril se celebra el Día de la Tierra y quizás a conciencia o quizás sin pensarlo demasiado he sentido la necesidad de hacer una pequeña excursión al cercano y maravilloso Delta del Ebro (lugar donde el río que os presentaba hace unos días en mi blog casi desbordado desemboca en el mar Mediterráneo), aprovechando esta jornada soleada y magnífica, casi estival, que ha hecho. Para los que no conozcáis la zona os diré que se trata de un espacio de incalculable valor ecológico en grave peligro de extinción, una zona que lamentablemente si no se hace algo para evitar el cambio climático, en unos años desaparecerá bajo las aguas mediterráneas anegada por el aumento del nivel de mar que provoca el calentamiento global.
La zona sur ha sido la elegida en esta ocasión. Después de tomarnos un arrocito delicioso en uno de los encantadores restaurantes del Poble Nou del Delta nos hemos dirigido hasta la Punta del Banya que es el brazo de tierra localizado frente a la Bahía dels Alfacs y a …

Encuentros.

Para ellos no existen reglas, ni planes, no hay premeditación, no hay un mañana, sólo existe el momento. Ese tiempo mágico, que comparten, que se roban a sus respectivas vidas, como quien roba un tesoro, valioso y bello, un tiempo que saben que está limitado por una barrera fina e invisible, imperceptible a los ojos del resto del mundo pero que está trazada desde el mismo instante que se encontraron por primera vez.
Ella juega con su pelo, enreda y desenreda un mechón nerviosa y cierra los ojos esperando que llegue el momento. Salió sigilosa de su cáscara protectora hace un buen rato, sin que nadie se percatase, en silencio, en secreto, sin dejar huellas, para ir en su búsqueda. No hubo ni una cita previa, ni tan sólo un mensaje, nada, ella está segura de que lograrán estar juntos una vez más porque hoy es su día de la suerte, sencillamente. Él se acerca y mientras lo hace no puede dejar de pensar en aquellos inmensos ojos, sabe a ciencia cierta que restan pocos minutos antes de que lo…

No ganamos para sustos...

(Atención spoilers, no leer si no estáis siguiendo HOUSE y PRISON BREAK por FOX)
Disculpad mi prolífica faceta blogera de esta semana pero es que os tengo que contar esto, porque definitivamente estoy que no gano para sustos. Y es que ayer sin ir más lejos tuve que ver con estos ojitos verdes que Dios me regaló como el detective Alex Mahone "resucitaba" tras el balazo que le había propinado Kellerman en el capítulo de PRISON BREAK, y al cabo de escasos minutos la menda observaba atónita como el hermano de la presidenta, sí, el mismo en persona, se iba al otro barrio, llevándose con él cualquier esperanza de arreglo del macrolío monumental montado en esta "pseudo-epopeya bíblica", que no me cansaré de repetir sin cesar, tuvo que haberse finiquitado en la primera temporada. Por favor, por favor, un poquito de por favor, ¿es que los guionistas de esta serie no piensan tener piedad? ¿de verdad es necesario seguir liándola de este modo? ¿es realmente lícito que se haga u…

La reina "Mirren".

Desde el primer momento que el semblante de Helen Mirren apareció caracterizada como Isabel II os confieso que quedé totalmente anonadada ante la pantalla de mi televisor. Había tenido la oportunidad ya de ver alguna imagen del film pero es que realmente la semblanza es increíble y esa primera escena en la que Su Majestad está siendo retratada en un lienzo es francamente impresionante.
A partir de ahí Stephen Frears empieza a hilvanar su particular biopic sobre la reina de Inglaterra. Abordar un proyecto así no es moco de pavo, porque se trata de un personaje muy influyente, y lo más delicado, aún vivo. Pero hacerlo de una de las etapas más complicadas de la vida de la monarca, de las que todos guardamos un reciente recuerdo en la memoria, y con la templanza con la que lo ha hecho el director británico, da para quitarse el sombrero la verdad.
Yo hace tiempo que me moría de ganas de comprobar cuan merecido había sido el Oscar a la Mejor Actriz Principal de este año, porque la intérprete …

Punto y seguido.

Como ya dejé latente el viernes pasado en mi blog finalicé la semana con mal pie. Las obligaciones académicas de mi chico me auguraban además un fin de semana casero de lo más relajante, dado que ya había tenido una Semana Santa repletita de vida social y muy animada tampoco me parecía tan mal plan pasar el sábado y el domingo disfrutando de los sencillos placeres hogareños, y es que como buena cáncer que soy me encanta estar en casa y la verdad, cayendo chuzos de punta, aún más, lo más probable es que con tan sabia decisión me ahorrara algún desagradable resfriado.
Así que me alquilé un par de pelis de DVD que tenía pendientes (LA DALIA NEGRA y THE QUEEN, la primera totalmente prescindible, la segunda muy recomendable), me agencié un par de paquetes de galletas Flora Fibra (mi último vicio descubierto, culpable de ciertas agilidades recién adquiridas y que tampoco conviene nombrar), me olvidé de la ADSL y de mi portátil (mi socio los necesitaba con mayor prioridad que yo) y me aseguré…

Otra vez...

¿Recordáis a las chicas de los anuncios de compresas? Sí, esas que danzan felices entre campos de florecillas, o viajando a mundos lejanos, en plan fiesta de pijama, vestidas con ropa ajustada de blanco y con una sonrisa permanente, ¿las tenéis en vuestra mente? Pues yo no me parezco a ellas en nada, en absolutamente nada.
Nunca he comprendido porque los publicistas intentan haceros creer a los chicos (las mujeres de sobra sabemos que no es así) que los días de menstruación son tan maravillosos. Sí ni siquiera vosotros compráis su producto. Y nosotras vamos a seguir haciéndolo siempre. Ja! Como si hubiera otras alternativas. Odio esos spots y en días como hoy me enervan una barbaridad.
Y es que hoy he recibido esta desagradable visita mensual y si bien antes cuando me venía me sentía un poquillo tranquila porque esto era síntoma de que no estaba embarazada y por tanto podía seguir con mi vida tan ricamente, ahora no es así, ahora las cosas han cambiado, porque desde hace unos meses me p…

"Messengereando"

La mensajería instantánea es un gran invento, de eso no cabe duda, es un forma gratuíta y fluída de comunicación entre personas que por supuesto tienen permiso mutuo para establecerla y a la que todos en mayor o menor medida podemos acceder.
Yo hace una eternidad que lo uso a nivel personal, y con diferentes grupos de personas, desde mi propia familia (que mi hermana se fuera de Erasmus a Alemania un año incentivó muchísimo el uso del messenger entre mis seres más queridos), mis amigos de siempre (sobre todo los que viven más lejos de mí, con mi amiga M. que ya lleva casi cuatro años en Chicago es mi único sistema de contacto) y también con las nuevas amistades que he ido haciendo gracias a mi participación en el chat-foro-libro de CINEFILOSDETERRA y ahora en el mundo blogger.
Hace un tiempo lo planteé como alternativa de comunicación entre los diferentes centros de trabajo de mi empresa cuando me di cuenta de que los costes de teléfono móvil y fijo eran totalmente disparatados, y la id…

Fín de fiesta.

Así de redondo fue mi final de fiesta: una suculenta paella valenciana que elaboró con mimo y cariño mi amiga E. y que debo certificar salió absolutamente deliciosa. Como cada año la Semana Santa se finiquitó con una comida de pandilla el Lunes de Pascua. Siempre solemos reunirnos en la masía de un amigo pero las lluvias de los últimos días nos sugirieron esta vez celebrar el "día de la mona" en una casa dentro del propio pueblo dado que el barrizal que había en los caminos rurales era considerable. Y no fue mala idea pues ayer poco rato después de habernos fundido el manjar que estáis viendo empezó a diluviar otra vez y no dió tregua hasta bien avanzada la tarde.
Con este agradable encuentro de amigos dábamos por zanjadas estas mini vacaciones, unos días de reunión con los de siempre, con el grupo del pueblo, con los de toda la vida, que hacen que año tras año siempre valga la pena deshechar la idea de viajar por estas fechas fuera y abrazar con ánimo la Pascua volviendo a n…

Desbordante.

El deshielo y las importantes lluvias del norte han hecho que esta primavera el Ebro se haya desbordado como hacía tiempo que no lo hacía. Ayer paseando por la ribera del mismo tomé fotos, éramos muchos en mi ciudad los curiosos, turistas o paseantes que andábamos embobados con la fuerza y el vigor de las aguas que en este punto ya tienen poco trecho que recorrer hasta el mar.
Sólo salir de casa y desde el parque que tengo enfrente mismo la vista de las rugientes aguas era increíble. Visualmente parecía que el nivel del río estuviera a la misma altura que el propio césped.


Seguí avanzando y observé como el embarcadero que hay al final del parque estaba completamente anegado, hasta las escaleras de acceso al mismo estaban prácticamente inundadas. El medidor hablaba por si sólo casi 6 metros de profundidad, mucho para lo que estamos acostumbrados.
Pero lo más increíble eran las vistas del río casi llegando a la zona centro, una siempre lo ve tan bajo, tan tristón, con aquellas enormes pla…

Dos.

Dos años ya desde la última vez que hablé contigo, que besé tu frente, que te miré, que me miraste, que me tomaste las manos, que me hiciste sentir especial, dos años ya, lo pienso y parece que fue ayer, sí, parece que no haya transcurrido excesivo tiempo desde que tuve que despedirme de ti, desde que nos dejaste y mi mundo cambió para siempre. Algo se fue, algo vino a mí.
Ahora tomándome una taza de café caliente, humeante y dulce como a mí me gusta, como a ti te gustaba, recuerdo aquella tarde perfectamente, todos sabíamos que te quedaban pocas horas de vida, tú también, tus ojos vidriosos, agónicos, pero llenos de cariño no paraban de mandarnos señales. Nos manteníamos firmes al pie de tu cama pero cuando salíamos al frío pasillo del hospital rompíamos a llorar, nos derrumbábamos.
Ahora que sopla el viento afuera en esta desapacible tarde no olvido el instante en el que llevando al amor de tu vida de vuelta a casa le prometí que jamás estaría sola. No lo estuvo en los cincuenta y dos…

Hiro Nakamura.

Estamos en la semana por excelencia del fervor religioso y la exaltación del mismo y sinceramente a mí como que la cosa no va mucho conmigo, es más las muestras exacerbadas que se pueden observar estos días en las procesiones bajo los pasos en las calles de media geografía española me dan hasta un pelín de "yuyu", os digo la verdad, y eso que he de confesar que durante muchos años participé activamente en la Semana Santa de mi pueblo tocando el tambor porque me entusiasmaba hacerlo y también porque quería contribuir a poner mi granito de arena en uno de los intereses turísticos más importantes de mi comarca, pero nada más, ningún otro sentimiento más profundo se albergaba dentro de mí, nada, yo no lloraba, ni hacía promesas, ni cosas así, soy una persona absolutamente escéptica y simplemente disfrutaba dándole a los palillos con gracia y salero, intentando mejorar mi ritmo y pasar unos días agradables en compañía de vecinos del pueblo con los que probablemente no pueda llega…

Elecciones a la vista!!!

Que no quiero ser malpensada, que no que yo confío en la democracia y en la buena voluntad de los políticos, que sí, que no me voy a dar por vencida tan pronto, que yo siempre he sido una firme defensora del sistema, os lo prometo. Pero a veces os tengo que reconocer que me cuesta, me cuesta tanto creerme todo esto, sí, porque se acercan elecciones y nuestros políticos municipales tienen que rendir cuentas de su legislatura para poder defenderla de nuevo en campaña, y necesitan proyectos acabados, cifras que avalen su trabajo, y claro crear aparcamiento en una zona residencial de reciente construcción donde hasta hace poco era misión imposible aparcar siempre da un toque positivo verdad, sí claro pero no es tan positivo si para tal cometido las plazas de estacionamiento se han conseguido quitando un carril a una amplia y bonita avenida y convirtiendo en misión casi imposible la circulación de autobuses y camiones por la misma. ¡Qué listos son los chicos de mi Ayuntamiento eh!