Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2017

Latitud: 43.31432 | Longitud: -1.877187 Altitud: 16 metros

Te hablo de unas coordenadas. Te hablo de un punto en el mundo. En la tierra. Un punto de inflexión en mi vida. En tu vida. En la nuestra. Y un día de abril por la tarde dimos el paso. Ahora ya no hay marcha atrás.
Hace 12 años que mi corazón late más fuerte de lo normal. A veces lo hace a un ritmo pausado pero cuando te siento mi pulso se acelera y ya no hay marcha atrás.
No había sido mujer de flirteos jamás. De hecho creo que no sé flirtear. Y me ha desconcertado siempre que alguien intente flirtear conmigo. Pero recuerdo cuando tú empezaste a hacerlo conmigo tan directamente, en aquel entorno virtual que ahora me parece lejano y confuso.
Tocaste mi fibra sensible hablándome de lo que sabes que me apasiona, el cine. Y quise huir. Me resistí. Sabía que no estaba bien. Pero qué es lo bueno y lo malo? Cómo puede ser malo algo que te hace sentir feliz? 
La distancia fue una bendición para salvar el peligro que suponía sentirme tan atraída por ti. Una vez nos acercamos. Estuvimos cerca.…

Después del parón.

Llevo tiempo deseando volver a escribir. Es una necesidad vital para mí. Como comer, respirar, amar,..

Este tiempo de parón ha sido relativo. No he parado de trabajar, criar a mis hijos, involucrarme en nuevos proyectos, vivir, aprender, crecer como persona.

Arual ya casi no existe, sólo es mi alter ego bloggero, pero mi blog estaba en pausa, y ahora mi necesidad de seguir escribiendo me plantea un dilema. Hacerlo como Arual o con mi verdadero nombre, ese es el dilema.

Salir del armario bloggero o quedarme dentro. Ahí está la disquisición. Sé que en parte sería bueno salir porque gracias a mis perfiles públicos en redes sociales el blog lo leería mucha más gente. Pero por otro lado tengo la sensación de que me desnudaría demasiado. Y no quiero. No puedo. No soy lo suficientemente valiente.

Mientras decido qué hacer sigo en mi anonimato. Y pienso en que muchas cosas no han cambiado tampoco. Sigo siendo madre de dos hijos, uno de casi 9 años y otro de 4 años cumplidos. Sigo siendo espos…