Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2013

Angustiada.

La entrada que he publicado esta mañana estaba programada, era una entrada frívola que para nada tiene que ver con mi estado de ánimo de hoy.
Ayer a la una del mediodía recibí la temida llamada del Clínic de Barcelona. Como temía la segunda prueba del talón estaba alterada también. El marcador afectado era el de fibrosis quística (FQ). Enseguida me dieron un teléfono del Hospital Sant Joan de Deu para conseguir cita para que le hagan el test del sudor a mi bebé. Llamé inmediatamente y tengo cita para este próximo lunes.
La angustia se ha apoderado de mí otra vez. Hace unos días ya escribí aquí sobre lo preocupada que me quedé con la repetición de la prueba, pero ahora con esta segunda prueba alterada estoy muy muy angustiada. Sé que si mi bebé está enfermo ya no hay nada que hacer. La enfermedad es incurable. Y la esperanza de vida relativamente corta. Sé que si el test es positivo empezaremos una dura lucha el próximo lunes para que mi hijo pequeño tenga una calidad de vida lo más bu…

Qué vida más "triste"!!!

Yo en twitter no sigo a muchas celebrities, no porque prefiero seguir a gente con chicha, que diga algo de sustancia en sus tweets, así que realmente tengo una lista de "siguiendo" variopinta e interesante, desde mamás y amantes de la cocina, pasando por economistas, periodistas, cinéfilos, seriéfilos y locos por los geeks tecnologicos. Pero en instagram es harina de otro costal, ahí me ha dado por seguir a lo que hoy en día se conoce como "it girls" o chicas que marcan tendencia, por eso de que también tengo mi vena voyeur y aunque no pueda permitirme ni un calcetín de los que ellas se calzan, me alucina ver como combinan ropa muchas veces realmente extraña para parecer cool al tiempo que pienso que yo parecería un pato mareado con ese mismo look. Juzgad sino:

Esta es Miraduma, bueno éste es su nick, Miroslava Duma se llama, que es la "it girl" rusa del momento, editora de Harpers Bazaar en su país y periodista freelance de moda.
Su vida, o mejor dicho, …

Nadie como él.

No he tenido tiempo de ver las películas nominadas este año a los Oscar, de hecho de las nominadas en la categoría principal sólo he podido ver Django Desencadenado, porque es de Tarantino y Tarantino se merece mi atención aunque no tenga tiempo para otra cosa desde que soy mamá de dos. Ahora supongo que veré Argo, ya me apetecía antes verla y ahora que es la mejor película del año según la Academia, seguro que la veo, y Lincoln, porque Spilberg aunque chochee muchas veces sigue siendo Spilberg y se merece mi respeto. Y ya veremos qué más puedo ver. Amor me apetece mucho también. Porque ahora con un bebé que no me deja dormir por la noches a pierna suelta aguantar tan solo una simple sitcom sin cabecear es casi misión imposible. Si hasta los capítulos de mi serie del momento, Boardwalk Empire, me toca verlos a días en dos partes, xdddd!!!
Pero no quería hablar de esto ahora, quería contar que estos Oscar han sido los primeros sin mi padre, sí mi padre, ese papá cinéfilo que yo tenía q…

Mamá babeante.

Ayer tuve la tutoría anual con la profesora de mi hijo mayor y he de confesar que iba recelosa y con miedo porque este curso, en casa en concreto, mi hijo ha estado más alterado de lo habitual, considerando que él en general ha sido siempre muy buenazo, hecho que yo misma he relacionado con mi embarazo y la llegada del hermanito, así que imaginaba que en clase la actitud habría sido similar.
Y nada más lejos. Su tutora me explicó pormenorizadamente los ítems y objetivos que habían estado trabajando en clase y cómo él los iba alcanzando adecuadamente para su edad, hasta ahí bien, pero no fue eso lo que más me hizo sentir orgullosa de mi pequeño. Lo que realmente me hizo babear fue escuchar de boca de su profesora lo buena persona que es, un trozo de pan lo definió, que es un referente en su clase precisamente por ser comprensivo y paciente. Que es tranquilo y peca de tímido, tal vez inseguro, pero que por lo demás su actitud es de 10. Y babeé porque creo que en esto su padre y yo tenem…

Criar con apego o cómo ser un bicho raro....

Con mi primer hijo estaba llena de dudas, inquietudes e incertidumbres normales y habituales en cualquier mama novata. Buscaba en internet, consultaba a amigas, a familiares, me volvía loca con unas opiniones tan dispares a otras en temas tan básicos o cotidianos como las horas de sueño, la alimentación, o la higiene. Llegué a tener tantas dudas que al final me di cuenta que tenía que seguir mi instinto o sino me volvería majara. Pero me costó lo suyo.
Por ejemplo con el tema de los brazos. Pongámonos en situación. Una tarde en mi casa con visita de familiares, el peque acaba de tomar el pecho, está casi dormido pero cuando llegan los familiares empiezan con las carantoñas y como quieren verle los ojitos no dejan que se acabe de dormir. El peque se cabrea, normal, prueba tú a que no te dejen echarte la siesta que tanto necesitas y ya verás qué buen humor se te pone, y acaba llorando. La mamá, o sea yo, coge rauda y veloz a su bebé de la minicuna para darle besitos y calmarlo. Y ahí en…

Mama de dos.

Aunque este primer mes ha sido un poco extraño con la inquietud, que aún sigue porque no tenemos los resultados en mano, de la repetición de la prueba del talón, y también con el tema de la posible displasia de cadera, de la que sabemos que es muy leve pero que hay que seguir controlando, la verdad es que me ha pasado volando y en realidad me he dado cuenta que ser madre de dos es todavía mejor que ser madre de uno.
No voy a contar un cuento de hadas, hay momentos en los que tienes al pequeño desnudo a punto de meterlo en la bañerita y el mayor te grita desaforado que acaba de volcar el plato de sopa en la cocina, y entonces desearías ser la oveja Dolly clonada para poder atender ambos frentes. También desearías duplicarte cuando los dos requieren su dosis de amor y mimitos de mamá, porque eso sí el mayor está con una "mamitis" desaforada y yo por supuesto estoy encantada con esto, de ahí que disfruto a tope de esos momentos en el sofá con bebé en el pecho y mayor apoyado en…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …