Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2007

That's entertainment!!!

Definitivamente lo corrosivo está de moda en televisión, ser políticamente incorrecto, borde, atrevido y transgresor es lo que más sube la audiencia. Ejemplos los encontramos fácilmente y variados: desde los altas cotas de "share" que presentaba OT cada vez que las gafas de Risto y él mismo tras de ellas aparecían para destrozar los ánimos de los "triunfitos" con su lecciones de marketing para todos los públicos, hasta la presencia de ese "pseudo"-personajillo llamado Dani Rubio que dio vidilla a una más que agónica edición de GH con su discurso extremista, misógino y racista, pasado de la raya, que ahora supongo, no lo sé, debe seguir propagando en los programas terroríficos de la tarde (vease A TU LADO y similares). En cualquier caso ese tipo de corrosión no me convence, no me gusta, a mí la que me engancha y me hace destornillar de risa es aquella de la que os quiero hablar hoy en mi post, y es la que se desprende en los guiones de NOCHE HACHE o en alg…

Tu felicidad, mi felicidad.

Ella se siente feliz, lo sé, lo noté mientras me contaba las peripecias de su "barrigota" ahora ya muy prominente, sonreí. Tengo ganas de verla y ver sobre todo el motivo de su inmensa alegría, hace días que las circunstancias no nos han permitido ni quedar a tomar un mísero café, parlotear de nuestras cosas, reir juntas… Es lo que tiene tener a tu mejor amiga viviendo a 60 km… Está el teléfono, está el mail, está el messenger, buff, no es lo mismo, para nada.
Atrás quedaron aquellos años de confidencias en el portal de su casa, bajo la atenta mirada desde la ventana del salón de su siempre preocupada madre, no vuelvas tarde, no lo haré, no, atrás quedó aquel rifirafe por un chico que nos destrozó el corazón a ambas, no pasa nada, nos lo volvimos a coser, atrás quedaron aquellas tardes escuchando a los Gun's and Roses, gritando a pulmón abierto la letra completa de "Sweet child of mine" como si se nos fuera la vida en ello, tardes o noches que aún a veces intent…

Me están estresando..... (con acento caribeño)

No hay derecho, llega enero y mi vida se convierte en un stress contínuo y no sólo por el trabajo, por rebajar esos kilitos de más adquiridos en Navidad y por VOLVER (mi pequeño homenaje al triunfo almodovariano) a las rutinas habituales echadas por el suelo en las dos semanitas de fastos recientemente pasadas, sino también por otros motivos menos evidentes. Y es que como es habitual mis momentos de ocio se reducen en inversa proporción a como crecen las ofertas del mismo, y ahora os lo ennumero para que me podáis comprender:
1) Empieza la carrera hacia los Globos de Oro, los Goya y los Oscars, con lo que si no llevas avanzado un buen trecho y has ido viendo lo mejorcito de la cartelera hasta diciembre, la has pifiado, porque llegan todos los nuevos estrenos y entonces ahí se mete un atasco de pelis por ver que no hay cinéfilo (o aprendiz de, como yo) capaz de ponerse al día y mucho menos en enero cuando no te puedes tomar unos días libres para tal efecto (ya que quedaría raro pedir va…

Desde mi ventana.

Ayer hablaba de esas imágenes que no pude captar, de esa maravilla que la naturaleza regaló a mis ojos al despertar, pues bien hoy las bajas temperaturas han permanecido y la nieve con ellas en la montaña así que esta mañana he podido ser testigo otra vez de un magnífico espectáculo al que las gentes de por aquí no están demasiado acostumbradas, nieve en las cumbres, y yo que soy de un lugar mucho más frío y adoro el blanco nuclear con el que se manchan los picos cuando nieva no he podido resistirme a fotografiarlo.
Espero que os guste la vista de "Els Ports" nevados desde mi casa...



Aplicando ecuaciones...

Después de un jueves, no Murphy como los anteriores, pero sí un poco extraño en el que la mezcla de lo positivo y lo negativo, de lo blanco y lo negro, de mis ilusiones y mis obsesiones, pero sobre todo, de mis miedos, me desbordó, ahí queda escrito en este blog ese post-mezcladepensamientoseidiotecesdulcesamargasdearu, llegó el viernes, y la verdad es que amanecí mucho mejor. Algo tuvo que ver subir la persiana y ver desde la terraza de mi habitación, con una sonrisa azul, siempre azul, grabada en mi mente, unas magníficas vistas de "Els Ports" completamente nevados e iluminados por el sol que a esas horas barría el paisaje, ojalá mi cámara hubiera tenido la bateria a punto, os juro que habría hecho una foto y la habría colgado, a ver si mañana siguen las montañas igual de bonitas y puedo tomar una instántanea. Pues eso, que lo que oprimía mi pecho ayer se aflojó ligeramente y me dejó respirar, así que empecé el día con una cierta carga de energía e intenté reflejarla sin m…

¿Simulacro?

Ropa tendida, hoy toda azul, ¿casualidad? Puede que no, pienso en ti.
Una hoja marchita en mi marquesa, ¿se muere? Tal vez la de su izquierda le rompió el corazón y ahora no puede seguir así.
Confrontación de incivilizados, no reunión de vecinos lo llaman, paso, hoy te toca a ti.
Te noto extrañamente feliz, no, es un simulacro de felicidad, es la calma que precederá a la tempestad, di que sí.
Dame un respiro, no, mañana otra vez batalla, no puedo seguir, si puedes, mándame pues un beso y sí.
¿Por qué los buenos momentos son tan efímeros? Es jueves, tal vez sea sencillamente así.
Algo me oprime fuerte en el pecho, un abrazo y vuélvete a dormir.

Viajar sin salir de casa.

Adoro viajar, si tuviera que hacer una lista de hobbies favoritos desde luego éste estaría en los primeros puestos. Hasta hace unos años no podía permitirme hacerlo, era estudiante, no tenía dinero, no era una malcriada a la que sus papis le dieran de todo para darse la gran vida, etc. etc., así que supongo que viajaba con la imaginación, y alguna vez en compañía de mis progenitores, aunque entonces - estúpida idea - no me gustaba viajar con ellos, en fin gajes del oficio, más bien de la tontería que acompaña a veces la juventud. Eso sí en cuanto gané mi primer sueldo lo primero que hice fue pagar la fianza de mi piso de alquiler, porque me independicé ipso facto, y después empezar a ahorrar para mi primer viaje financiado al 100% con el sudor de mi frente. Desde entonces he viajado en la medida de mis posibilidades todo lo que he podido. Y lo seguiré haciendo siempre que me sea posible, todavía me quedan muchísimos lugares por conocer, me gustaría no irme de este mundo sin haberme pa…

Motivos por los que amo el cine III

A veces soy Bob, a veces Charlotte, cuando me siento perdida, en mi Tokio particular, en mi vida, en mi mundo, en mi propia realidad, cuando todo parece difuminado puedo ver esta historia, ¿amor? ¿amistad? Sencillamente una relación especial, infinitamente bella, infinitamente verdadera, y ese maravilloso encuentro final, bañado con música de Jesus and Mary Chain, sencillamente delicioso, aquí teneis un tercer motivo por el que amar el cine:

El desconcierto de Marta.

Aquel viernes Marta tuvo los nervios a flor de piel todo el día. Un cosquilleo intermitente y molesto en la boca del estómago le indicaba que por fin el sábado le iba a conocer personalmente. Dos años habían transcurrido desde que su tío Javier le había facilitado el teléfono de David, uno de sus mejores amigos de su época estudiantil, experto en Econometría y profesor de dicha asignatura en una prestigiosa universidad. Ella necesitaba ayuda para un trabajo de la facultad y aquella mano que le ofrecían le caía como agua de mayo. La colaboración duró unos cuatro meses aproximadamente, tiempo más que suficiente para que paralelamente surgiese una buena amistad entre ellos. Marta acabó el trabajo con éxito en el plazo esperado y obtuvo una brillante nota. Pero siguió maileando y charlando ocasionalmente con su valioso asesor durante mucho tiempo después. David era además de una persona extremadamente inteligente, un hombre muy divertido, con un gran sentido del humor, casi rozando lo gam…

Motivos por los que amo el cine II

Aquí un pedacito de la magia alcanzada por Peter Jackson en una magnánima obra criticada y amada a partes iguales. Yo me confeso fan absoluta de la obra de Tolkien y lo soy mucho antes de que esta trilogía se decidiera llevar al cine, y también admiro el trabajo que hizo el director neozelandés, y he de reconocer que con LA COMUNIDAD DEL ANILLO, la primera parte de la trilogía, me di cuenta de cómo el cine realmente puede trasladar a imágenes historias fantásticas que transcurren en mundos imaginarios que de otro modo sólo podrían construirse en la mente del autor y reconstruirse de nuevo en la del lector, pero que así pueden alcanazar al gran público. Mundos por los que siempre he sentido una gran atracción y que han logrado evadirme de mi propia realidad, viajando hasta ellos y haciendo que con los años mi imaginación no se limite jamás. Hoy os propongo el comienzo de la aventura en la Tierra Media:

SMS

Una cena con amigos a la que llego tarde. Un cumpleaños que felicito. Alguien especial me espera en un aeropuerto, llega con retraso mi vuelo. Él está enfadado, le pido perdón. Mi cumpleaños, buff más mensajes de los que cabría esperar. Me confirman que vamos al cine a ver esa peli que me apetece tanto. Hoy come la familia entera en mi casa, mogollón en la cocina. Él me recuerda que me quiere, sonrío y le respondo. Quedo con P. para tomar café y marujear. Hoy él llega tarde, tiene lío en la oficina. Esta noche salimos todos de fiesta, todos, todos, buen plan! Mi jefe quiere que le llame, cuándo descansa este hombre. Le digo a S. que estoy de vacaciones. Buag, mensaje de la oficina en pleno relax vacacional, me han jodido! Cena en la peña estamos en fiestas. Mi padre tiene problemas técnicos… SOS!! Otro cumpleaños para felicitar. Quedo de nuevo con P. tenemos que hablar, hay noticias frescas. Recoje a la abuela, te quiere mamá. Recibo muchos ánimos, los necesito, gracias. Llega la Nav…

Mis jueves.... no de cine.

Definitivamente los jueves no son mi día, el otro día Monologuista comentaba en su espacio lo malos que resultaban sus martes, pues bien yo creo que puedo afirmar con total rotundidad que los jueves son mi día Murphy, su ley se aplica implacable y de qué modo.
Todo empezó el jueves pasado, servidora se disponía a salir felizmente con su maravilloso coche nuevo de tan sólo dos meses de antigüedad de su plaza de aparcamiento en la empresa cuando echándo grácilmente marcha atrás, por describirlo de algún modo, se encontró un molesto objeto sí identificado como CNCT (coche nuevo de compañera de trabajo, también de dos meses de antigüedad) que operaba del mismo modo, al mismo tiempo y en la misma dirección, produciéndose al instante un choque poco conveniente entre ambos vehículos. Después de un par de desaforados gritos, varias muestras de ánimos encendidos y unos cuantos improperios fuera de lugar, mi compañera y yo rellenamos un parte "amistoso" (ironías de la vida) de accident…

¿Por qué?

¿Por qué no te fijas en las cosas? Porque las cosas no se fijan en mí.¿Por qué te casaste conmigo? Porque me das calor cada noche con tu abrazo y quería tenerlo documentado.¿Por qué te gustan los funerales? Porque es la última oportunidad que tengo de concentrarme en pensar sólo en la persona que acaba de irse.¿Por qué te levantas de mal humor? Porque dormir es mi hobby favorito.¿Por qué eres tan directa? La dirección nos lleva a donde vamos, soy tan perezosa que las "indirecciones" me cansarían demasiado.¿Por qué me enamoré de ti? Porque todos cometemos errores.

Confesiones íntimas III.

Aunque no soy una romántica empedernida, ni mucho menos, más bien se podría decir todo lo contrario, tengo que confesaros que me derrito cada vez que escucho o veo el "Elephant's love medley" de Moulin Rouge, un musical que la verdad me fascina.

Motivos por los que amo el cine I

Expresarlo con palabras, simplemente no puedo, el cine son historias que se cuentan a través de imágenes y qué mejor modo de contaros por qué el séptimo arte me apasiona tanto sino es del mismo modo. Hoy empiezo con la escena final de una de mis películas de cabecera, la maravillosa y tierna CINEMA PARADISO, sencillamente no me canso de verla, me recuerda a mi infancia, muy cerca también de los entresijos de un viejo cine de pueblo, pasad, acomodaos en la butaca junto a Totó y disfrutadla:

Héroes cotidianos.

Para mí Clint Eastwood es hoy por hoy el mejor contador de historias en imágenes que existe. Se ha dicho que es el último clásico vivo, yo la verdad es que no sé tanto, no tengo conocimientos de cine suficientes para hacer tal afirmación. Pero lo que sí que sé es que cada vez que me entero que está trabajando en un nuevo proyecto la emoción me embarga, a medida que voy conociendo los detalles del mismo me pica la curiosidad el tema que va a tratar, y cuando por fin disfruto de su película en el cine, me doy cuenta de que una vez más acabo de recibir una lección de buen cine, de cine con mayúsculas, de personajes con flaquezas y grandezas, pero sobre todo con una tremenda humanidad, ni buenos ni malos, simplemente personas que se enfrentan a las durezas que la vida nos impone a todos y que lo hacen batiendo a sus miedos internos sin heroísmos, simplemente con su propia fuerza, la que todos alguna vez en la vida nos toca sacar para tirar adelante. Cómo olvidar al forajido arrepentido y …

Caeré irremediablemente.....

Tuve noticias de ello hará un par de meses en un blog que frecuento y que tengo enlazado en el mío, el antes conocido como "La chica de la tele" y que recientemente ha experimentado un restyling en formato y en propósitos muy catódico, por cierto. Leí un consejo de su autora en el que convidaba a alejarse del asunto en cuestión, a no caer en las redes, a no sucumbir a sus encantos y más si el sujeto, veáse mi caso, ya había sufrido adicción a patrones similares. Me dije a mi misma que sería un cometido duro, que debería trabajar en serio para evitarlo, pero... tengo que confesaros que soy tan débil, que me temo que no voy a lograrlo. Sólo faltan 17 día de "ná" y ya noto los temblores, los sudores fríos recorren mi cuerpo, sí el 1 de febrero en SCI-FI se estrena la primera temporada de uno de los mayores éxitos televisivos del momento en USA, la serie HEROES, y yo os anunció que la veré, como sea, la veré, y me engancharé como ya lo hice a PERDIDOS, a PRISON BREAK o…

Jugando con Woody.

La mañana de Reyes la mayoría de los niños españoles andaban abriendo los paquetes repletos de regalos que la noche anterior SS MM de Oriente les habían depositado en sus hogares. Al mismo tiempo una servidora, que de momento no goza con la sastisfacción de tener pequeños en casa aún y que tampoco está dispuesta a darle la espalda a su "yo" más infantil, ese que le pide diversión muy a menudo, también se relamía de gusto apoltronada en el sofá con su nuevo pijama de colores de Women's Secret, digo de Papa Noël, dispuesta a gozar de una de sus pequeños pero confesables vicios, disfrutar de una peli de un geniecillo que no viste de colores ni sube encima de trineos, que se sepa oficialmente claro, pero que sí proviene de Nueva York, lleva gafas y hace más magia con su cine que el ratón Mickey Mouse en todo el metraje de Fantasia. Estaba emocionada, dispuesta a destapar esta sorpresa que había permanecido oculta a mí desde el año 2002, y sin explicarme por qué narices no la…

En mi retina... ahora en la vuestra.

En mi retina quedaron grabadas estas maravillosas imágenes en algunos de mis viajes y gracias a mi cámara digital puedo compartirlas con vosotros en mi blog....
PD. En mi espacio antiguo alguna fuerza malévola las borró, o yo que soy un poco torpe, quien sabe.





Las tardes en el invierno.

En invierno las tardes son muy breves. Yo suelo ir a comer pronto a casa de mi hijo y luego me dirijo a dar un largo paseo, bajo el agradable sol que hasta las cuatro de la tarde calienta el camino de la ermita. Me encanta la sensación de calor mezclado con la brisa fría que acaricia mi curtido y anciano rostro, me reconforta y me inyecta vitalidad. A mi edad éste, junto a una reñida partida de mus los domingos con los dos últimos buenos amigos que me quedan en este mundo (el resto ya abonan los cipreses del cementerio), es un gran placer. Porque con la edad la percepción del disfrute cambia, y de qué manera, ya lo veréis, si tenéis la suerte de llegar, que no todos pueden alcanzar los 87 claro. Y es que el panorama es terrorífico, más que una película de Bela Lugosi. No puedo permitirme los dulces, tengo diabetes desde hace veinte años. Ni siquiera logro recordar el sabor, a veces me descubro a mi mismo con los ojos cerrados tratando de rememorarlo, y no lo consigo, se borró de mi me…

Pesadillas II.

La imagen se presenta clara y nítida, él conduce y ella le mira desde el asiento del copiloto, sus ojos denotan odio, rencor, desamor fraguado a base de años. Él siente un leve sopor, tal vez necesitaría descansar, pero mejor va a ser callar, no decir nada, él puede aguantar, si se queja o plantea la posibilidad de hacer un alto en el camino ella enfurecerá, tiene demasiada prisa y volverán a discutir. No vale la pena. Sus gritos nunca llevan a nada. Sus confrontaciones son tan absurdas como el seguir viviendo juntos después de tantos años. Pero la maldita inercia les impide hacer algo al respecto, acomodados en su indigna existencia, en su patética y malsana rutina, se han convertido en expertos en hacerse daño y ni siquiera les importa lo más mínimo. En cualquier caso hoy todo va a finalizar. Yo les observo desde el asiento trasero. Sé qué me encuentro ante el momento exacto. Lo veo todo desde mi privilegiada butaca. Vuelvo a tener miedo, un escalofrío recorre mi cuerpo. Entonces él…

Confesiones íntimas II.

Con este post continuo con mi serie de confesiones para la posteridad y de paso para vuestra vergüenza ajena y no quiero os contar la mía propia, poniendo al mismo tiempo a prueba mi capacidad colgando vídeos de Youtube gracias a la inestimable ayuda recibida de mi estimada compañera Pi. Chatina "vamo a vé" qué sale del experimento.
Empezaré diciendo que el segundo de mis secretos inconfesables, no de alcoba, pero sí de infancia, fue que comencé a demostrar mis altos índices de "frikismo" a muy temprana edad manifestando un creciente interés por las pelis de Fu Manchú, sí, aquel chino poderoso, malvado y brillantemente genial, que nació a principios del siglo XX de la pluma del escritor Sax Rommer y que fue el personaje central de multitud de films de serie B en la década de los 60. Sí, aquel villano que odiaba todo lo occidental, que casi siempre fue interpretado por el prolífico Christopher Lee, de los Lee de toda la vida vaya, y que en todas las ocasiones acababa…

Pesadillas.

Abro los ojos de repente, el corazón me palpita, intento respirar hondo y me doy cuenta de que ya no sigo soñando, me desperezo, aún es noche cerrada, permanezco un momento quieta y me reincorporo en el sofá, la luz de la farola que da al mirador de mi salón está parpadeando, en el televisor el sonido está quitado y la teletienda inunda la pantalla, la apago, me estremezco, tengo miedo, la pesadilla que acabo de experimentar ha sido terrible otra vez más, su reiteración me recuerda que los hechos no van ligados inherentemente a lo onírico, hay más, hay realidad, una realidad demasiado cruel para ser aceptada. Me levanto y me dirijo hacia la cama, Jorge duerme como un bebé, en el suelo yace su MP3, cayó allí mucho después que su dueño en brazos de Morfeo. Me acuesto, miro el reloj despertador y me doy cuenta de que aún me quedan un par de horas antes de que su infernal ruido empiece a invadir la habitación indicándome que la noche ha acabado, que hay que volver a la rutina del trabajo …

Deseos catódicos para el 2007.

Empecé el nuevo año tomando las uvas como todo españolito que se precie (recordad lo que dice la canción de Mecano: “Entre gritos y pitos, los españolitos, enormes, bajitos, hacemos por una vez, algo a la vez.”) pero sin pedir ningún deseo concreto, porque sí, se me olvidó, luego lo pensé y ya había pasado todo: el beso de película que cada año me estampa mi chico tras tragar la última uva, la ronda de cariño fraternal y buenos deseos entre mi grupo de amigos, los colapsos de la telefonía móvil, yo ya paso de pillarlo esa noche porque es imposible comunicar con nadie, y el tradicional brindis por el año nuevo en el que el exceso de vino de la “Terra Alta” (si no habéis probado los caldos de esta zona del sur catalán os los recomiendo encarecidamente porque son una maravilla) tomado durante la cena hace que las copas ya no choquen con la misma elegancia y sofisticación que en los primeros intentos de la noche, así que me dije, bueno ahora ya no vale. Pero qué narices estamos a 4 de ene…

Una semana.... de cine!

Sin haber superado aún los fastos navideños -os recuerdo que todavía nos queda hincar el diente en el roscón, comprobar que tampoco nos ha tocado nada en el Sorteo del Niño y esperar a que SSMM de Oriente, que no de la Zarzuela, nos sorprendan la mañana del 6 de enero con algún presente si hemos sido buenos cosa harto difícil la verdad- todos aquellos que amamos el cine y que por tanto nos consideramos cinéfilos podemos afirmar que ya hemos recibido el verdadero regalo de estas fechas. Y es que no me digáis que no es una bendición la semanita de estrenos que tenemos ante nuestros ojos, mejor dicho en nuestra cartelera.
Semanita maravillosa que empezó el viernes pasado con el esperado estreno de BABEL, la última cinta de Alejandro González Iñarritu, y que ha continuado con el avance de estrenos de esta semana a hoy miércoles de suculentas películas como la primera parte del díptico con el que nos deleitará este año mi adorado, estimado y auténtico genio del séptimo arte, Clint Eastwood,…

Confesiones íntimas I.

Releyendo mi primer post del año 2007 me he dado cuenta de que ha quedado tremendamente trágico, sí ya lo sé, si lo he escrito es porque simplemente he querido reflejar en mi blog y bajo mi prisma personal las duras realidades que han azotado el panorama mediático en estos últimos días. Pero como tampoco me apetece que esto quede tan terrorífico y de momento aquí en mi blog sigo mandando yo, pues voy a contrarrestar los efectos del anterior post con una nueva entrada que inaugura una serie de escritos que iré insertando poco a poco y de un modo espaciado sobre aquellas pequeñas confesiones "inconfesables" de mi vida: hechos, gustos o afinidades que me harían tal vez sonrojar un poco si debiese contarlos con vosotros de cuerpo presente. En primer lugar y a tenor del programa navideño especial que emitieron en CUATRO el viernes pasado (Lunny ya te dije que alguno de esos iba a acabar viendo yo) os confesaré que..... mi película favorita de Disney también es EL REY LEÓN, y hast…

La resaca.

Sí, debo deciros que aún me dura cierto malestar físico por los excesos festivos acometidos este fin de semana largo. Y es como a veces soy un poco brutica, es lo que tiene ser de pueblo, y en particular de uno como el mío, pues no me conformé con salir sólo en Nochevieja, sino que también lo hice el día anterior, y claro una no tiene ya la costumbre que tenía, el cuerpo ya calza 30 tacos, y nada es lo que era. Pero bueno hoy no quiero hablar de los perjurios que llevo lanzando desde hace 24 horas sobre mi persona y mis malos hábitos nocturnos, no quiero escribir sobre esa resaca sino sobre otra, la que me provocaron algunos de los acontecimientos del último fin de semana del 2006. Y es que el sábado por la mañana amanecí, como imagino casi todos los españoles, con mis pequeñas preocupaciones diarias: felicitar el cumpleaños a un amigo, volver a pensar con detenimiento qué me iba a poner para la cena de Fin de Año (en esta ocasión iba de restaurante con los amigos y había que acudir m…