Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2008

"Aliños".

A quien madruga Dios le ayuda, jamás hubiera imaginado que mi horario habitual de levantarme de la cama sea el día que sea llegaría a ser las siete de la mañana ya que soy de las afortundas que en día laborable me levantaba a las ocho y en festivo no os quiero ni contar, pero con la llegada de mi peque la corneta suena cada mañana en forma de lloro a las siete sin distinguir domingos de lunes ni de miércoles.
Y no me puedo quejar porque mi niño tiene seis semanas y ya desde hace bastante duerme toda la noche de tirón, desde las once y media hasta las siete, un lujazo vaya. Por lo que tengo entendido pocos recién nacidos adoptan esta sana costumbre, sana para ellos y más sana para los papás, para que vamos a engañarnos.
Además estar en pie a esas horas tiene muchas ventajas, aprovechas más el fresco de la mañana que con los calores que hace ahora en verano es de agradecer, y a parte tienes la oportunidad de revisar por enésima vez esa legendaria serie de la infancia que era V en Cuatro. …

Excursiones.

De no haber sido mamá ayer hubiera ido de excursión al concierto de Barcelona del "Boss". Sí, tenía las entradas y todo, me las había comprado por sorpresa mi hermanita antes de saber que estaba embarazada para regalármelas por Navidad, pero cuando supimos la feliz noticia, nos dimos cuenta de que no podría ir, así que al final se las quedaron mis padres, ellos disfrutaron ayer de la música del genial Bruce Springsteen en la ciudad condal.
Como he sido mamá este fin de semana la excursión fue distinta. Mi peque viajó por primera vez a mi pueblo natal y he de decir que le encantó. Fue todo un éxito, se portó muy bien allí. Le sentó bien el cambio de aires y estar en mi tierra. Y es que el aire que se respira allí es fabuloso.
En pocos días, en dos semanas exactamente, volveremos a pasar allí las vacaciones, este año al ser él tan chiquitín no nos atrevemos a viajar más lejos. Y visto lo visto creo que le gustará pasar los días de agosto en mi pueblo, que en breve sentirá tambié…

Música que une.

Jamás hay que sobrestimar el poder de la música. No en vano funcionó el "Calling all angels" para que mi niño se decidiera a venir a este mundo, sí ese que entoné hace ahora un mes desde este mi humilde blog. Mientras estaba embarazada escuchaba mucha música, muy variada y siempre dependiendo de mi estado de ánimo, con algunas de esas canciones he ido ilustrando mis últimos meses de blog, y todas ellas las ha escuchado mi niño desde mi vientre. Pues bien hoy como os digo cumple su primer mesecito de vida y como regalo esta mañana le he puesto una selección de aquellas canciones que me han ido acompañando durante ese viaje maravilloso que hemos atravesado juntos y que es la gestación de su vida. El resultado ha sido fantástico, él se ha relajado un montón y le he visto más feliz que una perdiz. Y qué bonito es observar su carita de alegría, no me canso de mirarlo, creo que lo voy a desgastar de tanto fijar mi mirada en él... ayyyyyyyys por favor qué tontica estoy!

¡Adios Juanito adios!

Soy culé, pero no soy socia del Barça y el domingo pasado no pude votar en esa famosa moción de censura al presidente blaugrana. Pero si hubiera podido habría votado que no. Y habría sido así porque no comprendo que culpa puede tener Laporta en la mala actuación del Barça la pasada temporada. Yo soy de las que creo que la culpa es muy fea y no la quiere nadie, pero si hay que asignar responsabilidades, esa expresión me gusta más, se las damos a los jugadores que fueron los que hicieron el "panoli", después al entrenador que no supo como entrarlos en vereda porque era demasiado bonachón, y bueno en última, ultimísima instancia podríamos dárselas a la directiva, que bueno vale no se dió cuenta el año pasado que los cuatro fantásticos y el entrenador que mejor promociona el champú Fructis Hidrarizos no iban a dar los frutos esperados pero bueno ahora lo están arreglando, se están desahaciendo de jugadores como Deco que no dieron la talla, le hacen la "puñeta" a otros …

Qué vicio!

Yo no quería, yo no quería, de verdad, os lo digo en serio, no quería tener consolas en casa de ningún tipo. Jamás acepté la tentación de comprar la Play 1, ni la 2, ni la 3, ni la PSP, ni la WII, cuando esta Navidad todos mis amigos fardaban diciendo que tenían una, no yo me mantenía fría ante este tema como un témpano, y advertía a mi marido que no se le ocurriera regalarme una jamás.
Pero todos caemos alguna vez, hasta ha caído el arco del Perito Moreno en pleno invierno austral, y cuando el día 25 de junio, día de mi cumpleaños, mi chico apareció en casita con un regalo preciosamente envuelto, lo abrí y ví aquella maravilla de Nintendo DS en su interior, toda azul y con su "Más brain training" y todo, me puse como loca de contenta. Y bueno desde entonces hasta hoy no ha pasado día que no haya tenido mi ratito para la Nintendo DS. Mientras le doy pecho a mi niño, o cuando duerme si yo no puedo conciliar el sueño, o cuando sea, mi ración de "Práctica diaria", de &…

Sweet child of mine.

Empiezo a escribir este post pero no sé cuando lo acabaré. Esto ahora es así, el tiempo y las tareas van en función de mi pequeño, así que todo es imprevisible, todo es una aventura!
Comenzaré contando un poquito mi experiencia maternal, ya me habéis aguantado las neuras de todo el embarazo así que ahora os toca esto, es lo que hay, jeje!
Hace tres semanas exactas, de madrugada, andaba yo sin poder pegar ojo desde las cuatro. Sentada en el sillón de mi salón con la última entrega de Harry Potter en las manos leyendo y pensando en lo horrible que era aquella situación de incomodidad absoluta y con mi bebé sin querer salir. De repente sobre las seis de la madrugada creí notar romper aguas, como era novata, no estaba segura, no fue en plan peliculero de charco en el suelo, simplemente fue algo muy flojito así que tuve que estar un buen rato comprobando que realmente aquello fuera lo que yo creía que era. Cuando por fin me di cuenta de que sí lo era, desperté a mi chico que dormía como un b…

Punto y a parte.

Si este mes de junio de 2008 voy a recordarlo siempre será por la llegada al mundo de la cosa más preciosa que he visto jamás, mi niño. Pero también lo recordaré por el estupendo show de fútbol fantástico que nuestra selección me ha regalado. La baja primero médica y después maternal me ha permitido ver todos los partidos quitando el de Grecia, así que se puede decir que casi lo he visto todo. No hablaré de la calidad de los jugadores, bien lo han hecho quienes entienden más de esto, no hablaré del talante y la templanza del seleccionador, no hablaré de la euforia colectiva de todo un país (quitando alguno amargados que no vale la pena mencionar), pero sí diré que han sido unos días deportivamente hablando fantásticos, que he disfrutado como hacía tiempo que no disfrutaba y que ver un equipo joven y tan cohesionado como éste, es una gozada, enhorabuena chicos, definitamente soís los mejores!!!!