Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

Un poco de todo...

Si fuera un móvil ahora mismo debería conectarme a un cargador porque ando con los niveles bajísimos. Estoy cansada de dormir poco y mal, mi hijo se ha vuelto a resfriar y los conciertos de tos son una constante cada noche, ni la cebolla abierta en la habitación, ni el jarabe que recetó el pediatra hace un par de días, parece que surgen efecto, cuando arranca "por soleares" es terrible. Y lo malo de todo no es que yo esté agotada, es que él también lo está, y claro el pobre no puede levantarse por la mañana y va como un zombie, factores que repercuten en el humor como bien sabéis las que tenéis/tratáis con niños. Por otro lado en el trabajo estoy teniendo días frenéticos de mucha actividad y lío que hacen que me pasen las horas volando pero que me dejan exhausta también. Así que aunque busco huecos para seguir un poco los blogs cada vez se me complica más el asunto. Mi cabeza hierve con mi lista de cosas pendientes que tengo por hacer y me agobio solita. Además con el asunto …

En busca de la paciencia perdida.

Aunque me cueste horrores reconocerlo soy una impaciente de tomo y lomo. Por más que intento evitar esta actitud, por más que trabajo en reforzar ese bien tan preciado y tan escaso como hoy en día es la paciencia, he de ser sincera conmigo misma, fracaso estrepitosamente. Y mi comportamiento esta semana lo explica perfectamente.
Veréis que estoy bastante ausente de la vida blogger, entre el trabajo que me agobia estos días con asuntos pendientes a millones a la par que urgentes, mi suegra (este tema merece capítulo a parte pero creo que lo voy a obviar porque la verdad no vale la pena ni desgastar fuerzas escribiendo sobre ello) y por último yo misma que estoy un poco más plof de lo habitual y me tomo las cosas fatal, estoy que sinceramente no doy pie con bola. No tengo tiempo para nada, y la sensación de desorganización en mi vida me reconcome, sobre todo porque veo que afecta a mi hijo y ahí no transijo.
Esto no es nada distinto a cualquier otra época de estress en mi vida pero claro …

Y puse unas velitas para...

Tengo tan poco tiempo para escribir y bloggear que me agobio pensando en la cantidad de cosas que os contaría y de las que no encuentro momentos para hablar. A ratitos perdidos, por la blackberry durante el día, o de noche delante de la tele antes de caer como una marmota dormida en el sofá, voy leyendo y comentando vuestros blogs, no me gusta atrasarme en el seguimiento bloggero. Pero escribir, encontrar el ratito perfecto para escribir, es ahora mismo casi misión imposible. ¿Por qué? No sabría explicaros, pero es así, mi vida ahora es así.
Hoy vuelve a ser martes y ya voy tarde en postear sobre mi último descubrimiento teléfilo. Esta noche A3 continua con la emisión del tercer episodio de la fabulosa serie revelación británica (y también la más costosa), Downton Abbey. Puse varias velitas para que la serie, largamente anunciada por la cadena de San Sebastián de los Reyes, tuviera una buena audiencia en el reñidísimo, a la vez que cutre, prime time español, y así evitar que la retirar…

¿Dónde está mi bebé?

Desde el día que nace un hijo los cambios que va experimentando con el tiempo son alucinantes. Al principio son tan chiquitos, vulnerables, dependientes de las madres, poco a poco sus descubrimientos son sorprendentes, su primera risa, su primer pasito, su primer gu-gu, cada acción nueva que realiza la observamos expectantes y llenos de emoción. Sin darnos cuenta agotamos ese tiempo tan corto y maravilloso que nuestro pequeño tiene de bebé. Y llega un buen día que miras a tu hijo y te das cuenta que ya no es precisamente un bebé, es un niño, simplemente. En mi caso no me di cuenta de ese cambio cuando pasé de comprarle ropita en la sección baby a adquirirla en la sección toodler, básicamente porque mi hijo gastaba ropita de toodler mucho antes de cumplir los dos años. Creo que no me he dado cuenta de que mi bebito no era tan bebito hasta hace pocos días. Y dos hechos han dado el pistoletazo de salida a esta nueva consciencia sobre mi retoño.

El primero ha sido la preinscripción escolar…

5 pequeños detalles que me hacen sentir mayor...

- Se supone que no aparento la edad que tengo, hace pocos días "adivinaron" mi edad y me dijeron que tenía 25 (yo no sé lo que toma la gente para flipar así pero bueno) y sin embargo en muchas ocasiones, me tratan de usted, y yo normalmente me giro hacia atrás pensando que no hablan conmigo sino con alguna señora mayor que pulula cerca.

- Zappineando el otro día vi como en Cuéntame ya van por el año 81, año que recuerdo perfectamente en mi memoria, vamos que ya tenía 5 años y empezaba a ser consciente de las cosas.

- En una conversación el otro día durante una comida con gente del trabajo me sorprendí al ver que yo y otra compañera tres años mayor que yo éramos las únicas de la mesa que conocíamos la existencia del Libro Gordo de Petete.

- Veo una foto de Taylor Lautner (el lobito de la saga Crepúsculo):


y una foto de Jon Hamm (el increíble Don Draper en Mad Men):


y vamos no dudo con quien me quedaría.... el "viejuno" seguro... aunque vaya "viejuno"!!!!

- No me…

El mundo es un pañuelo.

Y no paramos de encontrarnos mocos por todos lados. Hoy mi post tendrá un tono poco habitual en mí pero es que la circunstancia que os contaré me ha provocado un profundo malestar y necesito contarlo.
I. trabaja en mi empresa ocupando un cargo directivo. Yo fui su antecesora pero la complejidad del puesto y la presión del mismo hizo que decidiera dejarlo yo por mi propia voluntad al cabo de cierto tiempo. Además quería ser madre y sabía que con un trabajo así no podría ni reducirme la jornada ni disfrutar de mi hijo como ahora hago. Dejé de cobrar un maravilloso sueldo pero empecé a vivir una maravillosa vida al regresar a mi cargo anterior, con cierta responsabilidad sí, pero no tanta.
Pasó el tiempo e I. hizo una gran labor en ese puesto, todo el mundo estaba contento, y yo que la había recomendado como mi sustituta aún me sentía mejor, más orgullosa de mi decisión. Hizo cambios drásticos en el departamento y los hizo con contundencia pero aportando un tono social que me gustó mucho. …

Mini tweets.

Como voy mal de tiempo, a modo y manera del popular sitio de microblogging os dejo hoy unas pinceladas rápidas que me apetece compartir:

- Mi última descarga en la APP STORE: Baby proof. Ideal para niños "manazas" como el mío!

- Me gustaría fomentar la creatividad de mi hijo con: Create a world. Me apetece ponerme a jugar a mí y todo ahora mismo!

- Semana de Carnaval... y el disfraz elegido es de.... Pocoyó!!!!!

- Me declaro fan absoluta del cable adaptador HDMI que conecta mi MAC y mi televisor SONY BRAVIA. Un nuevo horizonte telecinéfilo se abre ante mis ojos!

- La gran calidad de las canciones y puesta en escena de GLEE es inversamente proporcional al poco interés que me está suscitando la trama de esta segunda temporada... malo!

Balanza.

Lo que me preocupa ahora....

- Haber acertado con el colegio elegido para mi hijo. Todavía no sé si va a entrar, hasta el próximo 15 de marzo no se publican las listas de admisión, pero como casi siempre que tomo una decisión importante en mi vida, las dudas vuelven a mí al cabo de un tiempo y me machacan. Desde luego lo elegí con convicción, para muestra un botón. Pero mi cabecita no para de dar vueltas al asunto y tengo miedo de haberla pifiado.

- Es la actitud de mi hijo con el control de esfínteres, sí ya sé que soy pesada con el tema, pero es que hay para ponerse pesada con esto y ahora veréis por qué. Sé que está perfectamente maduro en este aspecto porque a sus 32 meses en la guardería y desde hace un par de semanas hace todos los pipis en el wc sin problema y lleva el pañal seco todo tiempo que permanece allí, pero en casa sigue en sus trece, no quiere ni hablar de sentarse a mear en el wc ni de broma. Yo no le presiono porque ya lo hice el verano pasado y fue un desastre, una g…