Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

El lado oscuro del porteo.

Portear es maravilloso, sentir a tu bebé pegadito a ti, su respiración pausada, sentir su olor, darle un beso en cualquier momento, tener las manos libres, los oídos también libres de lloros de fondo, portear es un bálsamo que una vez descubres crea adicción, que me lo digan a mí que estoy amortizando mi Emeibaby a tope.
Pero amigos en estos bucólicos momentos siempre hay un pero como una casa y ese pero es la caca volcán, veáse al churrete de caca líquida de lactante que sobresale por los bordes del pañal manchando la ropita de la mama de bonitas cacas amarillas o verdes, según le bienparezca al amoroso bebé, y dejando un olor imborrable de la camiseta de su progenitora, o la otra opción es el vómitus ininterruptus, es decir el reflujo maravilloso de leche agria que nuestros dulces tesoros sacan por su boquita y que imprengnan mis rizos dejándolos con más apelmazamiento que cualquier Gel Fructis Style que se precie, xddd!!!!  Pero como nada importa porque el amor de tu bebé puede con…

Retornos primaverales y mi nostalgia.

Esta semana llegó la primavera y con ella regresan dos de mis series de cabecera, en AMC Mad Men, y en HBO, Game of Thrones. Ya desde hace un tiempo vivo sin vivir en mí cuando regresan ambas series porque soy fan, muy fan de ambas.
Este año además es especial porque estas dos series eran las favoritas de mi padre, el año pasado al fallecer en junio no las acabó de ver y ahora sólo espero que allá donde esté las pueda disfrutar.
Me emociono al pensar que veré cada capítulo pensando en él, será inevitable, porque cada semana los comentábamos juntos y ahora ya no podré seguir ese ritual. De hecho el año pasado lloré viendo el fabuloso capítulo de la batalla del Aguasnegras de Game of Thrones pensando en lo bien que se lo habría pasado él con un espectáculo así. Y también lloré viendo la finale de la quinta temporada de Mad Men porque sabía que él cada año lamentaba que la serie tuviera tan pocos capítulos, se le hacía corta, como a mí.
Ahora cada vez que empiezo a ver una serie nueva me…

Mis dos últimos descubrimientos imprescindibles de puericultura.

Con mi hijo pequeño he descubierto dos piezas imprescindibles de puericultura con las que no contaba al nacer mi hijo mayor pero que ahora me están facilitando mucho la crianza.
La primera es el móvil de la cuna grande, cuna que no uso para nada, evidentemente mi bebé o duerme en la minicuna o en nuestra cama de matrimonio, o en la hamaquita, pero no en la cuna que está montada en su habitación y luce muy bonita pero nada más. La cuna es la que el peque ha heredado del mayor evidentemente y está montada por si las moscas, pero con el mayor la usé más bien poco, así que cuando unas amigas me regalaron un bonito móvil de cuna musical lo monté allí un poco incrédula. Ellas aseguraron que era una maravilla así que un día decidí poner allí al bebé con la musiquita y oye mano de santo al nene le encanta pasar un ratito embobado con las luces y la música, una bendición! Lo relaja que no veas. Y a mí por ejemplo me permite ducharme sin estar a punto de partirme la crisma en el intento porque …

Nucky Thomson, "the last boardwalk hero".

Mi padre me lo contó tiempo antes de morir, me dijo: "Cariño tú que aprecias la trilogía de El Padrino, no puedes perderte Boardwalk Empire."
Y la verdad es que llevaba tiempo queriendo ver esa serie, a sabiendas que como con anteriores recomendaciones de mi padre, como The Wire, no iba a defraudarme, mi padre me conocía muy bien.
Y antes de Navidad con el parón de series típico del momento mi socio y yo nos pusimos en faena. Lo bueno de conocer a su protagonista Nucky Thomson en los tiempos que corren es que te das cuenta de que las cosas tampoco han cambiado tanto desde los años 20, los felices años 20 de la Ley Seca americana en la que se desarrolla la serie y que sirvieron de cuna para la procreación de la mafia, tanto en Chicago, la ciudad de la mafia por antonomasia, como en Nueva York, o Atlantic City, ciudad donde acontece prácticamente la mayor parte del argumento de la serie.
De hecho aquellos años de alegría económica fueron los predecesores del fatídico "Cra…

Las amistades 2.0.

Podía intuirlo por sus blogs, o por sus comentarios twitteros pero la verdad es que ha sido gracias a un par de posts, justo éste y éste, cuando esta semana he conocido mucho mejor la maravillosa relación de una tribu 2.0 muy particular y su particular manera de demostrarse su sincera amistad a través de una manta de patchwork.
Y eso me ha hecho plantear como realmente la vida 2.0 a veces depara sorpresas maravillosas y permite conocer a gente increíble con la que se conecta mucho mejor que con la que nos toca lidiar en nuestra vida 1.0 muchas veces.
En realidad como digo llevo largo tiempo siendo bloggera y todo empezó por los ánimos de mi mejor amiga 2.0, Pi, que con su blog, me animó a ponerme con este mío en diciembre de 2006, no ha llovido ni nada desde entonces. Ella vive en Girona y yo en la provincia de Tarragona, y nos conocimos un tiempo antes en un chat divertidisimo de cine en el que jugábamos a adivinar películas, un vicio total pre-Apalabrados y Whatsapp. En el verano de…

El sexo cuando hay hijos, mi experiencia.

Esta semana he podido leer dos interesantes posts sobre el sexo después de tener hijos, uno aquí, y otro aquí. Los dos son muy completos, uno más personal y el otro más divulgativo, de hecho este último además de describir perfectamente muchas de las cosas que he vivido en primera persona, aporta soluciones que en mi caso veo ciertamente impracticables primera porque todas ellas parten de la premisa de buscar momentos para la pareja y eso es hoy por hoy muy complicado. Al menos yo soy incapaz de irme tranquila a echar un polvo con mi marido y dejar a los peques con la abuela, ni mucho menos irme un fin de semana o unas vacaciones en plan pareja, la verdad, los dejo encantada si tengo compromisos de trabajo, o asuntos médicos, pero no me relajaría dejando a mis hijos para tener sexo, no va conmigo.
Ya lo conté muy bien aquí, en un post del año pasado, y no quiero repetirme sin necesidad, pero es cierto que para mí quedarme embarazada y tener hijos si bien ha sido lo mejor que me ha pas…

El control de esfínteres tardío.

Pasado el susto de la prueba del talón de mi hijo pequeño esta semana estoy feliz como una perdiz. Cuando uno recibe un susto así se da cuenta de a veces se preocupa por verdaderas tonterías y no valora lo esencial de la vida que es la salud de las personas que más quiere.
Tengo que dar gracias porque realmente tengo una familia maravillosa. Y ahora quiero entrar al trapo con un asunto del que llevo tiempo queriendo hablar de nuevo.
Ya conté en el pasado y en muchas ocasiones como el control de esfínteres de mi hijo mayor ha sido y sigue siendo con casi cinco años un suplicio.
El pipí lo controló a tres meses de cumplir los tres años y como siempre digo en el momento en el que él quiso y se sintió cómodo y preparado. El verano anterior lo habíamos intentado con dos años recién cumplidos por prescripción de la guardería y fue un auténtico fracaso.Yo era una mamá novata y poco experimentada que accedí a quitar el pañal a mi hijo cuando en la guardería me lo recomendaron, aún sabiendo e …