Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2007

London calling (Chapter Two)

Si París nos quiso regar todo el tiempo para ver si crecíamos, Londres se dió por vencido y lo dió por imposible. Así que el segundo día en la capital británica fue otra hermosa jornada soleada de temperatura suave que invitaba a salir a la calle y disfrutarla al máximo.
Nuestro primer destino fue el Brittish Museum, famoso en todo el mundo por ser uno de los más espectaculares que existen. Además es gratuíto, cosa que es de agradecer en una ciudad que es cara hasta decir basta.
La lista de piezas especiales que contienen sus paredes es interminable pero yo sinceramente me quedé paralizada con la parte egipcia, sobre todo con la sala donde se conservan una buena muestra de momias reales que dan verdadera grima! Me encomendé a los dioses para no tener pesadillas aquella noche.


Aunque los expolios al Partenon de Atenas también son una parte muy visitada, yo personalmente tenía ganas de verlos desde que viajé a Grecia y me contaron todo lo que faltaba y que tenían bien guardado los ingleses…

London calling (Chapter One)

Dejamos París de buena mañana. A las diez en punto (yo es que soy de poco madrugar ejem ejem) tomamos el Eurostar desde la Gare du Nord rumbo a la capital británica. Au revoir mon amour! London is calling me...

La pringada de servidora se imaginaba que iba a tener hasta síntomas de cambio de presión en los oídos con eso de viajar bajo el mar por el Canal de la Mancha, una iba avituallada hasta con un paquete familiar de chicles Orbit sin azúcar que no provocan caries y que encima te hacen una limpieza bucal que ni el mejor dentista de Clínica Vitaldent ha conseguido jamás de los "jamases". Pero sorprendentemente no pasó nada, leñes de no ser por un grupito de americanitos superguays y superchachis que viajaban al lado, que gritaban más que Robin Williams en UNA JAULA DE GRILLOS y que no paraban de grabar con su megacámara que te mueres, no me entero ni de que nos metíamos ya en el túnel, como siempre voy dormitando cual marmota... Menos mal que andaba bien despierta al llegar…

París je t'aime! (Episodio II)

En episodios anteriores... Aru vagaba con su chico por las calles de París paraguas en mano y mirando con ojos desafiantes a un resfriado que simplemente le respondía altivo: "Ya nos veremos las caras ya!"...

Y es que si París quiso mostrar su lado más cálido en nuestra mañana "montmartrera" de regreso al centro cambió de opinión de repente.
Pero estábamos en la Ciudad de la Luz y nada importaba. No había tiempo que perder y Notre Dame y la Sainte Chapelle iban a ser nuestros próximos destinos. De ambas diré que la segunda me eclipsó con su belleza, más incluso que la primera. En la fotografía no se aprecia bien pero las vidrieras de esta maravillosa capilla te transportan con sólo mirarlas al mismísimo cielo...
Aún con todo no me atrevería a confesarlo en presencia de las maléficas gárgolas que avisté con el zoom de mi cámara.
Un buen rato después el Arco de Triunfo y los Campos Elíseos los vimos a remojo para variar... Mientras la noche se cernía sobre nosotros. Segu…

Paris je t'aime! (Episodio I)

La catástrofe se cernía sobre la Ministra de Fomento mientras Aru esperaba suspirando "Paris je t'aime" en la cola interminable de Air France en El Prat el pasado 5 de agosto. Pero la hora llegó y mi vuelo salió sin retrasos.La Ciudad de la Luz curiosamente me recibió de noche, y no pude resistirme a empujar a mi querido marido a pasear bajo la luna parisina. La primera sorpresa fue los Jardines de Tuilleries, situados justo enfrente de nuestro hotel, allí una preciosa noria nos daría la oportunidad por primera vez en nuestra vida de observar la bella París mostrándose altanera y orgullosa con su iluminación de noche.
Si alguien fue una fiel compañera en nuestro viaje a París esa fue la lluvia, no nos falló, no nos dejó ni a sol ni a sombra y ella fue la culpable de teñir de gris nuestro paseo mañanero rumbo a la Tour Eiffel del primer día. Aún así las vistas desde el último piso de esta conocida torre no dejaron de ser sumamente impactantes. Ésta era la vista del Campo d…

Home sweet home!

Me encantan las vacaciones, viajar, hacer excursiones, salir con los amigos, pasar tiempo con la familia, pero si por algo me gusta que éstas finalicen es por volver a casa, al hogar dulce hogar, y es que como aquí no se está en ninguna parte, ¿verdad?
Tres semanitas han transcurrido desde que emprendí con alegría mi periodo de descanso estival, tres semanitas que han pasado volando pero que han cundido un montón, si hasta me ha dado tiempo de pillar un resfriado terrible, nada que he aprovechado muy bien las vacaciones y ahora que lo que se daba ya se ha acabado, a volver al tajo pensando que ya falta menos para el próximo asueto.
A partir de hoy aquí me tenéis volviendo a daros la brasa con mis rolletes en forma de post, que ya tenía ganas, porque aunque no os lo creáis he echado mucho de menos a mi blog y a todos los bloggers que visito y me visitan habitualmente, así que sólo me queda deciros una última cosa en este post de reentrada: YA ESTOY AQUÍ!!!!!
En los siguientes posts monote…

Parada técnica.

Recién llegada de la ciudad con más flema del mundo mundial, es decir, Londres, y con la vista puesta ya en las fiestas patronales de mi pueblo hacia las que partiré mañana mismo, he hecho una parada técnica en casita, para suspirar un poco aquello de hogar dulce hogar, y como no para buscar un huequecito y entrar a mi blog que el pobre anda triste y solitario estos días.
Gracias a todos los que os habéis acercado igualmente a saludarme a pesar de mi ausencia, sabed que vuestros comentarios me han hecho una ilusión tremenda, de verdad!
En cuanto acabe mis vacaciones tendré tiempo para hacer un post más detallado acerca del viaje, o dos, o tres, o los que se tercie, porque esta semanita tan maravillosa que he pasado da para mucho contar pero de momento no quería dejar de deciros que me ha encantado la ruta, que me ha emocionado la bellísima París y que he alucinado con la impactante Londres, y que aunque ambas capitales son realmente interesantes y considero que hay que viajar a ellas, p…

Perfect day.

No encontraba las imágenes, ni la música, ni las palabras que rellenaran mi post de hoy. El de mi primer día de vacaciones, las tan ansiadas vacaciones. Así que he pensado que no había nada qué decir, simplemente éste era un día perfecto en sí mismo, después insertar la canción de Lou Reed ha sido terriblemente evidente. Me despido pues con esta versión de 1997 que se realizó por la BBC gracias a la colaboración desinteresada se supone de un nutrido conjunto de artistas, entre los que se encuentran mis admiradísimos Bono y Bowie, con el que casualmente me he topado mientras "youtubeaba". Me voy de vacaciones, pero os vigilaré de cerca, prometido. Hasta pronto!

¿Aún vive el Sr. Holmes en Baker Street?

Hay muchos misterios en el universo y unos cuantos en el mío propio: el misterio del calcetín desemparejado, el misterio de la tozudez genética de mi familia, el misterio de la montaña mágica de la ropa sucia, el misterio de la cigüeña que no llega a mi casa, el misterio de los bolígrafos fantasma en la oficina, etc. etc. Muchos, la verdad, y para mi desgracia pocas veces los logro resolver. De qué sirve toda una puñetera adolescencia leyendo libros de Agatha Christie y de Stephen King si ahora no consigo desentrañar mis pequeños enigmas cotidianos, para nada, no sirven para nada. Mi último misterio en danza es el de los madrugones inesperdados. De repente un día sin saber por qué ni cómo me despierto azorada antes de las siete de la mañana y ya no tengo sueño. Mi chico a esa hora suele ir a hacer un poco de deporte aprovechando el fresco de la mañana, y yo como este tema no lo toco mucho por si pincha, pues me quedo en la cama con los ojos cual platillos volantes y ale se acabó dormi…

El problema es el "conceto".

El "conceto" es el "conceto", ya lo decían en la famosa escena de ese intento de hacer cine llamado AIRBAG que enlazo más abajo, que debo confesar me hizo partir la caja en su momento y que curiosamente también versaba acerca de una despedida de soltero. Punto pelota. No hagáis comentarios. Absteneos por favor. Todos tenemos un pasado. Y yo tengo el mío por supuesto. Corramos un tupido velo.
Pues bien os preguntaréis a qué viene esta gilipollez, es sencillo, viene a cuento porque hoy me he percatado de mi verdadero problema con las despedidas de soltera. A mí no me gustan las bodas, pero si hay algo peor que una boda eso es una despedida de soltera. Y no me entusiasman empezando por su "conceto", sí por el mismísimo "conceto". ¿Despedida de qué? De las fiestas, de las juergas, de poder irte por ahí con tus amigas cuando te apetezca, ayyyys no por favor! Si antes de casarte tienes que decir adiós a todo eso más vale que no te cases. Porque un matr…

Las fiestas son...

En pocos días empiezan las fiestas de mi pueblo, exactamente el 14 de agosto. Antes de adentrarme en ellas aún me espera la ciudad de la luz y la capital del Támesis, pero después de mi tour sin bici por las dos urbes europeas me someteré a la sobredosis lúdico-etílico-festiva de las mismas. Podría escribir mucho sobre ellas, llevo 31 años viviéndolas, con más o menos intensidad, pero qué mejor modo de que conozcáis los días de jolgorío y juerga más importantes del año que con un fotomontaje como éste elaborado con imágenes tomadas en la edición de 2006. Las fiestas son pues...

Desfiles y carrozas... de todo tipo. Incluso la de la reina. La monarquía está por todas partes, nos rodea, pero no entran no, al menos en la república independiente de Kiwini.Bacanales de comida "anti operación bikini" y alcohol a gogó en el cuartel general de operaciones de la república que es la peña con todo el grupo. Misión principal: no pasar hambre ni sed. Campeonatos de morra, en los que nos j…