Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

Este niño me mata....

Llega Carnaval y desde hace varias semanas llevo preguntándole a mi hijo de que va a querer disfrazarse este año. Hasta ahora yo había tomado la decisión porque era muy pequeño (el primer año fue de diablillo, más mono, el segundo de Winnie The Pooh, pocholísimo, y el año pasado lo disfracé de Pocoyó, guapísimo también), pero ahora me hace gracia que vaya de algo que le gusta y le apetezca.
Empezó diciendo que quería ir de Papa Noël, fruto de la resaca postnavideña imagino y del enamoramiento que tenía con este simpático personaje de barba blanca que lo cubrió de regalos. Después quiso ir de pirata, en realidad quería ir de Jake, el prota de "Jake y los piratas de Nunca Jamás" que emite Disney Jr y que le encanta. Ahora lleva una semana que me dice que quiere ir de vaquero, creo que fue por un capítulo de "La casa de Mickey Mouse" en el que Mickey iba de vaquero, pero claro habrá que concretar y decidirse, y una vez tengamos el disfraz en casa no vale cambiar, pero…

Una tutoria, un cumpleaños y otras cosas del montón.

Como me atacó el virus chungo de la gripe olvidé contaros que el viernes antes de caer en las garras de la fiebre tuve la tutoría inicial (inicial no fue mucho pero fue la primera del curso) con la profesora (sustituta) de mi hijo. Yo andaba mosca hacía tiempo porque aunque intenté elegir el colegio que más  me convenció al final tenía la sensación de haberme equivocado. Mi hijo no iba muy conforme a clase al principio, la adaptación costó lo suyo. Para colmo la profesora se puso de baja por enfermedad en noviembre y estamos casi a febrero y no ha vuelto todavía. Había visto desorganización en las salidas y entradas, tema que me preocupaba mucho. En fin que al contrario que en la guardería supe enseguida que había elegido muy bien, con el colegio era harina de otro costal. Y llegó el viernes 20 de enero a las 12 y entré en la clase de mi hijo con cierto escepticismo. La profesora sustituta se disculpó por su tutora que sigue de baja y me dijo que intentaría suplir con el mejor criteri…

Pasta a la carbonara con verduras.

Hace tiempo que no comparto ninguna receta por aquí pero la que me preparé ayer para el tupper me salió tan deliciosa y es tan sencilla que no he podido evitar dedicarle la entrada de hoy.


Ingredientes (para 1 ración):
- 70 gr. de pasta (yo usé macarrones al huevo)
- 1 zanahoria pequeña
- 1 cucharada sopera de guisantes congelados
- 1 lata pequeña de champiñones en conserva
- 1 diente de ajo
- Cebolla, pimento rojo y pimiento verde.
- 1 cucharada sopera de parmesano rallado
- 1 huevo
- 1/2 vasito de leche
- Pimienta
- Sal
- Aceite de oliva


Se cuece la pasta con agua hirviendo abundante y sal hasta el punto al dente siguiendo las instrucciones del fabricante. Se escurre y se reserva.
Con un chorrito de aceite de oliva rehogamos el ajo, la cebolla, el pimiento rojo y el pimiento verde finamente picados.Vamos añadiendo progresivamente los champiñones también troceados, la zanahoria y finalmente los guisantes.
En un bol a parte mientras se pocha la verdura habremos batido el huevo y le ha…

It.

¿Recordáis aquel escalofriante relato de Stephen King protagonizado por un payaso terrorífico que se llevó hace años a la gran pantalla y que se titulaba "It"? Pues más o menos ese aspecto tenía yo el pasado fin de semana. Y no fue por irme a una rave o alguna otra fiesta de esas modernas y despendoladas, no. El gripón del siglo me atacó y me dejó hecha un desastre total. Desde el viernes hasta el martes estuve encamada, con fiebres que llegaron a los 39º, delirios en los que no sabía si me había levantado al baño a mear o me había meado encima directamente, y falta total de apetito con vómitos intermitentes. Vamos un desacato a la autoridad. Eso sí he adelgazado 3 kiletes que nunca viene mal. A todo esto mi hijo estaba con un virus similar, aunque el pobre tras los chutes de Dalsy parecía que revivía o que le habíamos administrado alguna droga no legal y tenía sus subidones momentáneos.En fin un panorama terrible. Mi socio llegó tarde el viernes a casa, para variar, viva la…

Se me había pasado....Bluemonday.

El lunes a través de Twitter (sí ese diabólico y enfermizo invento que absorbe tantas horas de mi vida -xddd he de reconocer que empiezo a tener un problema grave- pero que resulta ser la única forma digna de saber qué acontece en este mundo) supe que estábamos ante el día oficialmente más triste del año. Me pilló por sorpresa porque justo venía de un finde maravilloso, casero, con mis dos chicos y cargada de energía positiva hasta los topes. Pero como yo soy mucho de empatizar si hay que ponerse triste pues me pongo no vayamos a hacer el ridículo tampoco, y con ese espíritu llegué a la oficina a ver qué ambiente se cocía por allí. Efectivamente la gente el lunes no estaba para tirar cohetes. Caras largas, de sueño, apáticas, vamos un funeral casi. Así que copy y paste. Yo sería y formal no fuera que soltara alguna bromita simplona y me devolvieran algún moco feo. Al salir de la ofi y ya en casa escribí el post "La preguntita", leedlo y veréis que de blue nada. Después me fu…

Alcatraz.

Que morí por Lost en su momento y que jamás he podido seguir Fringe con asiduidad, no por ganas, sino por cuestión de tiempos, espacios y organización de mi vida, es sabido por todo aquel que se acerca a menudo por esta mi humilde morada blogger. Así que cuando en otoño me enteré que en enero TNT estrenaría la esperada nueva ficción televisiva de la factoria JJ Abrahms yo no pude ahogar el grito y me emocioné con la noticia.
Anoche fue el día X. Iniciaba su andadura televisiva Alcatraz en España en VOS y con un solo día de diferencia respecto a su estreno en USA. Hecho que para los no seriéfilos es bastante poco relevante pero para los que soñamos vivir en tierras yankees sólo para poder disfrutar de su tele por cable pues es crucial. Desde aquí mi enhorabuena para los responsables del Canal TNT. Que sepan que TNT ya es mi canal favorito, y eso que durante mucho tiempo lo fue FOX, ahí queda.
Di que Toni de la Torre ya me había puesto los dientes largos un rato antes en su blog con su …

La preguntita.

La verdad es que hay una pregunta que hace cierto tiempo que nadie me hace ya en mi entorno más próximo: ¿para cuándo el hermanito? Mis allegados, los que más me conocen y que por tanto saben que sufrí un aborto en agosto supongo que no se atreven a formularla, y el resto del mundo creo que da por supuesto que puede que no quiera o no pueda tener otro bebé. La cuestión es que la vida se hace más llevadera si la gente deja de atosigarte con estas cositas. Porque a los 18 te interrogan para cuándo el novio, a los 25 para cuándo la boda, a los 30 para cuándo el retoño, a los 35 para cuándo el hermanito, y así sin parar esto es un no acabar.  De todos modos tal y como me encuentro ahora creo que podría responder maravillosamente a quien se interesara por este asunto. Si me preguntaran para cuándo el hermanito, respondería no lo sé. Y ni lo sé ni lo quiero saber. Lo quiero, sí, lo deseo, pues claro, como no voy a necesitar volver a repetir la mejor experiencia de mi vida. Como no voy a ten…

Lo que enero nos llevó.

La vuelta a la rutina tiene cosas positivas, aunque yo la resumiría en una: la propia rutina. Tras unas vacaciones siempre rezo lo mismo pero es que los madrugones, los horarios más o menos fijos y las tareas pautadas conllevan bienestar a nuestros hijos y en consecuencia a nosotros mismos. Al menos en mi hogar.
Pero no solo de rutinas vive el hombre y enero nos trae muchas otras cosas buenas.Y ahora me centraré en dos de mis hobbies favoritos. La cuesta de enero trae un montón de cine del bueno. Enero y febrero son los mejores meses para ir al cine en mi humilde opinión. La carrera hacia los premios gordos del año hace que desde septiembre empiecen a verse algún título interesante en cartelera y esta carrera acaba con su climax en febrero con la entrega de los Oscar. Después olvidense de acercarse al cine porque rara vez hay algo digno de ver. Antes cuando iba cada semana esta época era ciertamente estresante. Quería verlo todo y era imposible. Ahora como no puedo ir al cine, salvo h…

Enero tiene una cuesta.

Llevo días sin pasarme por la blogsfera, apenas he podido leer por encima vuestros blogs sin apenas comentar nada, bueno casi nada, y podría tratar de buscar motivos y explicarlos pero la verdad es que tampoco vienen al caso. Esto de la blogsfera tiene sus fases más activas y sus fases menos activas y creo que ahora me encuentro en el segundo caso. Ha habido momentos de mi vida en los que pude escribir dos posts en un día y ahora no llego a post por semana, vamos como siga así pronto iré a post por mes aissss!!!
Con todo diré que he sobrevivido a las Navidades, como siempre digo yo, salir ileso a estos días de reuniones familiares y de amigos, comidas excesivas y desajustes horarios de todo tipo ya es mucho, así que es todo un logro hacerlo. La verdad es que tener un hijo al menos en mi caso me hizo cambiar la percepción de estas fechas. Antes yo no era muy navideña, pero ver la Navidad desde los ojos de mi tesoro lo cambia todo sustancialmente. Al principio él no se enteraba mucho, e…

Y empezó 2012.

Empezó 2012 y de momento no se ha acabado el mundo como advirtieron los mayas, no les creí nunca he de confesarlo, aunque claro viendo las noticias parece que los siguientes doce meses no van a ser para tirar cohetes ni mucho menos. De todos modos tengo motivos para animarme y mucho. Tras una semana con los yayos en el pueblo de asueto y separado de mí, mi peque vuelve a estar conmigo. Desde el viernes estoy de vacaciones y oficialmente soy mamá a tiempo completo, qué maravilla!!! Le he echado mucho de menos estos días y sabéis ha sido mutuo... así que ahora nos pasamos el día embobados el uno con el otro. No hay manera mejor de empezar un año no es cierto?
Ya el viernes cuando nos vimos al llegar a casa de mis padres por la noche nos fundimos en un abrazo interminable. Aquella noche dormimos juntitos. Sí mandé a su papi a la otra cama y nos dormimos abrazados, qué maravilla!! Desde entonces estamos embobaditos el uno con el otro, bueno como siempre, no como siempre no, más todavía.
T…