Ir al contenido principal

Quitando telarañas!!

Una semana he tardado en volver a escribir en mi blog, así que de hoy no pasa que le quito las telarañas que en estos días se han ido acumulando.
La verdad es que no he tenido ganas o tiempo o una mezcla de ambas cosas, hay veces que sientes el impulso irrefrenable de escribir cosas y otras no.
Y no será porque no haya cosas sobre las que escribir.
En primer lugar la noticia de la semana: la muerte del gran violinista ruso Rostropóvich, que no tenía ni idea de quien era (disculpad mi incultura musical) hasta que supe por las noticias que fue en vida amigo íntimo de nuestra reina, y motivo por el cual Su Majestad se perdió el segundo acontecimiento de la semana cuyo impacto mediático no fue el esperado, gracias a Dios: el nacimiento de la segunda hija de los príncipes de Asturias. Yo como bien sabéis no bebo los vientos por nuestra Familia Real, así que si he de ser sincera el primer pensamiento que me vino a la cabeza al conocer la buena nueva fue el hecho de tener que alimentar desde ese momento, y llevar a cuerpo de "infanta", por supuesto, a una nueva boca real entre todos los españolitos de a pie, en fin, positiva que es una, y un pelín republicana también, como no.
Más eventos sucedieron este largo fin de semana: mi Barça ganó al Levante tan sólo con un gol (xdddd esta liga la vamos a sufrir más que un parto); ayer fue el día del trabajador, es decir, el día de muchos, sino decir de casi todos, porque son muy pocos los que pueden pasar por esta vida sin tener que ejecutar algún tipo de trabajo, y no quiero mirar unas líneas para arriba, no; revisé esa maravilla cinéfila de mi Clint, MEDIANOCHE EN EL JARDÍN DEL BIEN Y EL MAL, genial John Cusack y genial Kevin Spacey; y bueno mi chico cumplió años y como ya es arraigada tradición, a parte de la habitual celebración del evento, él se deprimió.
Y esto merece punto y aparte y comentario específico, sí porque mi chico odia cumplir años, pero lo odia desde siempre, lo odiaba a los veintitantos y ahora a los treintaitantos sigue igual, miedo me da pensar en cómo se va a poner a los ochentaitantos, en serio.
Así que estimado J. que sé que me lees, ya lo hemos hablado pero o te animas o te....., mejor, o cumplo esa fea promesa que te hice sobre largarme sola de vacaciones a la otra punta de mundo para evitar oir tus lamentos cumpleañeros el año que viene, palabrita del niño Jesús.
Y hasta aquí mi post de hoy. Feliz semana corta, más para los madrileños suertudos!!!

Comentarios

Ivan Avila ha dicho que…
pues dile que se anime que la vida son dos dias,hay que disfrutar. Y en cuanto a lo de la infantita, a mi es que me la sopla, no le hice ni caso. Yo es que soy muy republicano, y pienso como tú, otro para chupar del bote, en fin esto es la tierra de conejos, hispania

besitos y feliz semana
Arual ha dicho que…
Aiss pues si ya se lo digo Hoichi, pero no me escucha, no me escucha, qué paciencia!!!!
Duna ha dicho que…
Y yo que me hace una ilusión tremenda cumplir años.....qué mal repartido está el mundo para todo.
Arual ha dicho que…
Y a mí Duna, me encanta cumplir año, es genial, peor es no cumplirlos, no??
Anónimo ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Unknown ha dicho que…
A mi me deprimen los 14 millones de euros que reciben los borbones, pero creo que pelis como Midnight.. lo compensan!
Rebienvenida!
Arual ha dicho que…
Y tanto que lo compensan... gracias Juan!!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…