Ir al contenido principal

La "gesta" del Montfalcó.

Resulta esperanzador saber que aún queda un pellizco de humanidad y solidaridad por ahí danzando. En cambio es curioso, y ciertamente triste, que tenga que sorprenderme al conocer una noticia como la que conocí ayer, cuando algo como lo que os voy a contar no debería ser primicia, sino un hecho absolutamente normal. Os cuento y comprenderéis el por qué. El viernes pasado el remolcador "Montfalcó" de San Carlos de la Rapita (Tarragona), una población muy cercana a la que yo vivo, rescató a 26 inmigrantes de una patera en aguas cercanas a Malta de una muerte casi segura. Los seis marineros de la embarcación que acometía tareas propias de la campaña del atún en aquella zona los avistó ya de noche y sin dudarlo les recogieron y compartieron con ellos sus víveres y su agua, dejando de lado su cometido con las consecuentes pérdidas económicas, perdidas y consecuencias que impulsan en demasiadas ocasiones a muchos marineros lamentablemente a desestimar la opción del rescate al encontrarse en situaciones similares cada vez más frecuentes en alta mar.
Así pues tomada su valiente y admirable decisión, encaminaron sus pasos hacia varios puertos que les denegaron el desembarco de los africanos hallados y fue entonces cuando estimaron volver a casa.
Hoy mismo las autoridades españolas han enviado una barco de salvamento marítimo desde Mallorca para recoger a los inmigrantes que se encuentran cerca de la cosa italiana. Aunque el mal tiempo en alta mar de las últimas horas parece que está retrasando el desenlace de la operación.
Cómo veis una gesta como la que os acabo de contar es una gran primicia de primera plana, ¿por qué? Sólo se me ocurre una respuesta, porque no es habitual. ¿No debería ser algo común? ¿Es noticia que los médicos salven a sus pacientes enfermos cuando acuden a su consulta? ¿Es noticia que en la empresa en la que estoy se trabaje cada día para mejorar la vida de personas que no lo tienen nada fácil? ¿Cómo alguien puede dudar en salvar a otro ser humano que está a punto de morir o en situación de extremado peligro o necesidad? ¿Qué nos está pasando que somos incapaces de anteponer lo económico a nuestra propia esencia humana? ¿Cómo podemos ser tan degenerados (no encuentro una palabra que explique mejor las situación)? Estas preguntas bullen en mi interior y no hallo respuesta.
Afortunadamente me reconforta saber que hay gente que no duda y actúa. Hay unas palabras del patrón del barco que se me han grabado en la memoria, en ellas dice más o menos, que la principial premisa del buen marinero es salvar a quien lo necesita en la mar, lo demás todo se arreglará. Por lo demás sobran las palabras...

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
linda arual es cierto como que el agua fluye lo que dices. A veces est[an tan cerca los que nos necesitan....
Mae ha dicho que…
Tu lo has dicho. Es bueno saber que aún hay gente que no dida dos veces para actuar ante una situación como esta. Si vivieras por aqui, por esta costa, lo de los cayucos esos (las antiguas pateras) está a la orden del día.
Llevo unos pocos días sin visitarte porque casi no tengo tiempo. Prometo ponerme pronto al día. un beso guapa.
Zar Polosco ha dicho que…
Algo no funciona cuando la generosidad es un milagro.

Y eso me hace pensar hasta qué punto nuestros actos son, si es que lo son, desinteresados.
Ivan Avila ha dicho que…
La violencia siempre acompañará a nuestra especie. Y esto de acuerdo con Hobbes y no con el optimista patológico de Rousseau. H dijo: "el hombre es un lobo para el hombre". No se puede decir mejor.

besotes
Arual ha dicho que…
Mari: Estan a nuestro lado, lo veo cada día, por eso me enfurecen tanto determinados comportamientos, ¿comprendes?

Mae: Sí ya sé que por tu zona esto es el pan de cada día, lo sé..
Ah y no te preocupes por ponerte al día que ya ves que estoy muy prolífica, jeje!
Arual ha dicho que…
Zar: Yo también lo dudo, yo también...

Hoichi: Lamentablemente Hobbes llevaba bastante razón...
Adolfo ha dicho que…
No funciona. Hay injusticias que revientan el alma y derriban la razón. No soportan el análisis.

Es verdad, solo deberían ser la excepción y parecen ser la regla.
elbé ha dicho que…
Bien por ellos, la filosofía del patrón es todo un filón en los tiempos que corren. Ojalá tenga razón y lo demás se arregle.
Arual ha dicho que…
Elbé: Sí ojalá tenga razón el patrón, y todo se acabe arreglando, de momento hoy he leído en el períodico que van a desembarcar en el puerto de Tarragona.

Adolfo: Desde luego que es la regla, la única regla que vale en los tiempos que corren, en fin aún así quise hacerme estas preguntas en voz alta aunque sé bien que no voy a hallar las respuestas...
3'14 ha dicho que…
Aunque no lo parezca, y resulte extraño viniendo de mí que soy una persona la cual siempre se está quejando y ve la vida desde una óptica cargada de pesimismo, la vida esta llena de pequeños actos cotidianos desinteresados, hay mucho “héroe” no reconocido que habita por el mundo. Pasa que no salen en las noticias. Me alegro de que esta tuviera resorte mediático, faltan noticias así en los telediarios. Personalmente me gusta que no todo sea horror, pues desgraciadamente, que vayan a la deriva pateras cargadas de inmigrantes tampoco es una noticia, no se me malinterprete… es una cruda realidad diaria, lo cual no deja de ser denunciable, pero mejor si se actúa al respecto, ¿no crees?
Arual ha dicho que…
Y tanto que me alegra Pi que algo así sucediera, ojalá sucediera todos los días y no fuera noticia porque fuera algo habitual, esa es mi queja, entiendes??
En cualquier caso conociéndote sé bien qué piensas al respecto.
Un beso preciosa!!!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…