Ir al contenido principal

SMS

Una cena con amigos a la que llego tarde. Un cumpleaños que felicito. Alguien especial me espera en un aeropuerto, llega con retraso mi vuelo. Él está enfadado, le pido perdón. Mi cumpleaños, buff más mensajes de los que cabría esperar. Me confirman que vamos al cine a ver esa peli que me apetece tanto. Hoy come la familia entera en mi casa, mogollón en la cocina. Él me recuerda que me quiere, sonrío y le respondo. Quedo con P. para tomar café y marujear. Hoy él llega tarde, tiene lío en la oficina. Esta noche salimos todos de fiesta, todos, todos, buen plan! Mi jefe quiere que le llame, cuándo descansa este hombre. Le digo a S. que estoy de vacaciones. Buag, mensaje de la oficina en pleno relax vacacional, me han jodido! Cena en la peña estamos en fiestas. Mi padre tiene problemas técnicos… SOS!! Otro cumpleaños para felicitar. Quedo de nuevo con P. tenemos que hablar, hay noticias frescas. Recoje a la abuela, te quiere mamá. Recibo muchos ánimos, los necesito, gracias. Llega la Navidad. Millones de mensajes por Nochebuena, otros millones más por Nochevieja, mensajes de gente de la que no suelo tener noticias el resto del año, me gusta. Intercambio de mensajes una tarde de reyes con alguien adorable. Me largo a la cabalgata. Él sale de su examen, le fue regular, seguro que no tanto… Mi vida en SMS's, los borro uno a uno, había 250 en el buzón de entrada, el límite de mi móvil, el pobre se queja, normal, los voy leyendo, y mis últimos meses pasan por mi cabeza en cada mensaje, como pequeñas diapositivas que se me muestran lentas a ritmo de teclado acariciado torpemente, hago tiempo, estoy en el coche esperándole, él sale del trabajo, me cambio al asiento del copiloto, cierro el móvil, le sonrío y espero ansiosa a seguir con mi vida, y seguir recibiendo 250 mensajes más, pip, buff, mensaje nuevo, recoge a mi madre al salir del trabajo y llevala a la peluquería, te quiero. Yo también. Ya es mediodía.

Comentarios

Duna ha dicho que…
Un resumen genial Arual. Es cierto, a veces almacenamos sms en nuestros móviles, que leidos seguidos son una parte resumen de nuestras vidas.

Hablo de la gente, porque yo no recibo sms de nadie, snif...

Besos
Unknown ha dicho que…
Cualquier medio es bueno para la comunicación; cada cual tiene su momento y su magia.
Yo odio el móvil por mi trabajo, pero los mensajes me parecen la forma más educada de entrar en la vida de otros. Sin esperpénticas melodías, con literatura que dice mucho.
Salud!
Arual ha dicho que…
Estos fueron pensamientos que me fueron deviniendo mientras borraba los mensajes de mi móvil, ardua tarea que no suelo hacer y que me tuvo entretenida en una aburrida espera. Sumados pensé que eran como un trailer de mi vida estos últimos meses y así surgió la idea del post. Saludos a los dos!
elbé ha dicho que…
Bonito trailer Arual. Me ha encantado.
3'14 ha dicho que…
Y pensar que hacía mofa de la gente que usaba a título personal el movil en sus orígenes... Ahora si salgo a la calle sin él me siento "perdida". ¿Exclavismo? Bueno, yo prefiero pensar que es una manera de estar "cerca" de los míos, cuando la compañía física no es posible.
Arual ha dicho que…
Elbé: Celebro que te haya gustado mi trailer personal... como dicen en las pelis yankis, COMING SOON!

Pi: Bienvenida de nuevo, uno de esos era mi padre y yo también me burlaba de su "zapato móvil" seguro que si lo buscara aún lo debe tener guardado en algún rincón. Y en cambio ahora tampoco sé vivir sin él... c'est la vie!!
3'14 ha dicho que…
Niña! nunca me he ido, pasa que no tengo tiempo para seguir vuestras actualizaciones como me gustaría.

Besitos ;)
Arual ha dicho que…
A mí también me está resultando complicado... estoy dejando de ver la tele por las noches no te digo más, jeje! Besos para ti también!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…