Ir al contenido principal

Mis jueves.... no de cine.

Definitivamente los jueves no son mi día, el otro día Monologuista comentaba en su espacio lo malos que resultaban sus martes, pues bien yo creo que puedo afirmar con total rotundidad que los jueves son mi día Murphy, su ley se aplica implacable y de qué modo.
Todo empezó el jueves pasado, servidora se disponía a salir felizmente con su maravilloso coche nuevo de tan sólo dos meses de antigüedad de su plaza de aparcamiento en la empresa cuando echándo grácilmente marcha atrás, por describirlo de algún modo, se encontró un molesto objeto sí identificado como CNCT (coche nuevo de compañera de trabajo, también de dos meses de antigüedad) que operaba del mismo modo, al mismo tiempo y en la misma dirección, produciéndose al instante un choque poco conveniente entre ambos vehículos. Después de un par de desaforados gritos, varias muestras de ánimos encendidos y unos cuantos improperios fuera de lugar, mi compañera y yo rellenamos un parte "amistoso" (ironías de la vida) de accidente y nos despedimos. Finalizado dicho angustioso trámite, y aún no acabando de creer demasiado que mi coche tenía un horroroso "bollo" en la parte trasera me dispuse a notificar a mi cuidadoso marido tal horrible noticia. Aún tengo molestias en el oído derecho del grito que me ladró por el móvil, y con razón, no es la primera vez que estreno un coche de ese modo y con tanta premura, no sé si me explico. En fin que tras una breve crisis matrimonial pasajera, nada que no se arreglara con unas pizcas de amor bien dosificadas y muchísima flexibilidad, no física, malpensados, de la otra, he llegado a este jueves, o sea hoy. La mañana ha amanecido con niebla como muchas otras de este extraño mes de enero, ha sonado el despertador, me he desperezado diez minutos como siempre esperando a que algo maravilloso sucediera y en vez de ser día laborable áquel fuera un despertar de día festivo, y nada, no ha habido suerte. Me he levantado y al ir al baño y tirar de la cadena, ups, sorpresa, en mi edificio habían cortado el agua, mal empezamos me he dicho a mi misma y a mi somnoliento marido que empezaba a deambular cual zombi de peli de serie B en aquel instante por la habitación. Así que hemos pasado al plan de emergencia, ir a casa de mi estimada suegra a ducharnos y adecentarnos. En medio de la odisea y mientras íbamos en el coche de mi marido porque el mío está en el taller, reparándose, como no, he recibido una llamada al móvil de mi jefe en la que me pedía que convocara una reunión urgente para las nueve y media (su secretaria personal está de baja y yo soy según él su mano derecha aunque yo más bien creo que soy su comedora de marrones oficial y punto), al tiempo que me dictaba a toda mecha la lista de asistentes, sin que yo pudiera apuntarlo en ningún sitio y teniendo que usar mi prodigiosa memoria como libreta improvisada, jops me sentía como la pobre Andrea en manos de la malévola Miranda en EL DIABLO SE VISTE DE PRADA, pero con mucho menos glamour, por parte de mi jefe, jeje, claro está. Este hecho, que ha dejado bien clarito que había llamado al depacho comprobando que no estaba yo allí -él tampoco pero tiene unos horarios flexibles a más no poder, y como es el jefe, se aceptan y punto- y constataba mi tremendo retraso, ha desencadenado uno de esos días laborales en los que hubiera sido preferible hacer pellas como en los años estudiantiles, quien tuviera quince años, no, pues ala cual quinceañera me voy a olvidar de estos jueves no de cine abandonándome a lo superficial y banal, o sea, disfrutando de OT. Buenas noches!

Comentarios

Unknown ha dicho que…
No será hoy el último jueves!!
Arual ha dicho que…
Ojalá Juan se acabe ya la racha de jueves malos, pero no soy muy optimista al respecto, menos mal que llegó el santo viernes...
Buen fin de semana!
naidleim ha dicho que…
Ja, ja ,ja. Lo siento por tu día negro, de veras, pero lo has descrito de un modo divertidísimo. :D :D

Yo siempre odié los lunes, y pensaba que la mayoría de la gente también, pero ahora ya veo que no.

Un beso, Arual, y prepárate porque dentro de una semana llega otro jueves ;)
Duna ha dicho que…
Ains, que puedo decirte que no sepas ya...

No importa que sea martes o jueves, siempre hay días que amanecen mal, y algo se tuerce en nuestro interior, y eso es lo que hace que a partir de ese momento todo sea de un modo distinto.

Animo!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…