Ir al contenido principal

Deseos catódicos para el 2007.

Empecé el nuevo año tomando las uvas como todo españolito que se precie (recordad lo que dice la canción de Mecano: “Entre gritos y pitos, los españolitos, enormes, bajitos, hacemos por una vez, algo a la vez.”) pero sin pedir ningún deseo concreto, porque sí, se me olvidó, luego lo pensé y ya había pasado todo: el beso de película que cada año me estampa mi chico tras tragar la última uva, la ronda de cariño fraternal y buenos deseos entre mi grupo de amigos, los colapsos de la telefonía móvil, yo ya paso de pillarlo esa noche porque es imposible comunicar con nadie, y el tradicional brindis por el año nuevo en el que el exceso de vino de la “Terra Alta” (si no habéis probado los caldos de esta zona del sur catalán os los recomiendo encarecidamente porque son una maravilla) tomado durante la cena hace que las copas ya no choquen con la misma elegancia y sofisticación que en los primeros intentos de la noche, así que me dije, bueno ahora ya no vale. Pero qué narices estamos a 4 de enero y ni siquiera he pensado nada para este año nuevo. Pues bien echo un vistazo a mi alrededor y me pregunto: ¿qué no me gusta? Sí vale no me gusta mi cuenta corriente, podría ser la de Bill Gates, pero como eso es harto difícil, giro la vista y lo veo claro: no me gusta el rumbo que está tomando la televisión. El cine tiene sus ciclos, en literatura siempre puedes encontrar un buen libro si buscas con dedicación, lo mismo pasa con la música, pero la tele, la tele no, la caja tonta está cayendo en un pozo sin fondo y creo que nunca mejor honró su segundo nombre con tanta razón. Sólo con deciros que Tele 5 ha vuelto a ser la líder de audiencia por tercer año consecutivo con un share del 21,4% en 2006 da para darse con un canto en los dientes, ¿sí o sí? Una cadena cuya originalidad y frescura se perdió en la noche de los tiempos cuando decidieron copiar allá por el lejano año 2000 la fórmula de los reality shows que han ido trasladando año tras año a la parrilla alimentando el insaciable morbo de los ciudadanos de a pie. Por no decir de la cantidad de prensa rosa-amarillenta que copa los contenidos, entrevistas y debates de la cadena cuyos derroteros dirige el italiano Paolo Vasile (siempre me he preguntado por que la salseta mediática de nuestro país la suele dirigir personal del país de la bota, es una cuestión que lanzo al aire). En fin que no vamos por buen camino, que lo digo yo.
Y es que para el año que acaba de empezar me gustaría pedir varias cosas:
1. Que las nuevas cadenas CUATRO y LA SEXTA sigan apostando por las series de calidad en horarios “prime time” que importamos del otro lado del charco como HOUSE, BONES, PRISON BREAK, ME LLAMO EARL, QUEER AS FOLK, dándonos así de comer (con los ojos) a los que renegamos del morbo barato y sin sentido que nos dan a pastar “los otros” canales, como ANTENA 3 y TELE 5, con sus enésimas temporadas de series que ya perdieron su gracia años a veáse LOS SERRANO, o las reposiciones de viejas glorias como MANOLO Y BENITO CORPOREISON (escribir el nombre ya me da arcadas), “SURPRISE, SURPRISE”, o atención a lo que me he enterado hoy gracias al blog del compañero Cinephilus, VIPPPP NOCHE, buff ya lo he dicho. Sin palabras.
2. Que nuestra primerísima cadena - primera porque anda ahí desde que Jesús perdió los zapatos y segundo porque la pagamos entre todos y es la primera en nuestros pensamientos económicos- se de cuenta de una vez por todas de que no puede relegar las mejores series de su parrilla, según mi humilde criterio y por lo que puedo constatar en el mundo blogero el de muchos otros como yo, a horarios intempestivos aptos sólo para aquellos que al día siguiente no pueden madrugar, o sea, a casi nadie, estoy hablando por supuesto de: MUJERES DESESPERADAS, PERDIDIOS, THE OC, A DOS METROS BAJO TIERRA, y si llega al final, que parece ser que sí, el último bombazo en USA, HEROES.
3. Que puestos a no poner películas recientes, es complicado por la existencia de los famosos canales de pago y las taquillas, los directivos de televisión, esto va por todos, se dignen a emitir de vez en cuando algún clásico también en horario decente, no a las tres de la madrugada claro está, a esa hora una servidora no puede permitirse el lujo de estar ante el televisor, más que nada para que todos podamos gozar de las maravillas que siguen descansando y acumulando polvo en las filmotecas de este país. Me gustaba el formato de CUATRO, “Hazte un cine”, que sí andaba en horario intempestivo pero en viernes y al menos al día siguiente una no ha de atender al despertador.
4. Que mi marido acceda a volver a poner el Digital + en casa porque sinceramente no sé vivir sin FOX, AXN, SCI-FI, CINEMANIA CLÁSICO, TCM y algunas otras. Este deseo es personal y tan difícil como que a Bush le entre el sentido común a su cabecita loca, pero como siempre digo yo, la esperanza es lo último que se pierde.
¿Añadiríais algún deseo catódico más a mi lista?

Comentarios

Juan Cosaco ha dicho que…
Fundir el cátodo.. yo ya casi no lo aguanto.. hoy en la sexta volví a escuchar la enésima barbaridad en un telediario, como si nada...
Todo está lleno de anuncios...
Usa internet: baja pelis, documetales, todo en v.o. mucho mejor, sin cortes, pelis alternativas que tú eliges, series en inglés...
Apaguemos la telebasura!!
jajaja
monologuista ha dicho que…
Esto...ejem....a mí de tanto en tanto me distrae ver alguna de esas cosas que tú has nombrado como negativa...:$
Arual ha dicho que…
Juan: Eso suena a revolución ¿no? Jejeje!! Aunque tal como están las cosas tal vez sea el único camino... Yo ya te digo que estoy enganchadísima a la red, y cada día más, no recuerdo ni como era mi vida antes de la ADSL en casa, ya ves. El cine clásico que quiero ver me lo bajo todo de la red, además tiene buena calidad de imagen, las pelis que no ponen en los multicines comerciales de mi ciudad también suelo bajarlas porque luego también me resulta complicado encontrarlas en el videoclub, con las series todavía no me he puesto mucho pero mi hermana el año pasado me prestó la 2a temporada de PERDIDOS que ella había bajado ya que TVE1 tardó años luz a emitirla, y así sacié mi curiosidad. En fin que cada vez más acudo a Internet cuando me harto de la tele.

Monologuista: A ti y a muchos otros, mira las audiencias, yo por ejemplo sigo a pies juntillas OT, ya ves, pero bueno me quejo en mi blog de lo que no me gusta, lo último que nos pueden quitar es el derecho al pataleo, no? En cualquier caso seguro que menos telebasura también la agradecerías, ¿a que sí?
Cinephilus ha dicho que…
totalmente de acuerdo con tooooooodos tus deseos catódicos

yo sumo uno más: compartir los comentarios de las series que nos apasionan contigo :-)

muuuuchos besos
3'14 ha dicho que…
Que el documental de la 2 lo pasen a una hora decente para poder hacer a gusto la siesta y no justo minutos antes de la hora en la que tengo que salir de casa.

El resto es que apenas veo la TV
Arual ha dicho que…
Cinephilus: Trato hecho!

Pi: Tu problema tiene solución fácil te grabas el de un día y lo pones a la hora que más te convenga echar la siesta, total para dormir no necesitas uno distinto cada día, con un documental te sobra, no?
monologuista ha dicho que…
Qué buena idea le has dado a Pir, Arual!!

Entradas populares de este blog

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …