Ir al contenido principal

Bendita lluvia.

La lluvia no cesa de caer afortundamente. Lo hace poco a poco y sin hacer daño, al menos por aquí, limpia el ambiente, reluce al campo y llena los ríos. Es toda una bendición. Yo estoy encantada con estas casi tres semanas de lluvia continuadas. No es que no aprecie el sol, que lo hago, pero la lluvia me revitaliza, el agua es vida y además alivia esta sequía que tantos malos rollos ha estado causando últimamente. No sé por cuántos días más nos acompañará pero por mí que se quede lo que le apetezca, que no me molesta.
Ayer justo comimos en casa de unos amigos que viven al lado de la playa y después fuimos a pasear junto al mar. Unas gotas dispersas nos acompañaron todo el paseo, el agua estaba embravecida y algunos entusiastas del surf se habían lanzado a aprovechar el oleaje. Me gusta cuando el Mediterráneo quiere parecerse al Cantábrico. La tarde era fresca pero agradable y el paseo una delicia. Llegué renovada de vuelta a casa.
Y es que este ambiente fresquito es mano de santo para mi final de embarazo. Calor y gestación no son muy buenos compañeros de viaje así que vale la pena que se retrase y que al menos llegue con fuerza después de que nazca mi pequeño, que ya queda menos. Teóricamente no más de tres semanas. Así que ahora sí que estoy de lleno en la recta final. Muertecita de miedo por el parto, pero con unas ganas terribles de verle la carita a mi niño. Una cosa compensa a la otra. O al menos eso quiero creer. Pero como os digo la lluvia me relaja y me deja ver las cosas con más claridad, bendita lluvia!

Comentarios

Lena ha dicho que…
Siento tu tranquilidad y las gotas de fina lluvia caer....siento tu felicidad, y eso me encanta.Sigue disfrutando!!
dexter ha dicho que…
Qué envidia, ver la lluvia mojando la arena de la playa. Y salir después a dar una vueltecilla por la orilla. Por cierto, nena, con respecto a tu post anterior, que me he enterao que Abdel es el actual Mister Aragón, así que a ver a quien animas
dexter ha dicho que…
Qué envidia, ver la lluvia mojando la arena de la playa. Y salir después a dar una vueltecilla por la orilla. Por cierto, nena, con respecto a tu post anterior, que me he enterao que Abdel es el actual Mister Aragón, así que a ver a quien animas
Vargtimen ha dicho que…
Yo también estoy encantado. Es como tener un segundo Otoño en Mayo, aunque peligre la feria de Granada.

http://www.youtube.com/watch?v=TS9_ipu9GKw
Arual ha dicho que…
Muy apropiada la canción Vargt, aunque hoy aquí ya ha salido el sol por más de tres horas, no sé qué significa, jeje!
Juan Cosaco ha dicho que…
Todo va ir bien, ya verás!
Arual ha dicho que…
Pues eso espero querido Juan porque hoy mi ginecólogo me ha dicho que empieza a estar la cosa madurita, vaya que desde hoy cualquier día puede ser el gran día de verdad... bufff!!!
El Impenitente ha dicho que…
Qué pocas veces el Mediterráneo se parece al Cantábrico. Pero, cuando es así, sí que es bonito. Parece un mar y todo.
Arual ha dicho que…
Jejeje, es cierto parece un mar de verdad cuando se pone así Impenitente, aunque como tú dices no sucede demasiado a menudo por eso verlo de este modo es una auténtica gozada!

Entradas populares de este blog

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …