Ir al contenido principal

De novela de Jane Austen...

Hace tiempo que me digo a mí misma que no tengo que seguir viendo más las noticias de la tele, ni leer los períodicos, ni tan sólo curiosear la actualidad en internet, porque realmente su contenido es tan amargo y duro que se hace difícil de digerir. Desde que estoy embarazada este proceso es aún más complejo, hoy viendo a los niños enterrados en las ruinas del terremoto de China imaginaba como sería tener a mi niño ahí, en esa situación, y las lágrimas se me han saltado solas de los ojos, tal y como hace poco me predijo una de mis lectoras, Amelia.
Después he pensado en la mujer y el hijo que ETA ha dejado hoy viuda y huérfano respectivamente y mi imaginación enseguida ha dibujado lo qué sucedería si fuera yo a quien me hubieran quitado al amor de mi vida y al padre de mi hijo. En definitiva que mi hipersensibilidad es tan poco compatible con todo esto que definitivamente tengo que abstraerme de ello o se me van a secar las lágrimas de los ojos.
Y es que sé que son las hormonas traicioneras, pero mi hipersensibilidad está alcanzando límites insospechados y hasta mi chico empieza a preocuparse, porque en ocasiones sin más, me pongo a llorar como un bebé por cualquier pensamiento triste o cualquier cosa que me hace muy feliz y que pienso que puedo perder y que pasa por mi cabecita en ese momento. Y yo nunca he sido así. He tenido como todo hijo de vecino mis momentos de bajón, claro está, pero nueve meses de sensibilidad a flor de piel, en la vida, vaya, en la vida. Si es que al final parezco la protagonista de una novela de Jane Austen.
Desde luego supongo que ésta es también otra de las jugarretas que la madre naturaleza nos depara a las embarazadas antes de exponernos al verdadero sufrimiento, el que deviene tener un hijo. Y es que como la mayoría de mis amigos y familiares con experiencia ya en el tema me anuncian, ya nunca serás las misma, ni vivirás tan tranquila como hasta ahora, y no lo dudo, porque ahora que está en la barriguita ya ocupa el 99% de mis pensamientos, puedo deducir lo que sucederá en cuánto esté fuera de ella.
Por eso ahora me voy a ver Supermodelo y a frivolizarme un ratito que tanto lloriqueo acabará estropeándome mi cutis y no quiero pensar qué diría el megafashion de Jousie si me viera, algo como: "Imposible bookearte darling."
Adios!!!

Comentarios

Sett ha dicho que…
Animo guapa,mira solo noticias,entrevistas,fotos,resumenes,reportajes,y partidos del Real Madrid que el resto del mundo esta hecho un asco
Ivan Avila ha dicho que…
la tele es pura basura
Juan Rodríguez Millán ha dicho que…
Sí, casi mejor que te tomes un descanso hasta que seaís tres en la familia, que el mundo está lleno de desgraciados y los medios disfrutan contándolo...

¡Ya te queda poquito, ¿no...?!
Arual ha dicho que…
Sett: Miralo tú qué gracioso pero tú me quieres o me odias, jeje, ver noticias del Real Madrid por muy buenas que sean no van subirme el ánimo, no olvides que soy culé chatín y este año tenemos una espinita clavada muy profundamente...

Hoichi: La tele y lo que no es la tele querido.

Juan R.: Poquito, poquito, pero se hace largo, largo, jeje!
Vargtimen ha dicho que…
Ví Supermodelo ayer (después de 2 semanas) y me lo pasé bomba con Yara posando en la playa, chapoteando y trotando cual potrilla silvestre.

También aprendí que si estás de crucero no puedes pedirte un zumo de naranja, sino un San Francisco como poco.
Arual ha dicho que…
Aysss querido Vargt si es que no paramos de aprender con Jousie y cía. Que si las mechas de alguna que otra son como úlceras de estómago, que si Amparo tiene algo, aunque nadie lo ha visto, de momento es un expediente X, "the truth is out there", que el talco no absorbe el agua del suelo fregado tan bien como inicialmente podíamos pensar, buff y un sinfin de cosas más.

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…