Ir al contenido principal

No es un ultimatúm...

Hacía mucho que no hablaba de cine en mi blog, y es que ya llevaba días sin pisar una sala. Sí que he ido viendo alguna película en casa, básicamente de las que iban echando en la tele, alguna en plan recuerda, como NOTTING HILL que la visioné pocos días después de regresar de Londres y me hizo ilusión ver en pantalla las calles que había pateado días antes, alguna en plan "no la he visto y me han dicho que está bien" como UNA HISTORIA DEL BRONX, que efectivamente está muy pero que muy bien, alguna otra en plan "no puedo dejar de verla 100 veces" como LA VENTANA INDISCRETA, mi clásico de Hitchcock favorito, o muchas en plan "qué narices hago viendo esto" que no hace falta ni nombrar. Pero al fin tras casi dos meses de sequía el sábado por la noche fui al cine. Y la película elegida no fue otra que EL ULTIMATÚM DE BOURNE, y vaya elección tan buena. Había visto las dos anteriores y me habían entretenido, además el hecho de que Paul Greengrass estuviera en la dirección de esta última entrega me reconfortaba. Me encanta su forma de trabajar, no tengo ni idea como lo logra, pero sus películas transmiten realidad sin más. Son claras y directas, como la fabulosa UNITED 93. No había leído nada acerca del film, ni bueno, ni malo. ¿Y qué encontré? Pues unos 120 minutos aproximadamente de ritmo frenético y trepidante, sin tregua, en definitiva de buen cine de acción. Tal vez de lo mejorcito del año y sin duda alguna, la de mayor calidad de una trilogía, que desde luego y a mi modesto modo de ver, pasa con nota alta. Un film que te evade sí, pero que está hecho con sentido común, no como la mayoría de trabajos de su género. La acción la marca la historia, no está ahí por estar, como pasa en tantas ocasiones en las que tienen que inventarse una escena que no cuadra para mostrar una pirueta imposible hecha con la última tecnología de efectos especiales. No hay florituras, es sobria. Y sus actores están fantásticos, de todos me quedo con David Strathairn. Es el típico vecino misterioso que puedes encontrarte en el ascensor y que no tienes ni idea a que se dedica en esta vida, y sin embargo puede ser un agente de la CIA corrupto, o un presentador de noticias sometido a presión, o puede ser un corredor de bolsa mismamente, pero no le notas nada, permanece impasible, me encanta, es brutal. Además en la misma el protagonista Jason Bourne realiza exactamente el mismo trayecto que hice yo en tren desde París hasta Londres, cosa que es una absoluta tontería, soy consciente, pero qué queríeis, viéndolo me hizo gracia. Así que nada que si os apetece una sesión de cine y palomitas para hoy día del espectador, aquí tenéis la peli perfecta. Y no es un ultimatúm.

Comentarios

Juan Cosaco ha dicho que…
Tendré que hacer un esfuerzo para salvar mis prejuicios, pero le daré una oportunidad. Todo sea por ti, espero que no sea "el timo de bourne"
jaja
Sett ha dicho que…
Tengo un compañero de trabajo que me ha dicho que es buenisima.Ya sois dos...a ver que pasa!!

Con lo de "La ventana indiscreta" te doi un aplauso por el buen gusto que tienes,hija,ole!!

Un besazoo
en cuanto pege un palo y saque pasta para la entrada, voy a verla...
Arual ha dicho que…
Juan C.: Bufff que responsabilidad, como no te guste, me matas!

Sett: Desde que la he visto y he comentado que me gustó muchos me han dado la razón con el tema, a ver qué te parece a ti!

Amante de Plástico: Qué mala es la cuesta de septiembre eh!

Entradas populares de este blog

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …