Ir al contenido principal

Punto y seguido.

Como ya dejé latente el viernes pasado en mi blog finalicé la semana con mal pie. Las obligaciones académicas de mi chico me auguraban además un fin de semana casero de lo más relajante, dado que ya había tenido una Semana Santa repletita de vida social y muy animada tampoco me parecía tan mal plan pasar el sábado y el domingo disfrutando de los sencillos placeres hogareños, y es que como buena cáncer que soy me encanta estar en casa y la verdad, cayendo chuzos de punta, aún más, lo más probable es que con tan sabia decisión me ahorrara algún desagradable resfriado.
Así que me alquilé un par de pelis de DVD que tenía pendientes (LA DALIA NEGRA y THE QUEEN, la primera totalmente prescindible, la segunda muy recomendable), me agencié un par de paquetes de galletas Flora Fibra (mi último vicio descubierto, culpable de ciertas agilidades recién adquiridas y que tampoco conviene nombrar), me olvidé de la ADSL y de mi portátil (mi socio los necesitaba con mayor prioridad que yo) y me aseguré de que mis canales de series favoritos (FOX y AXN) funcionaran a la perfección para poder engullir con avidez cuantas más series mejor. Con esto y una buena tajada de tareas domésticas pendientes de hacer arrastradas de la semana laboral de locos que llevé los días anteriores pasó mi fin de semana volando.
De hecho transcurrió tan rápido que aún hoy lunes tenía sensación de viernes. Era como si no hubiera saboreado suficientemente mis dos días de asueto. Pero descansé, reposé y lo mejor de todo, me animé, de hecho dejé de depender del ibuprofeno el mismo sábado por la mañana. Y después todo empezó a cambiar de color. Digamos que hubo una especie de confabulación mágica dentro y fuera de mí para que la recuperación de mi sonrisa fuera rápidamente una realidad. Supongo que la lluvia de estos días limpió y arrastró mucho más de lo que mis sentidos eran capaces de percibir, sí, a lo mejor ese agua era tan necesaria para la naturaleza como para mí misma, y cuando ayer volvió a salir el sol empecé a ver las cosas más nítidas, más claras, más limpias, como el maravilloso paisaje verde que hoy contemplaba camino al trabajo bañado al fin por la luz solar.
Y es que lo mejor desde luego de tener días grises es que cuando vienen los días de color, se aprecian muchísimo más, ¿no créeis?
En fin así pongo un nuevo punto y seguido a la redacción de mi vida, el resto queda pendiente de escribir.

Comentarios

Juan Cosaco ha dicho que…
Dias grises y nublados? otra causalidad fotográfica-emocional que encuentro.. qué bueno. Me alegro de tu reposo y mejora; probaré esas galletas (yo estaba viciado con las digesta de chocolate...jeje)
Salud!

pd: la dalia negra... por diox!! sacrilegio!! reza cinco veces a John Ford y vuelve a ver la filmografía completa de Allen en menos de una semana.
jua!
Arual ha dicho que…
Juan, creo que puedo decirte con total seguridad que ya estoy más en el lado azul que en el gris, de verdad de la buena, aunque alucino con nuestras casualidades emocional-fotográficas, sinceramente. En cualquier caso tú prueba esas galletas de las que te hablo y luego me cuentas si seguimos coincidiendo... ok? A mí las Digestive de chocolate me tuvieron una buena temporadita completamente enganchada también.
Por cierto ya he cumplido parte de tu penitencia, he rezado al gran John Ford cinco veces, ¿crees que lograré redimirme cinéfilamente? ¿puede ser atenuante el hecho de que me pareció un rollete esa película del Harnett? ¿estoy definitivamente perdida xddd?
Juan Cosaco ha dicho que…
Na, pa redimirte de verdad tienes que recitar "oh capitán mi capitán" haciendo el pino puente. Mañana buscaré esas galletas... confío en esos pequeños dulces. Si casi terminan con George Bush, son seres benefactores, jejeje
Agurrr

pd: todavía eres reciclable; nos vemos mañana en el intermedio.
Arual ha dicho que…
Xddd con el pino puente no sé si me redimiré cinefilamente lo que si te aseguro es que puede que la falta de costumbre haga que sufra un desagradable accidente y tengas que venir a visitarme al hospital... eso sí, con un paquete de galletitas en las manos, tú mismo, petonets i bona nit!!!
Hôichi ha dicho que…
Me alegro niña. La lluvia y la tormenta es necesaria porque después llegan los colores y la calma

besitos
Arual ha dicho que…
Sí Hoichi afortunadamente todo va llegando, gracias guapo!!
sett ha dicho que…
Quedarse en casita cuando esta lloviendo es a veces como estar en las mejores vacaciones.
Arual ha dicho que…
Sí Sett es realmente reconfortante y reconstituyente, comprobado empíricamente!!!
Mae Ferlo ha dicho que…
A mi lo que menos me apetece ahora es encerrarme en casa, aunque reconozco que a veces es la mejor cura para muchas cosas. Así que hoy, aunque este lloviendo, cuando cierre la farmacia, pienso ir a darme una vuelta por ahi. Un beso Arual, y disfruta tu momento azul.
Arual ha dicho que…
Gracias Mae, un beso!!!
Duna ha dicho que…
Yo también me siento mejor esta semana, más calmada, más sosegada...la lluvia es necesaria hasta para el alma.

Animo guapa!!!
Arual ha dicho que…
La lluvia es mágica estimada Duna, besos también para ti!!!

Entradas populares de este blog

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …