Ir al contenido principal

Desbordante.

El deshielo y las importantes lluvias del norte han hecho que esta primavera el Ebro se haya desbordado como hacía tiempo que no lo hacía. Ayer paseando por la ribera del mismo tomé fotos, éramos muchos en mi ciudad los curiosos, turistas o paseantes que andábamos embobados con la fuerza y el vigor de las aguas que en este punto ya tienen poco trecho que recorrer hasta el mar.
Sólo salir de casa y desde el parque que tengo enfrente mismo la vista de las rugientes aguas era increíble. Visualmente parecía que el nivel del río estuviera a la misma altura que el propio césped.


Seguí avanzando y observé como el embarcadero que hay al final del parque estaba completamente anegado, hasta las escaleras de acceso al mismo estaban prácticamente inundadas.

El medidor hablaba por si sólo casi 6 metros de profundidad, mucho para lo que estamos acostumbrados.


Pero lo más increíble eran las vistas del río casi llegando a la zona centro, una siempre lo ve tan bajo, tan tristón, con aquellas enormes playas rodeándolo, cuando se supone que está ante el más caudaloso de España, y ahora qué gozo poder observar el agua casi rebasando las barandillas, es cierto que daba miedo, y más viendo como se ha desbordado ya en tantos y tantos sitios de Navarra, Aragón y también Cataluña, pero supongo que los efectos medioambientales positivos que el arrastre del agua ha traído van a ser los que en el balance final nos digan lo buena y sana que ha sido esta riada para nuesetro estimado río. De momento parece ser que este año nos hemos librado de muchas de las molestas plagas que acechaban al Ebro estos últimos veranos (mejillón zebra, mosca negra, etc.).


Y ya desde el mismo centro la estampa era alucinante también, el "Pont de l'Estat" y la "Esglesia del Roser" de fondo eran un marco ideal para la avenida del Ebro.


De vuelta a casa no pude evitar captar con mi cámara la arboleda que siempre atenta vigila el curso del río y que ahora andaba anegada también por las turbias aguas. Mientras los habitantes de esta ciudad seguían atentos a los movimientos del Ebro rezando para que esta vez al menos se libraran de sus desbordantes aguas.

Comentarios

David Daniel ha dicho que…
Es la lecheee,vaya fotos
Ivan Avila ha dicho que…
unas fotos geniales niña
Mae ha dicho que…
Holaaaa.
Maravilloso. A mi la noticia del esceso de agua me preocupó un poco en un principio, pero creo, como tú bien dices, que va a ser mas beneficioso que perjudicial!
Un beso.
Pd: Preciosas fotos!
Anónimo ha dicho que…
lindo.
Anónimo ha dicho que…
Glu, glu, glup, glu,glu,glu,glu,glu,glu,glup
Gluuuuuup
Sett ha dicho que…
Bueno,ya estamos esperando que nos cuentes algo de estos dias festivos.

Besitosss
Arual ha dicho que…
Hola chicos, aquí estoy de nuevo, pues sí la riada fue la leche pero a pesar de todo el agua llego en buen momento porque falta hacía, y bueno el río al menos aquí no se desbordó aunque le faltó el canto de un euro. En fin por lo demás estos días festivos han estado bien, pasaditos por agua, pero bien, en cuanto tenga un momento os cuento.... ok? Ah! Y me paso por vuestros blogs para enterarme de vuestras novedades.
Besotes a los seis!!!
EL CHICO GRIS ha dicho que…
joe, vaya crecida. A mi ayer me pilló un chaparrón en la carretera y lo flipé

un beso
Arual ha dicho que…
Han sido días pasados por agua me temo Chico Gris aunque tú por el norte de Africa no hayas visto mucha... besotes y bienvenido!!!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…