Ir al contenido principal

Hiro Nakamura.

Estamos en la semana por excelencia del fervor religioso y la exaltación del mismo y sinceramente a mí como que la cosa no va mucho conmigo, es más las muestras exacerbadas que se pueden observar estos días en las procesiones bajo los pasos en las calles de media geografía española me dan hasta un pelín de "yuyu", os digo la verdad, y eso que he de confesar que durante muchos años participé activamente en la Semana Santa de mi pueblo tocando el tambor porque me entusiasmaba hacerlo y también porque quería contribuir a poner mi granito de arena en uno de los intereses turísticos más importantes de mi comarca, pero nada más, ningún otro sentimiento más profundo se albergaba dentro de mí, nada, yo no lloraba, ni hacía promesas, ni cosas así, soy una persona absolutamente escéptica y simplemente disfrutaba dándole a los palillos con gracia y salero, intentando mejorar mi ritmo y pasar unos días agradables en compañía de vecinos del pueblo con los que probablemente no pueda llegar a tener en la vida muchas más cosas en común.
Y vosotros diréis ¿qué tiene que ver todo esto con Hiro Nakamura? Pues nada, simplemente quería decir que mientras España vibra con las saetas y los redobles, yo estoy alucinada con mi más reciente descubrimiento televisivo: el héroe nipón de una de las series estrella de la temporada HÉROES, Hiro Nakamura.
Cuando hablé de ella hace ya casi tres meses completamente emocionada ante el inminente estreno yo ya sospechaba de que caería completamente rendida ante este nuevo producto de la NBC. Pero lo que Aru no podía pensar es que mucho más allá del interesantísimo y brillante argumento que te engancha sin remedio y que te deja boquiabierto completamente esperando que transcurra rápida y veloz la semana para poder saborear el siguiente episodio, más allá de todo eso, estaba el maravilloso Hiro Nakamura, un jovencito japonés de 24 años, empleado de oficina en una gran empresa, que un buen día estando en su lugar de trabajo descubre que puede romper el continuo espacio-tiempo en el momento en que consigue hacer retroceder los relojes un segundo. ¿Y por qué me gusta tanto? Pues sencillo, es adorable, y al contrario del resto de héroes de la serie, está encantadísimo con su condición de hombre con superpoderes, es un fan de los cómics con esta temática, y conoce perfectamente las obligaciones y los deberes del superhéroe, así que no duda en ponerse manos a la obra y averiguar cómo puede encauzar aquella habilidad extraordinaria y servir a la humanidad. Lo bueno es que no tardará en hacerlo y para embarcarse en la siempre tremenda y fascinante aventura de salvar al planeta tendrá que contar con la ayuda y la compañía de su incrédulo amigo y compañero Ando. No seguiré destripando más asuntos del argumento, ya suficientes spoilers hay rondando por el ciberespacio a sus anchas, pero la verdad es que no podía dejar pasar la oportunidad de hablar hoy en las vísperas de las festividades de Pascua, de mi personaje favorito de HÉROES.

Comentarios

Hôichi ha dicho que…
Mira que yo soy amante de los comics, pero la serie no me acaba de convencer. Será porque nunca me han gustado los comics de superhéroes, bueno exceptuando a batman.

felices vacaciones
Mari ha dicho que…
a mi me encantan los supeheroes, todos, todos, no sé por qué.

Felizmente en esta país las pascuas o estern está llena de conejitos y huevos colores pastel y no desgarros sangrientos que, la verdad sea dicha, me ponen tensa.

besos de edna moda
Arual ha dicho que…
Hoichi: Siempre hay excepciones que confirman la regla.... jeje!!
Felices vacaciones para ti también!!

Mari: Algo bueno deben tener los yankies no? Felices pascuas guapa!!!

Entradas populares de este blog

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …