Ir al contenido principal

Fín de fiesta.

Así de redondo fue mi final de fiesta: una suculenta paella valenciana que elaboró con mimo y cariño mi amiga E. y que debo certificar salió absolutamente deliciosa. Como cada año la Semana Santa se finiquitó con una comida de pandilla el Lunes de Pascua. Siempre solemos reunirnos en la masía de un amigo pero las lluvias de los últimos días nos sugirieron esta vez celebrar el "día de la mona" en una casa dentro del propio pueblo dado que el barrizal que había en los caminos rurales era considerable. Y no fue mala idea pues ayer poco rato después de habernos fundido el manjar que estáis viendo empezó a diluviar otra vez y no dió tregua hasta bien avanzada la tarde.
Con este agradable encuentro de amigos dábamos por zanjadas estas mini vacaciones, unos días de reunión con los de siempre, con el grupo del pueblo, con los de toda la vida, que hacen que año tras año siempre valga la pena deshechar la idea de viajar por estas fechas fuera y abrazar con ánimo la Pascua volviendo a nuestro pueblo, a las calles que nos han visto crecer a todos y que han sido testigos del nacimiento de nuestra amistad y de nuestros vínculos actuales. Aún con todo los cuatro días han cundido de lo lindo, y no sólo por la lluvia, que también, sino por que como siempre ha habido de todo, cenas, tambores, fiestas, paseos, cafés, novedades, no todas buenas, todo sea dicho de paso, e incluso dos funerales.
Lo más curioso, y de ello llevo dándome cuenta ya hace bastante, es como con el paso del tiempo (ahora las menores del grupo tenemos treinta y el más mayor ya cumplió cuarenta), el día va predominando sobre la noche. Recuerdo aquellos años en los que las convocatorias siempre se concertaban a partir de las siete de la tarde porque hasta entonces todos ándabamos con resaca y dormitando por casa, y en cambio ahora, qué diferente es todo, salimos a echar el vermut a mediodía, a pasear por la tarde, a tomar el café, a cenar, a ver procesiones, a lo que se tercie, y de noche, quien más quien menos ve como una misión imposible aguantar más allá de las seis de la madrugada, aunque la juerga sea estupenda (siempre teniendo en cuenta que a la mayoría al día siguiente les esperan uno o dos locos bajitos ya para ver los "dibus" temprano en la televisión), y es que los tiempos cambian, nosotros cambiamos, pero de momento la amistad no. Al fin y al cabo es lo que cuenta, digo yo.

Comentarios

Unknown ha dicho que…
para cumplir con mi papel de "aficionado al cine", te voy a decir lo que me recuerda este comentario tuyo... y es, nada más y nada menos, que una de mis pelis favoritas: "Reencuentro".
Fenomenal fiesta, madurada por los años, mejorada, sin duda.
Salud!
Arual ha dicho que…
Pues no la he visto sinceramente pero ahora que sé que es una de tus favoritas la pondré en la lista de pendientes. Por cierto a mí de Kasdan me encantó GRAND CANYON, a pesar de la presencia de Steve Martin, fíjate...
Sett ha dicho que…
Que gran razon tienes con estas palabras finales...yo estoy en el umbral ahora mismo,dando mis ultimos coletazos de la vida despreocupada y salvaje de la juventud.Seguire siendo joven bastante tiempo,pero ya las cosas van derivando a eso de lo que tu hablas,que se resume por supuesto en que la noche cada vez....se va haciendo mas de dia.

Pero la amistad nunca debe apagarse.

Un abrazo
Anónimo ha dicho que…
que lindo arual y yo metida en casa todo el finde.

besos sendos
Arual ha dicho que…
Sí Sett pero no descuides nunca tu espíritu joven y salvaje eh??

Mari a veces sienta genial un largo fin de semana en casita también, al menos a mí... besos linda!!!
pcbcarp ha dicho que…
Pues yo soy de los pocos de mis amigos que aún prueba el alcohol. Y es que el hígado se va cansando y ya no procesa como antes. Me queda poco.
Ivan Avila ha dicho que…
Cada etapa de la vida comporta sus cambios y trae otras cosas buenas pero diferentes. Pero lo que no cambia es pasarlo bien con la gente que quieres.

besitos
Fernando J. López ha dicho que…
ay, acabas de despertar mi apetito

besos de un bloguero errático estas semanas ;-)
elbé ha dicho que…
Pinta bien lo que cuentas. Muy entrañable todo. En momentos así se olvida uno de todos los marrones que ha tenido que soportar el resto de la semana ¿eh?
Unknown ha dicho que…
jo, Arual, Reencuentro puede considerarse como la primera parte de Grand Canyon; pero en lugar de la crisis de los 40 que tenían Danny Glover y Kevin Kline, verás la crisis de los 30 de Kevin Kline, William Hurt, Tom Berenger, Glen Close... e incluso Kevin Costner... tú verás lo que haces con tu lista, jejeje
Agur!
Duna ha dicho que…
Te leo embobada, ensimismada y con una gran envidia, Arual. Todo lo que cuentas y el modo en que lo haces, me parece tan grande y lindo, que me gustaría a mí también tener un pueblo al que regresar en algunos momentos de mi vida, un grupo de amigos que se fuera ampliando con parejas, y que el espíritu se mantuviera durante años.
Y lo mejor de todo esto que cuentas, desde fuera, es cómo lo haces...valorándolo. POrque hay muchas personas que tienen lo mismo que tú pero no le dan ninguna importancia, y por tanto no lo disfrutan del mismo modo.

Besos guapa!
Arual ha dicho que…
Pcbcarp: Bienvenido a mi blog, pues sí ya dices bien lo de que el hígado ya no procesa como antes, y no sólo eso, la cabeza tampoco aguanta las resacas con la misma soltura que a los veinte, para que engañarnos!

Hoichi: Ahí ahí lo importante es compartir buenos momentos, al final esos pequeños instantes de felicidad hacen que todo valga un poco más la pena, no?

Cinephilus: Lástima que no sobró ni un grano de arroz, que si no te invitaba no lo dudes. En cualquier caso gracias por dar señales de vida en mi blog, que sabes que lo echo de menos!!

Elbé: Pues básicamente una paella así hace olvidar cualquier cataclismo jeje, aunque tu bacalao tampoco tenía mala pinta eh!!!

Juan: Bufff tengo que verla, porque seguro que con REENCUENTRO me sentiré más identificada, jeje, gracias por tus recomendaciones!!

Duna: Aisss que a mí la que me da envidia eres tú chatina, con esas dos preciosidades de niños que tienes como dos soles.... besos guapa!!
Mae ha dicho que…
Que bonito Arual... Y que razón tienes cuando hablas de la amistad.
En los tiempos en los que estamos es muy difícil mantener buenas amistades, porque la gente cambia o se deja llevar, y acaba siempre todo roto y sin arreglo.
Lo de la paella y la mega-reunión me parece genial, y mas aún teniendo en cuenta que a mi la paella me vuelve loca. un beso.
Arual ha dicho que…
Pues sí Mae es difícil conservar las amistades en los tiempos que corren... besotes!!!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…