Ir al contenido principal

Telebasura en toda regla.

Que la tele de nuestro país está llena de telebasura es tan evidente como que la tierra es redonda. Nos costó darnos cuenta de lo segundo muchos miles de años, y lo primero va por el mismo camino. Los ejemplos son muchos y muy claros y mientras son de temas del corazón creo que como ya me he inmunizado a ellos y ni me alteran porque aunque me tope con ellos en el zapping una fuerza suprema y divina me eleva y me deja indiferente a su efecto.
En cambio hay otros programas que me chirrían sobremanera, aunque en algún momento de mi vida llegaron a engancharme. También lo hicieron los del corazón, no puedo engañaros, en mis años mozos miraba el Tomate y los culebrones latinos como la que más, también me enganché a Cristal. Pero yo ahora me refiero a los programas de "ayuda" (perfil Cuatro) al ciudadano, tipo La Escalera, Ajuste de Cuentas, Hermano Mayor, y sobre todo, por afectación directa, Supernanny.
No entiendo de teorías educativas y siempre intento guiarme por mi intuición, sobre todo con el paso del tiempo y la acumulación de experiencia, pero sólo sé que no me gusta cómo resuelve los "conflictos con los niños" (llamado así parece cualquier conflicto bélico mundial).
Ayer vi el programa un momento en Divinity (canal que salvo por emitir la divina Sex in the City) y salia el caso de un matrimonio con un niño de la edad del mío más o menos. Normalmente salen niños más mayores. Decidí mirarlo un poco para ver cómo acometía el caso la terapeuta. Resulta que en una escena el niño estaba en el salón jugando y los padres estaban absortos en el ordenador en la misma habitación. El niño empezaba a portarse mal y patalear para llamar claramente la atención de sus progenitores, que "pasaban" olímpicamente de él. Entonces Rocío Ramos Paul proponía imponer una consecuencia a ese acto "vándalico" de reclamar amor y atención paternal dejándolo cinco minutos aislado para pensar. Según ella los padres necesitamos espacio y hay que dejarlo claro desde un principio. Yo como hace Carlos González, maravilloso pediatra al que admiro, substituyo la figura del hijo por la de un amigo de los padres que ha venido a casa de visita. Imaginemos que los padres se ponen en el ordenador y pasan del amigo, no le atienden como buenos anfitriones, ¿no creéis que el amigo se mosquearía? Patelear no, que es adulto, pero vamos no estaría muy contento con la actitud. ¿Por qué nuestro hijo tiene que aguantar una actitud así de sus padres? ¿Acaso molesta? Inteligible vamos.
Lo triste es que Supernanny lo miran muchos padres jóvenes como yo, padres que creen a pies juntillas lo que dice la terapeuta del programa y lo aplican con sus hijos. Y a mí se me parte el alma de pensar que a un niño de 3 años se le apliquen consecuencias simplemente por reclamar atención y amor a su padre y a su madre.

Comentarios

Una madre Pikler ha dicho que…
Me encanta tu metafora de si viene un amigo!! Es verdad!!! Yo también miro a veces ese programa y lo que me llama la atención es qué lio se puede armar en una familia, no? Algunos de los casos son tan extremos!!!
Pero es verdad, a veces los padres nos equivocamos tan feo, como dice Gonzales estamos atravesados por la cultura en la crianza y nos quedamos con frases como los espacios que necesitamos los adultos que nos llevan a lugares complicados y que encima se nos vuelen más complicados, porque lejos de los chicos poder entretenerse solos disfrutándolo, nos reclaman más...y comienza un circulo vicioso horrible....
Ayer yo estabando en la computadora escuchaba a mis hijos reirse a carcajadas y cuando los fui a ver, Lu se habia subido a la escalera sin ninguna baranda y estaba arriba completamente! me senti tan mala madre....
un beso grande (me descargé)
mamadejulio ha dicho que…
Respecto a la tele, me parece tal mierda q no la veo. Cero es lo q la veo. Solo veo series.

Y en cuanto a supernany tuve la oportunidad de conocerla en un encuentro bloguero y bueno no es q me causase muy buena impresión.

Ignorar a tu hijo pq si??? Me parece muy fuerte...
Belén ha dicho que…
Sé que muchos no me creeréis pero la televisión en nuestra casa ha pasado a ser casi un mueble más. Bueno, menos los dibujos claro. Tu háblame de dibus que yo estoy al día de todos, jeje. Pero en todo el día hay tele de adultos puesta, algo para cenar de noticias, y a veces son tan violentas las imágenes que lo quitamos para que el nene no lo vea. Algo de deporte, o alguna serie por la noche poco más. Y no es que sea yo la más intelectual, que no lo soy, pero confieso que la telebasura me aburre sobremanera. Me consta que a mucha gente consigue evadirla, se ríe... pero yo ni eso.

Respecto a Supernanny veo que está endureciendo sus métodos.... Ciertos aspectos de las teorías conductistas no están mal, y aplicados con moderación, ayudan. Pero esto que cuentas es una salvajada más. Estoy de acuerdo con mama de julio.
Maria ha dicho que…
La tele es una basura total... Partiendo de eso, tengo que reconocer que antes de ser mama, veía Supernanny y sus métodos me parecían buenos para "educar a los niños". Cuando me quede embarazada, empezaron a chirriarme algunas cosas y ya fue cuando leí a Carlos González y me di cuenta de que aquella forma no iba conmigo... Que prefierid hacerlo de otra manera, Quizas no tan bien vista hoy en día por mucha gente pero si mas mía y mas gratifiante tanto para el bebe como para nosotros. Y desde entonces hcenos las cosas a nuestra manera, no me gustan los títulos ni encajarme dentro de un movimiento y lo que hacemos es intentar hacer las cosas respetando a la gordi. Un besito
Arual ha dicho que…
Lucre, no te sientas mal, todas vivimos situaciones como la que tu viviste ayer, porque somos humanas y nos despistamos o desviamos nuestra atención, pero sé que eres una madre fabulosa, así que un abrazo de ánimo. Respecto a la metáfora usada no es mía es de Carlos González. Comparto contigo y con muchas mamas de la blogsfera admiración por su visión de la maternidad.

Mamadejulio, yo antes de ser madre incluso veía coherentes los métodos de Supernanny pero cuando nació Alex empecé a dudar de si aquellas pautas iban conmigo. Con el tiempo me he dado cuenta de que no.

Belén en mi casa pasa igual, en la tele si se pone hay dibus, y rara vez la pongo cuando estoy sola, prefiero el ordenador, el ebook o cualquier otro entretenimiento antes que la tele. Si me siento es para ver series descargadas o alguna en la tele que sé que emiten que me gusta, nada más. Vi ese pedacito de Supernanny por pura casualidad y curiosidad.

María suscribo tu historia, ser madre lo cambia todo!!
3'14 ha dicho que…
Pues estar todo el día conectado a internet pasando del niño no me parece lo más correcto, pero si es un tiempo moderado y también se reparte el tiempo para estar y hacer cosas con tu/s hijo/s no me parece tan descabellado educarlos en el respeto por el tiempo/espacio de sus padres independientemente del que les dediquen a ellos. Quiero decir que, si el niño comparte tiempo con los padres, también puede tener ratos para hacer actividades él solo, que luego se crean los pequeños tiranos que sin la constante dinamización de sus padres no saben distraerse por si mismos. El clásico: me abuuuurroooooo!!! A mi hijo no he oído decirlo jamás, y eso que pasa ratos jugando solo también.
En cuanto al amigo invitado no convives con él, es obvio que cuando invitas a alguien a casa le dediques atención, pero si fuerais compañeros de piso repartirais el tiempo entre actividades comunes e individuales, pues con los hijos igual. Un hijo es un habitante más de la casa y por tanto debe participar de acciones comunes, pero también tener su propio espacio, no? Pues los padres igual.

Ahora, la técnica empleada por la supernani según cuentas no la apruebo, hay maneras mejores de hacer entender al niño que sus padres requieren un espacio personal sin tener que "castigarle".
Arual ha dicho que…
Pi está claro que los niños necesitan su espacio, y más cuánto más mayores son, que saben jugar solos un rato o ver sus dibus favoritos, pero si un niño de tres años reclama atención está claro que hay que dársela y no hacerle entender que los mayores tienen su espacio a base de castigos, digo consecuencias, así las llama Supernanny. Que hay mayores que no comprenden que tener hijos implica "sacrificios" de espacio y tiempo. No me canso de verlo!!!! Tú me entiendes darling!!

Entradas populares de este blog

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …