Ir al contenido principal

Modo cole on.

El domingo noche yo era un manojo de nervios. Mi hijo a pesar de que estaba al tanto de que un día de estos iba a ir al cole de mayores no era muy consciente de por qué la histérica de su madre iba de un lado para otro nerviosa ultimando detalles y repitiendo hasta la saciedad: "Mañana empezamos en el cole nuevo!".
Así que ayer lunes cuando lo desperté a las 9 (yo me había tomado el día libre en el trabajo, y él hasta las 10 no empezaba, no hacía falta madrugar) me dijo lloriqueando que él al cole de mayores no iba, que mejor se quedaba en casa con mamá. Pensé que ya estaba liada parda! Pero no perdí la calma. Y con palabras amorosas, convincentes y su camiseta del Barça (que nunca falla) lo convencí.
Desayunó, vio dibus mientras, nos arreglamos y salimos de casa andando (esto es lo mejor, tener el cole al ladito de casa, un lujazo!) cinco minutos antes. Él iba cogido de mi mano contento y feliz. Llegamos al patio de acceso directo a las clases de infantil y esperamos mirando expectantes al resto de niños y padres que allí aguardaban. Entramos en el aula cuando la profesora nos indicó y allí permanecimos un buen rato mientras llegaban el resto de niños de su turno. Más tarde explico lo de los turnos. Él estaba bien pero al ver que otros niños lloraban se puso más serio. Yo permanecí a su lado cogiéndole la mano y diciéndole que aquellos niños estaban emocionados por el momento especial que vivían y por eso lloraban. Él no paraba de repetirme: "Tú mami aquí quieta". Yo le expliqué que cuando su profe me indicara me iría, pero enseguida estaría de vuelta para buscarle porque estaba en casa justo al lado del cole y él se quedaría jugando a las construcciones un ratito allí con sus nuevos amigos. La profe de apoyo les sacó juguetes en las mesas muy oportunamente para relajar el ambiente. Él asintió pero su cara tristona me indicaba que a punto estaba de llorar y yo noté como la lágrima también amenazaba seriamente mi ojo... aissss!!! Aguanta!! Aguanta!!
Al cabo de unos diez minutos la profesora titular nos dijo que fuéramos saliendo. Yo le besé, él me besó y nos dijimos hasta luego. Me fui a casa con el corazón encogido mientras le explicaba todo lo sucedido a mi marido por el Whatsapp. Sólo estuvo allí dos horitas, nada más, a las doce en punto lo recogí. Y cuando vi su cara de completa felicidad y su profesora me dijo que había estado de 10 me alegré tanto que ya se me pasaron los nervios y la angustia de golpe. Nos fuimos al hiper que hay al lado a comprar el pan y la fruta para comer de postre la mar de contentos. Luego comimos en casa unos spaguetti riquísimos y pollo rebozado (fue el menú que me pidió) y un montón de uvas dulces recién compradas. Y pasamos la tarde tan campantes en casa jugando y viendo dibus.
La cuestión es que fue un muy buen día de comienzo pero lo que me chirría más de este proceso es el método de adaptación que han usado. Resulta que han hecho turnos para empezar las clases. Mi hijo ayer hizo de 10 a 12 pero hoy a su grupo le toca de 15 a 17. Mañana otra vez al revés, o sea que volverá a ir de mañana. Y el otro grupo hace los horarios cambiados. Claro él hoy al levantarse se preguntaba por qué no iba al cole otra vez y le he tenido que contestar que de mañana estaría con la yaya y a la tarde iría al cole, un lío. Ahora que lo tenía convencido!! Yo comprendo que a las profesoras (este mes va a tener dos por la adaptación, cosa que veo bien) les va mejor no tener a toda la clase y tener sólo a la mitad. Pero para los niños habría sido mejor pienso un turno de mañana y otro de tarde, pero todos los días igual. Y empezar el jueves ya con horario completo, o el lunes siguiente si quieres apurar más la adaptación. En fin a lo hecho pecho, pero para mi peque éste horario creo que lo ha despistado más que lo ha ayudado. Bueno sólo serán tres días y el jueves prueba de fuego, jornada completa, a ver qué tal.

Comentarios

Juan Rodríguez Millán ha dicho que…
¡Pues ya lo tienes hecho, desde luego! Todo un valiente tu niño, ya lo creo, que con tanto llanto alrededor es raro que no se contagie...

Supongo que el cambio de horario será porque algunos padres se quejarían de que les tocara siempre por la mañana o siempre por la tarde... Tiene toda la pinta de ser la típica solución salomónica para que nadie proteste...
mama de parrulin ha dicho que…
Pobrecito mío, tan mayor, ya en el cole... Animo guapa! Si nosotras lo pasamos peor que ellos. Lo dificil ya está hecho aunque reconozco que los horarios que tienen para la adaptación son muy raros.
Un beso.
Silvia ha dicho que…
¡Qué bien! Por lo que cuentas el primer día no ha ido mal. Mucha suerte y ánimo para tí tbn que seguro que se te caen las lagrimillas...
mamadejulio ha dicho que…
Q Guay!!! Parece q no le ha sentado mal.

En nuestro caso el periodo de adaptación es toda esta semana tres cuartos de hora cada DIA. Hoy ha sido el primer DIA, no ha ido mal del todo. Luego lo contare.

Animo!!! Q en breve estaréis adaptados los dos.
Mama mimosa ha dicho que…
Menudo lío de horario, así en lugar de adaptarse parece que quieren desadaptarlos. Pero tu hijo, un campeón (con esa camiseta no podía ser de otro modo). Estarás orgullosa, ehh?
lamamadeunabruja ha dicho que…
Pues ha ido muy bien, no! la verdad es que s'i que son unos horarios muy raros, menos mal que para el jueves ya va todo normal
A ver ma;ana...
Arual ha dicho que…
La verdad es que los horarios mezclados tarde y mañana son un follón, pero bueno hoy es el último día. Mañana ya horario normal!!!
Anónimo ha dicho que…
Bueno, pues prueba superada!
Lo de los horarios la verdad que también a mí me parecen raros-raros...
Por aquí también hacen varios turnos, pero todos son a la mañana (De 9 a 11 y de 11 a 13), y siempre el mismo turno... Pero bueno... Si el peque va bien, pelillos a la mar!
Anónimo ha dicho que…
Bueno, pues prueba superada!
Lo de los horarios la verdad que también a mí me parecen raros-raros...
Por aquí también hacen varios turnos, pero todos son a la mañana (De 9 a 11 y de 11 a 13), y siempre el mismo turno... Pero bueno... Si el peque va bien, pelillos a la mar!
Arual ha dicho que…
Esos horarios que comentas son más razonables Superamatxu.

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…