Ir al contenido principal

Ni blanco ni negro.

Hay gente con la que congenias y punto. Te sientes a gusto desde el primer momento en que conectas con ellos y es una sensación tan agradable que piensas que aquello vale la pena. Mi marido y yo sentimos algo así al conocer a una joven pareja que vino a vivir a nuestra urbanización unos meses más tarde que nosotros. Agradables, educados y con una niña un año más pequeña que el nuestro, tuvimos buen feeling con ellos desde el principio. Como hay piscina comunitaria en verano se hace vida social allí con los vecinos, yo si hay gente maja me apetece más bajar que cuando hay el típico vecino borde que ni te saluda cuando te lo cruzas en el parking o en el ascensor. Así que más o menos ya tenemos unos horarios y unas costumbres por grupos organizados. Son unas normas no escritas pero muy evidentes.
Con esta pareja hemos pasado tardes muy agradables e la piscina e incluso hemos salido a pasear algún día con los peques y las bicis. Así que poquito a poco se ha ido forjando algo que podría llamarse amistad.  Pero hoy ya hemos dado un paso más y antes de que os lo explique entended que aquí en Cataluña y también en Aragón de donde vengo yo, somos norteños, arisquetes más bien, y nos cuesta abrirnos a la gente. Nada que ver con la actitud que he visto cuando he viajado más al sur, donde la gente es abierta y sociable sin más. Pues bueno el paso no ha sido otro que salir por ahí a comer a un restaurante de nuestra ciudad y pasar una tarde de lo más agradable en el parque con los niños. Ella está a punto de tener a su segundo bebé, otra niña, y la verdad es que ha agradecido un plan relajado cerca de casa con niños. La verdad es que hemos estado de maravilla y los niños han disfrutado mucho dado que entre ellos hace tiempo que ha surgido una bonita amistad infantil. La verdad es que hemos quedado en repetir y a mí me apetece mucho porque ya os digo que congeniamos. Hemos hablado de todo, del colegio al que va mi niño, y al que también optan por conseguir plaza el curso que viene para su hija mayor, de los viajes, les encanta viajar también, del trabajo, de todo un poco.
También hemos sacado a colación alguna cuestión de crianza y ahí es donde he discrepado discretamente pero he discrepado. Y es que nos han preguntado cómo logramos que nuestro hijo se durmiera solo, a lo que yo he respondido que mi hijo se duerme conmigo, con un cuento, un bibe de leche caliente, unos besos y abrazos y en su camita los dos juntos acurrucados. Que cuando se duerme me voy y que si durante la noche se despierta o su padre o yo nos vamos junto a él para que no tenga miedo. Ellos nos han contado enseguida que su hija duerme sola desde el verano pasado y que lo han logrado gracias al "bendito" Estivill. Que la niña a veces les llama despierta mientras ven la tele y les dice que no está bien pero que ellos hacen caso omiso a esos comentarios. Yo sabéis que intento ser respetuosa con todas las opciones pero a mí lo de dejar llorar a un niño pues qué queréis que os diga, me mata, me mata pero muerta. Así que no he demonizado a Estivill como me apetecía hacer en aquel momento, simplemente he dicho que no me gustaba ese sistema, que era incapaz de aplicarlo, y he cambiado hábilmente de tema porque sé que a veces puedo ponerme muy cazurra. Y ahora ya en casa reflexionando he pensado seriamente qué neuronas pueden actuar en la cabeza de un padre y una madre para que se les ocurra aplicar el método Estivill. Es más como una pareja tan agradable como ellos, sensatos e inteligentes, han podido tener esa idea. Cómo puede haber tanta gente que lo encuentre maravilloso, divino y fantástico. Es que a ellos les gusta aprender las cosas llorando. Seguro que si en la oficina les dicen que deben aprender a manejar una base de datos nueva les mandan a un curso de formación y no les dejan llorando en un cuarto con la aplicación informática hasta que la dominan, no?
En fin a lo que iba, que nada es blanco o negro, que los grises predominan en todos lados, pero os juro que en este caso me he llevado una decepcionante sorpresa. Lo que no quita que siga sintiéndome a gusto en su compañía y con su conversación, aunque el tema de crianza creo que no lo voy a sacar a relucir mucho.

Comentarios

Crisis ha dicho que…
El otro día estuve hablando de esto con la única de mis amigas que ya es madre. El niño cumplirá un añito en julio y ya lleva varios meses durmiendo solo en su habitación y sin quejarse. Todo con el método Estivill, claro.

Lo que me ha quedado claro es que sí que funciona y que, en ocasiones, no es todo tan radical; el niño lloró un ratito la primera noche y la segunda, pero a partir de entonces nada.

Yo no sé qué haré cuando tenga hijos, ni me veo preparada para ponerle la contra a una chica que sí los tiene, pero la verdad es que no creo que sea capaz de escuchar cómo llora sin entrar y cogerlo en brazos. Qué duro, no? :S Por eso entiendo que gente como tú, TetaReina y muchas más, no simpaticéis con esto y os enervéis cuando os cuentan esas experiencias.
Un besote muy grande, guapa :)
Anónimo ha dicho que…
Pues sí, aunque parezca mentira haberlos haylos.
Pero vamos que tu no debes cambiar de tema como si tu método fuera incorrecto o malo. Me parece que estás en tu perfecto derecho de expresar tu opinión al respecto, eso sí de una manera adecuada.
Y quizá lo que debas controlar no es el hábil cambio de tema, sino el no ponerte muy cazurra pero sí darte la oportunidad de opinar sobre ese tema.
Es difícil, ya te lo digo, porque encima socialmente está taaaaan bien visto: los padres super guays con la niña superguay que se duerme solita,..., son alzados en un pedestal. Y el contrapunto eres tu la mami pobrecita esclavizada con su niño al que duerme en brazos porque no sabe imponerse. Sí, así nos ve una parte de esta triste sociedad.
Por eso me cabrea doblemente este tema, porque así me han hecho sentir muchas personas y a estas alturas ya no pienso consentirlo. Me siento libre de decir que Estivill es un charlatán y que hay datos fisiológicos y psicológicos que apuntan lo nocivo de ese método. Y ahora, con la experiencia en mi mano, teniendo a un niño de 5 años que ha dormido (y duerme a veces) conmigo todo lo que quiso, es absolutamente independiente me reafirmo aún más. Y ahora sí que no me calla nadie Arual, nadie! :)

Perdón por la extensión y vehemencia del comentario ;P
Belén ha dicho que…
Arual!!! soy Belén, mamá sin complejos, que blogger me ha llamado "anónimo" y no sé por qué :(
3'14 ha dicho que…
Empezaré aclarando que no pretendo convencer a nadie, cada cual encuentra su propio sistema de crianza y educación para su hijo, y si funciona, todo método es válido. Con lo que, si no convence una forma tampoco es necesario ni criticarlo por una parte, pero tampoco demonizar a nadie por ello.

Creo que me consideras una persona sensata e inteligente y no me escondo en admitir que yo utlicé el método Estivill para enseñar a dormir a mi hijo. En mi caso funcionó a la perfección. Pero conozco padres que han enseñado a sus hijos de otras formas y duermen perfectamente bien también. Reconozco que es un método muy cómodo para los padres, llega el final del día y a veces no estamos mental ni físicamente después de la larga y dura jornada de estar una hora tratando de hacer dormir a un bebé... ey!! que quien disfrute con ello fantástico, pero en mi amor por la maternidad no entra esa tarea dentro de la categoría de cosas estupendas que hacer con tu hijo... (porque para mí es lo que es, lo lamento, si lo sintiera de otra manera lo diría, pero soy sincera, y el momento de hacer dormir a un bebé para mí es un suplicio)
En menos de una semana era acostar a mi hijo y quedarse tranquilo, plácidamente sin llorar en su cuna y dormía del tirón. Su peluche, la puerta cerrada y a dormir!! Y durante los días que duró la adaptación apenas lloró, todo hay que decirlo.
Arual ha dicho que…
Crisis yo respeto todos los métodos, o al menos intento ser abierta de mente y no cerrarme en mis ideas pero es que Estivill nunca me convenció, ni cuando al principio iba pez y escuchaba que lo normal era que a los seis meses los niños durmieran solos en su cuarto y de tirón. Aquello me sonaba raro y eso que Alex dormía muchas horas seguidas y tomaba la última tetada a las 11 o 12 despertándose sobre las 6. Pero claro se dormía en mi teta y luego se empezó a dormir con un cuento junto a mí y así hasta ahora. Es mi método y me funciona.

Belén sin tu segundo mensaje intuía que el comentario era tuyo jaja!!!
Pues sí hija sí aún me corto con estos temas, y puede que no lo deba hacer, porque siempre quedo como la sufrida madre pero claro de sufrida nada que yo disfruto acostándome abrazadita a mi rey, y soy la más feliz del mundo cuando lo hago, pero si es el momento más bonito del día, el día que tenga que dejar de hacerlo me va a dar una depresión, así que no lo haré hasta que el peque me lo pida de rodillas, jeje!!

Pi, yo sé que tú has educado a tu hijo impecablemente y prueba de ello es que tienes un hombrecito maravilloso al lado que es un ejemplo para mí desde siempre. Pero Estivill es demasiado para mí body.
Maria ha dicho que…
Totalmente de acuerdo, nosotros tenemos varios amigos, con los que compartimos mañana y tardes de parques, alguna cervecita y mucho tiempo de nuestros fines de semana con los que tenemos algunas discrepancias en torno a la crianza. yo intento no entrar en su forma, auque si que dejo claro que no la comparto pero tb he aprendido a no permitir que se critique la nuestra o que se hagan comentarios del tipo " y aun le das la teta?" "cuando la vais a sacar de vuestra habitacion?" "a ver cuando la llevais a la guarderia"... hubo una epoca que estos comentarios eran habituales hasta que respondí cortante varias veces y ya no se producen... Nuestros hijos se llevan bien y nosotros estamos agusto con ellos pero sabemos que hay temas que no se pueden tratar. Un ebsito
Maria ha dicho que…
Totalmente de acuerdo, nosotros tenemos varios amigos, con los que compartimos mañana y tardes de parques, alguna cervecita y mucho tiempo de nuestros fines de semana con los que tenemos algunas discrepancias en torno a la crianza. yo intento no entrar en su forma, auque si que dejo claro que no la comparto pero tb he aprendido a no permitir que se critique la nuestra o que se hagan comentarios del tipo " y aun le das la teta?" "cuando la vais a sacar de vuestra habitacion?" "a ver cuando la llevais a la guarderia"... hubo una epoca que estos comentarios eran habituales hasta que respondí cortante varias veces y ya no se producen... Nuestros hijos se llevan bien y nosotros estamos agusto con ellos pero sabemos que hay temas que no se pueden tratar. Un ebsito
Arual ha dicho que…
Bueno María el caso particular que cuento en el post de hoy es simplemente uno más de la larga lista. Con nuestra pandilla de amigos en el pueblo nos pasa lo mismo, no ven bien que diera teta hasta los 15 meses a mi peque y me miran con ojos raros cuando digo que para mí fue poco tiempo y todo, y en lo de mi fobia a Estivill ya directamente no comento nada porque si alguna vez saco el tema todos, salvo alguna honrosa excepción, me dicen que no comprenden como no puedo ver lo maravilloso que es este método. Eso no quita que deje de ser amiga suya, pero hay temas en los que mejor no entramos porque discutiría con casi todos.
superamatxu ha dicho que…
Hombre, yo creo que, aunque en ese punto tengais distintas ideas, podeis seguir siendo amigos ¿no? Igual en otras cosas coincidís un montón, no se puede estar de acuerdo con nadie al 100%.
Fany ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Arual ha dicho que…
Claro Superamatxu, que son muy majos y la clave será no sacar mucho el tema y listo!!!

Entradas populares de este blog

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Feliz San Jorge/Sant Jordi!

Para que nadie se enfade felicito a todo el mundo pero mi corazón es maño, aunque reconozco que la festividad de Sant Jordi me chifla y lo de la rosa y el libro me pierde.


Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …