Ir al contenido principal

Alcatraz y The Walking Dead llegan a su final, por el momento.

El domingo pasado en el aire la finale de TWD y el próximo lunes la de Alcatraz. Dos de las series que sigo y que más polémica crean en la red están llegando a su final. La primera con dos capítulos finales de traca fallera que han asegurado su continuidad por una tercera temporada aunque las críticas sobre el sopor que han causado gran parte de los capítulos de esta temporada desarrollados en la granja de los Greene han sido muchas y variadas. La segunda con unas bajadas de audiencia en USA muy importantes y que hacen peligrar una renovación por segunda temporada peligrosamente. Ni que decir que creo que las dos series se merecen continuar aunque como autocrítica debo añadir que estoy huérfana de serie que me induzca a teorizar y elucubrar constantemente desde que se acabó Lost y yo misma busco una substituta en estas dos candidatas que aunque me enganchan y me hacen vibrar por momentos a ratos me decepcionan.
Pero vayamos por partes, comenzaré con el final de la serie de zombies. Advierto que insertaré spoilers. Llevamos tres capítulos terribles con las dos muertes de los personajes que interpretaban los extremos más claros del dilema moral que plantea la hecatombe zombie: Shane, el tipo hastiado de la vida y violento, que desafía a todo y a todos y que no tiene piedad con nada ni nadie, ni de su mejor amigo, a quien intenta matar, y Dale, el tipo pacífico y optimista, una bomba de oxígeno y aliento para todos sin duda.
Tres capítulos y un descubrimiento esencial, todos están infectados, no hace falta que un zombie les muerda, si mueren se convierten igualmente en caminantes. Es el destino fatal. Este hecho creo que lo cambia todo. Porque explica el pesimismo y la cara de hastío de Rick que era el único consciente de ello hasta ahora. Y porque en el fondo conocer este destino impregna a todos de un halo fatal y más apocalíptico si cabe que supondrá la quiebra psicológica del grupo. Las palabras finales de Rick no ayudan a evitarla, la democracia se acabó. Y me olvido de la pobre Andrea, sola y acorralada, su escena final nos da las claves de lo que será la tercera temporada que llegará en octubre de este año. El personaje que se nos presenta ante ella oscuro y encapuchado es Michonne, según rezan los blogs y foros de series más entendidos que yo en el tema, y abre la puerta para una nueva era en TWD. A mí con esos dos zombies atados me dió más miedo que todas las hordas zombies que han podido aparecer hasta el momento.
Por su parte Alcatraz con el capítulo del lunes también ha abierto la veda a las conexiones y las ataduras de cabo propias de un final de temporada como el que se avecina. No seguir leyendo si no habéis visto el 1x11. En este capítulo titulado "Web Porter", Doc y Rebecca descubren por un video rodado de la época que Lucy también es una de los del 63 y piensan que tal vez ella tenga claves que resuelvan el misterio de la serie, básicamente el viaje en el tiempo de los reclusos. Yo viendo lo perdido que va Hausser tengo mis dudas. Si se supone y se palpa la relación entre él y Lucy creo que él debería saber más cosas, o tal vez no sabe más porque en el breve tiempo que estuvo Lucy en la actualidad ésta no tuvo tiempo de explicarle a su amado lo que sucedió. Así que llegados a este punto creo que es el Alcaide quien realmente tiene las claves de todo y si al final resulta que también ha viajado a la actualidad, supongo que en el capítulo final se revelará ese detalle, la finale de temporada puede resolver algunos de los interrogantes que se han ido planteando en este tiempo: para qué sirve la sangre que sacan a los reclusos, qué se esconde en el agujero cuya llave guarda el Alcaide, qué detona el humo que al final esconde la desaparición de los presos aquella noche de 1963, y muchas otras. Si la serie tiene cuestionada su continuidad creo que lo propio sería cerrar la temporada resolviendo bastantes dudas al espectador, ahora bien supongo que el planteamiento no será este sino más bien tener una segunda temporada con lo que me temo que se nos van a quedar muchos cabos sueltos. El estilo JJ Abrahams es éste, recordáis el descubrimiento de la escotilla del final de la primera temporada de Lost, pues a eso me refiero... La semana que viene lo veremos.

Comentarios

Bailarete ha dicho que…
Mi príncipe sigue las dos, yo no te puedo decir nada sobre ellas ;D
Mama mimosa ha dicho que…
Ayer acabé yo la temporada de Walking dead y la verdad es que tenía ganas de cerrarla, porque se me ha hecho aburrida y tediosa en muchos momentos. Espero que le den un giro en la próxima entrega, porque he estado tentada de dejarla a medias en más de un capítulo. Alcatraz, por el momento, me tiene poco enganchada, pero he decidido darle una oportunidad. Mis favoritas hoy por hoy son Fringe, Dexter y Breaking Bad. Lost dejó el listón muuuy alto.
Silvia ha dicho que…
Walking dead no me llama nada porque soy bastante cagueta así que ni me planteo verla; pero Alcatraz sí que me pica la curiosidad sobre todo desde que supe que es de los creadores de Lost, serie que me ha enganchado hasta el extremo de verla ya 3 veces.
Lo que ocurre es que no ando sobrada de tiempo y si a eso unimos que soy una marmota con piernas pues el poco tiempo libre que me queda lo suelo aprovechar para deslizarme bajo las sábanas a no ser que otra cosa supere con creces mis ganas por dormir.

Creo que me plantearé verla! Ya te contaré!
Arual ha dicho que…
Princesa Fol pues a ver si te animas!!

Mama mimosa, yo tengo pendiente ponerme con Fringe cada día me apetece más.

Walking Dead es genial, y lo que menos importan son los zombies Silvia.

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…