Ir al contenido principal

Demasiado deprisa...

Sabéis que últimamente ando más sensible de lo normal, mis posts dan buena prueba de ello, y no sé si es por esta hipersensibilidad mía o que, estoy teniendo la sensación de que mi hijo crece muy deprisa. El domingo por la noche me puse a ordenar fotos para hacer un albúm, me di cuenta que hace un año que no hago ninguno, y mirándolas aluciné como en este tiempo el bebito grandote que era se ha convertido en un delicioso hombrecito. Y no puedo más que sentir cierta nostalgia de aquellos momentos. No sé si es la ansia por repetir maternidad, las dificultades para lograrlo, el concreto momento que vivo, que se yo, pero lo que sé es que repasando aquellas fotos no pude evitar que se me escapara alguna lagrima por la mejilla. Tanto me advirtieron que el tiempo pasaba deprisa cuando una es madre que creo que pensé que la gente exageraba, pero que va, pasa volando, los meses, las semanas, los días, por Dios, es alucinante como aquel momento mágico del 15 de junio de 2008 se repite fresco en mi memoria y ya han pasado casi cuatro años.
Y es que hace un año él me necesitaba mucho, íbamos al parque y quería que estuviera cerca suyo, jugaba a ratos con algún niño, pero era imprescindible mi colaboración. Ahora sale del cole y va al parque con sus amigos, las madres les acompañamos y vigilamos antentas, pero ya no quieren que participemos de sus juegos, empiezan a formar pandilla, y nosotras ya lo vemos todo desde la barrera. En casa aún juega conmigo, como no tiene hermanos, nos pide a papi y a mí que juguemos con él, a ratos se entretiene solo pero aún sigue necesitando de nosotros, y eso me gusta, me gusta estar ahí, compartir momentos porque sé que dentro de un tiempo echaré la vista atrás y añoraré también esto. Ayssss debo reconocerlo, qué poco me gusta que se haga mayor...

Comentarios

Maria ha dicho que…
Yo también estoy con esa sensación últimamente, de que crece muy rápido, de que como me descuide un poco me pierdo cosas, ayyyy, por eso hay que intentar disfrutar a tope del tiempo con ellos! Un besito
mamadejulio ha dicho que…
Yo cd veo fotos de Julito de cd era pequeño tengo q contener las lagrimas.
Mi peque aun me necesita, en casa no juega solo nos requiere a mi o a papa, en el parque igual pero aun así tengo la sensación de q estos casi cuatro años han pasado volando y este ultimo año ya ni te cuento.
Me da una pena enorme...
Treintañera con hijo ha dicho que…
Desde luego que pasa el tiempo rápido. Tengo la misma sensación que tu. Ya cada vez nos reclama menos para los juegos y cuando lo miro pienso ¿Donde esta mi bebe?
MeGustaSerMama ha dicho que…
Cierto, pasa muy rápido. El mio ya habla de "sus amigos" y cada vez le veo más grande...
Anónimo ha dicho que…
¡Ya te digo! Pasa volando... Todo el mundo lo dice ¡y se quedan cortos!
Anónimo ha dicho que…
... Al menos nos queda el consuelo que con la crisis y lo difícil que se están poniendo las cosas para los jóvenes me da que tenemos hijos en casa para rato. Es un triste consuelo eso sí.
Arual ha dicho que…
Por eso me hace ilusión repetir maternidad, para poder revivir las cosas aunque sea a ritmo distinto... A ver si María y yo tenemosla misma suerte que todas vosotras!!!
Silvia ha dicho que…
Cariño, tengo un post escrito en borrador para publicar próximamente sobre esto mismo que cuentas. De hecho parece que tu post lo haya escrito yo porque siento exactamente lo mismo que describes...
¡Qué te puedo decir salvo que te entiendo perfectamente!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…