Ir al contenido principal

Donde dije digo digo Diego.

Esto de tener un blog desde hace años a ratos es la risa. No en vano inauguré este espacio en Blogger allá por el lejano 2006. Y es que me da por leer antiguas entradas y me parto yo sola con las cosas que dije y que no he cumplido o que ahora no comparto para nada, vamos, ni "jarta vino"!
En este post por ejemplo ponía verdes los ebooks y tachán, ahora mismo el ebook es uno de mis mejores amigos, tan práctico, tan ligero, con tantísima capacidad.... aissss!!!! El mejor de los regalos de mi último cumpleaños.
En este otra entrada desestimé en un primer vistazo el piloto de Dexter, más de uno me va a matar por esto, y juré en arameo que este blog no iba a ser monotemático maternal, ja, ja!!! Ilusa de mí, embarazada de poquitas semanas no podía imaginar el cambio drástico que mi vida iba a experimentar el 15 de junio de 2008 con la llegada al mundo de mi mayor tesoro.
Y así podríamos encontrar miles de ejemplos. Supongo que esto es fruto de la evolución personal de cada uno. Crecemos, cambiamos, y en el blog reflejamos estos cambios de actitud o pensamiento. Y eso que yo me creía coherente. Inocente juventud!
De todos modos visto en el tiempo me alegro de haber cambiado en ciertas cosas, sobre todo las que me ha impulsado la propia maternidad. Siento que he madurado y que estoy más conforme conmigo misma. Puedo confiar en mis instintos de un modo más seguro. Me queda mucho trecho por recorrer, cada día aprendo cosas nuevas, y me veo obligada a ejercer autocrítica constante, pero me siento feliz por como abordo el camino.
Y poder contar muchas partes del mismo aquí en el blog me ayuda a poder ver después la interesante y alucinante evolución que yo misma he experimentado.
¿Queréis seguir caminando conmigo? Invitados estáis!

Comentarios

Juan Rodríguez Millán ha dicho que…
¡Yo me apunto, je, je, je...! Yo no creo haber cambiado tanto, pero seguro que si me pongo a investigar en mis primeras entradas encuentro algo que ahora me chirría...
3'14 ha dicho que…
Pero sigues teniendo algunos mismos adeptos desde tus principios... no habrás cambiado tanto mujer!!! y en todo caso, es evidente que siempre a mejor ;)
En cuanto a la temática del blog, sigue fiel a sus orígenes: un diario personal en el que cuentas tu cosas que día a día te van sucediendo, y es evidente que, en tu vida, el gran peso y protagonismo lo ha adquirido tu hijo, o mejor aun: La maternidad. Hablas de lo que sabes, de lo que vives, experimentas y sientes, y eso siempre es fantástico! Sigue así Aru!!
Un abrazo!
Arual ha dicho que…
Queridos Juan y Pi, justo vosotros dos lleváis buen trecho conmigo en este viaje bloggero, y me encantará continuar junto a vosotros, si queréis!!!
Carmen ha dicho que…
Sí, es como escribir un diario pero en público...
Yo sólo llevo 10 mesecitos en esto, pero además de ser un "hobby" estupendo tan bién lo veo como un registro bastante útil de las propias metas, tropiezos y experiencias.
Cuatro años de blog, madre mía...enhorabuena, a ver si yo duro tanto!!
Arual ha dicho que…
En diciembre cumple mi blog 5 Carmen!!
Carmen ha dicho que…
Lástima que no se pueda meter un emoticón haciendo la ola...
Vargtimen ha dicho que…
Jeje, recuerdo tu etapa anti-Dexter.
Seguiremos caminando contigo y viendo hacia donde evolucionas.
Arual ha dicho que…
Vargt es que no lograba entender como alguien podía engancharse a esa serie y ahora me gusta!

Entradas populares de este blog

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…