lunes, 16 de enero de 2012

La preguntita.

La verdad es que hay una pregunta que hace cierto tiempo que nadie me hace ya en mi entorno más próximo: ¿para cuándo el hermanito? Mis allegados, los que más me conocen y que por tanto saben que sufrí un aborto en agosto supongo que no se atreven a formularla, y el resto del mundo creo que da por supuesto que puede que no quiera o no pueda tener otro bebé. La cuestión es que la vida se hace más llevadera si la gente deja de atosigarte con estas cositas. Porque a los 18 te interrogan para cuándo el novio, a los 25 para cuándo la boda, a los 30 para cuándo el retoño, a los 35 para cuándo el hermanito, y así sin parar esto es un no acabar. 
De todos modos tal y como me encuentro ahora creo que podría responder maravillosamente a quien se interesara por este asunto. Si me preguntaran para cuándo el hermanito, respondería no lo sé. Y ni lo sé ni lo quiero saber. Lo quiero, sí, lo deseo, pues claro, como no voy a necesitar volver a repetir la mejor experiencia de mi vida. Como no voy a tener ganas de dar el mejor de los regalos a mi tesoro. Si digo lo contrario miento. Pero también sé que la experiencia de la maternidad ya la he vivido y que si el destino me depara un sólo hijo, no va a pasar nada, porque mi hijo, mi tesoro, mi vida, mi gran amor, es lo mejor, lo más maravilloso, y sí todos mis esfuerzos, todo mi cariño, y toda mi ternura, se lo tiene que llevar él en exclusiva, así será. Ventajas habrá, mi atención y la de su padre serán sólo suyas, todos nuestros recursos afectivos tendrán un único destinatario, y también los materiales, sobre todo en educación y en salud que es lo que a mí me preocupa más, que con la que está cayendo no es lo mismo criar a un hijo que a dos. Puede que no tenga hermanitos con quien jugar y compartir, tampoco de momento primos hermanos y no sé si los habrá en el futuro, mi hermana tiene la última palabra, pero seguro que tendrá grandes amigos y su vida social será fantástica. Durante 7 años fui hija única y nieta única, y no había niña más salada y simpática que yo dice mi madre. Así que hay que ver el lado positivo de todas las cosas. 
A veces pienso que si me hubiera lanzado en esto de la maternidad mucho antes no tendría tantos problemas en este sentido, puede, no digo que no sea sí, pero mis experiencias, mis viajes, mis historias, me han conformado como persona, han construido a la Aru que ahora conocéis, me han hecho ser como soy, y estar segura de mí misma, ser feliz. Me lancé a la aventura cuando me vi preparada y creo que por esta razón disfruto tanto de la experiencia. No quiero ni imaginar que de haberlo hecho antes podría no haber vivido la maternidad con la plenitud con la que la vivo ahora, o tal vez no, nunca lo sabré. En cualquier caso las cartas están echadas así. Y simplemente me dispongo a seguir jugando esta partida.

10 comentarios:

lamamadeunabruja dijo...

Arual, me alegro mucho de verte tan animada con este tema tan difícil por el que has pasado, el tiempo dirá lo que va a suceder y de momento hay que disfrutar la vida tal como nos llega.
Besotes

Boris Estebitan dijo...

Se nota que eres alguien valiente, sigue asi con esos animos, si tiene tiempo te invito a ver en el Blog de Boris Estebitan un escrito mio titulado "La Balada de Dracula", cuidate mucho y que tengas una linda semana.

@Mousikh dijo...

Me alegra leerte con esa serenidad y ese optimismo. Irradias felicidad. Un abrazo

Mama mimosa dijo...

Además, las fiestas que acabamos de pasar crean ocasiones propicias para la dichosa preguntita. Nosotros este año hemos intentado aguantar el tipo con respuestas de lo más imaginativas, pero a pesar de todo no puedes evitar que te duela. Por cierto, también opino que el deseo de ser madre no está relacionado con ninguna edad en concreto, llega cuando llega, a unas más tarde, a otras más pronto...

mama de parrulin dijo...

Yo te diría que no pierdas la esperanza, que a veces cuando ya parece imposible, sucede el milagro de la vida.
Yo siempre contesto que para cuando la naturaleza quiera.

Maria dijo...

Me ha encantado leer esta entrada que no se por que se me había pasado. Leerte asi de tranquila, serena, y feliz es maravilloso. Un besito y si tu deseo es tener otro hij@ ojalá se cumpla. Muchisimos besos guapa

LA TETA REINA dijo...

Me encanta esa actitud. Me alegro por ti. Verte y sentirte así es estupendo.

Sigue disfrutando de lo que tienes, que como tú dices es tu mayor tesoro y lo que tenga que ser será.

Un beso gigante querida :D

superamatxu dijo...

¡Hola! Soy superamatxu, no sé qué pasa hoy que no me deja firmar de la forma habitual con openId...
Cuánto me alegro de verte tan recuperada y tan bien de ánimo!
Aunque en una cosa discrepo levemente: el mejor regalo para tu hijo no es un hermanito, el mejor regalo para él es tener a unos padres felices que le adoran.

Arual dijo...

Mamadeunabruja, pues sí en ello estamos, intentando ser felices con lo que tenemos que no es poco.

Boris soy lo que soy, valiente no!

@Mousik creo que es xq sabía que debía ser consciente de lo que tengo y ahora estoy aprendiendo a serlo.

Arual dijo...

Mama mimosa, qué te voy a decir a ti, sé que has pasado una temporada complicada y que no voy a consolarte con mis palabras pero bueno sé que al menos con la adopción habéis abierto otras vías para cumplir vuestro sueño verdad?? Un beso de ánimo!

Mama de Parrulin, al menos tú ya estás en el camino de tu propio milagro, me alegro mucho por ti, de verdad.

María, estoy mucho más tranquila y serena, y eso es todo un logro, créeme.

Teta aisss es que como no voy a disfrutar de mi tesoro!!! Disfruta igualmente tu de Boliche nena que vaya perla de hijo tienes más grande.

Superamatxu, puede que tengas razón...