Ir al contenido principal

Una tutoria, un cumpleaños y otras cosas del montón.

Como me atacó el virus chungo de la gripe olvidé contaros que el viernes antes de caer en las garras de la fiebre tuve la tutoría inicial (inicial no fue mucho pero fue la primera del curso) con la profesora (sustituta) de mi hijo. Yo andaba mosca hacía tiempo porque aunque intenté elegir el colegio que más  me convenció al final tenía la sensación de haberme equivocado. Mi hijo no iba muy conforme a clase al principio, la adaptación costó lo suyo. Para colmo la profesora se puso de baja por enfermedad en noviembre y estamos casi a febrero y no ha vuelto todavía. Había visto desorganización en las salidas y entradas, tema que me preocupaba mucho. En fin que al contrario que en la guardería supe enseguida que había elegido muy bien, con el colegio era harina de otro costal. Y llegó el viernes 20 de enero a las 12 y entré en la clase de mi hijo con cierto escepticismo. La profesora sustituta se disculpó por su tutora que sigue de baja y me dijo que intentaría suplir con el mejor criterio a ésta en la entrevista. Tomó nota de unos datos básicos y empezamos a hablar de mi hijo. Me dio espacio y tiempo para comentarle las cosas que me disgustaban o preocupaban y se las enumeré con toda tranquilidad. Ella me dijo que era consciente que el descontrol era importante cuando en una clase de P3 y encima en el primer trimestre faltaba la profesora referente. Y más cuando el Departament de Ensenyament había tardado mucho en poner una sustituta. Era evidente que pensaba lo mismo que yo. Después empezó a contarme que estaba muy contenta con mi hijo. Que era un niño tranquilo, cariñoso, sociable, inteligente y que al menos desde que ella estaba, después de Navidad, él se sentía adaptado y feliz en el entorno escolar. Me enseñó parte de las fichas que trabajaban y me indicó que era muy avanzado para su edad, dado que dominaba las letras y los números con una facilidad importante. Que lo que menos le gustaba era la actividad física, pero vamos no me sorprendió porque en eso se parece a su madre. Me preguntó qué objetivo perseguía con este primer curso de infantil para mi hijo y le fui sincera: que se adaptara al centro y que fuera feliz en él. La verdad es que los números y las letras los trabajamos mucho en casa, nos encanta escribir en la pizarra autoborrable, o en el ordenador, así que sé que esa parte la cubrimos de sobra. Así que la verdad salí contenta de aquel primer encuentro. Yo ya veo que él ya va más convencido a clase, y sale siempre sonriente, con lo que intuyo que el rato que allí pasa lo pasa bien. Ahora sólo espero que vuelva pronto su tutora de la baja porque a la que le pille cariño a la nueva profesora será más dura su marcha y readaptación a la tutora oficial. Pero bueno, ya veremos.
Por otro lado este finde asistimos a un cumpleaños maravilloso. La prima de mi marido, casi una hermana para él porque es hijo único y siempre han tenido una gran relación, cumplía 40 años y su marido en colaboración estrecha con la familia le preparó una fiesta sorpresa magnífica. Fue muy emocionante ver a 55 personas aguardando silencio y gritando sorpresa cuando la protagonista entró. Fue bonito ver la tarta maravillosa que le preparó uno de sus tíos en forma de 40, bonita y delicioas. Fue increíble pasar un día en familia así y todos disfrutamos muchísimo. Yo me pido una fiesta igual para mis 40, aún quedan cuatro años y medio pero ya he avisado a mi socio, :)
Y no mucho más por el momento, parece ser que llega el frío de verdad, a ver si ahora esto es en serio...

Comentarios

Maria ha dicho que…
Pues me alegro muchisimo!!! Supongo que salir de alli con esa buena sensacion te habrá dejado mucho más tranquila no? Un besazo
mama de parrulin ha dicho que…
La verdad que vaya lío de profes se trae el colegio, así no hay quien se adapte. Al menos sale contento y eso es lo importante, no?
Arual ha dicho que…
Fue vergonzoso porque desde mediados de noviembre hasta después de Navidad no hubo una suplente oficial. Cada día tenían un montón de profes que en sus ratos libres iban pasando por la clase para cubrir el hueco, un follón, y si pensamos que están en P3, el primer año de infantil y que todo es nuevo para ellos, pues mucho peor.
Rocío ha dicho que…
Me alegro que el peque vaya tan bien en el cole y estoy de acuerdo este lio de profesores no creo que ayude mucho a los peques pero bueno... El cumple genial, que lujo!! Seguro que a tí te preparan uno mejor jeje besitos guapa y abrigate
superamatxu ha dicho que…
Es tremendo lo de que no cubran las bajas de los profesores inmediatamente! Buenooooo.... Estaría horas despotricando de los famosos recortes... En fin!
Al menos, el peque va contento y parece que todo va bien en el cole.
Disfrutad mucho en el cumple!
Arual ha dicho que…
Y ahora la profesora sustituta tb esta de baja, otra vez descontrol!

Entradas populares de este blog

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …