Ir al contenido principal

De médicos, adaptaciones y naturaleza.

Ayer estuvimos de visita con el pediatra de mi peque. El niño tenía un poco de tos blanda y desde el domingo había echado algún vómito de moco puntual, así que decidí que le diera un vistazo por si la cosa iba a más. Como siempre el buen hombre se portó de maravilla. Ya he dicho muchas veces lo mucho que me gusta lo profesional que es, trata a los niños con cariño, mi hijo lo adora, y además suele acertar bien en los tratamientos. Otro punto positivo es que tiene casi siempre horario de tarde y como yo trabajo por la mañana me va de perlas porque así no tengo que pedir permiso en la oficina.
Nos recetó supositorios Pilka porque dijo que había moco en las vías altas y va bien para diluirlos y también para la tos. Alguna vez de más chiquitín le había puesto este tratamiento y recuerdo que funcionó bien. A ver ahora qué tal nos va. Por ahora la noche pasada la hemos pasado ya sin tos.
Además ahora estoy contenta porque, cruzo los dedos, llevamos un otoño comparativamente hablando con el anterior mucho mejor. Imagino que el sistema inmune de mi hijo ya está más reforzado y eso se nota. Porque los virus en la guardería siguen y seguirán por los siglos de los siglos ahí, me consta que hay compañeros de mi hijo que llevan un otoño horrible en ese sentido.
En cualquier caso el motivo del post es para remarcar lo buen médico que es y eso que pertenece a la Seguridad Social. Al principio opté por ir a uno privado y a las revisones de la SS también. Después viendo que me gustaba más el de la SS que el privado y que además me ahorraba un dinerillo dejé de ir al segundo. Que conste que si hubiera sido al revés no lo hubiera hecho porque el dinero con mi niño no me duele, quiero decir que antes me quedo sin un gasto mío que sin uno suyo. Pero la cuestión es que este pediatra me "enamoró". Y ahora no lo cambio. Y eso que debería hacerlo porque al mudarnos me corresponde cambiar también de CAP, pero por él no lo he hecho.
Y en otro orden de las cosas hoy toca reunión de final de periodo de adaptación en la guardería, iré, aunque no tiene mucho sentido, siendo que ya sé que mi hijo está adaptado, al día siguiente de empezar su tutora me dijo que había tenido la sensación de que el verano no había hecho ninguna mella en la actitud de mi hijo en el sentido que estaba tan feliz y contento allí como siempre. No fue lo mismo el año pasado que acababa de empezar en la guardería y a estas alturas no había conseguido que fuera más de dos semanas seguidas sin fallar. Ahí si que os digo que no había adaptación alguna ni posible, vamos de cajón.
Y poco más por el momento. Este fin de semana si nada se tuerce queremos hacer una pequeña incursión en el bosque a buscar setas con el peque aprovechando la fantástica localización de la ciudad en la que vivimos, a un paso del mar y otro de la montaña. Bueno lo de buscar setas no será el objetivo primordial, sabemos que con él no podemos meternos en los recovecos adecuados para hallarlas y la verdad es que este año ya nos hemos puesto las botas de comerlas gracias a los esfuerzos de mis queridos padres que se han embutido en la montaña con la suficiente frecuencia para no pasar hambre... de setas, jeje! Pero lo importante es caminar por el campo y que él siga familiarizándose con la naturaleza, algo que considero parte fundamental en su educación.

Comentarios

superamatxu ha dicho que…
¡Jo! Y me quejaba yo de que se me estaba haciendo largo el perído de adaptación de mi hija. Pues tú me ganas...
Yo también estoy encantada con mi pediatra de la SS y no la cambio por nada. El horario también es perfecto porque es de tarde y, como tú, yo también trabajo a las mañanas, así que me viene genial. Tiene el cupo lleno, pero a mi segunda hija me la ha admitido, porque ya tenía a la mayor.
A ver si podeis coger alguna seta, sin duda al peque le haría muchísimsa ilusión. A mis hijas les encanta recoger castañas, bellotas, lo que sea... El caso es coger algo, ja, ja, ja...
Arual ha dicho que…
Pues al final nos ha tocado quedarnos en casa, el peque esta mejor pero yo he amanecido fatal y como mañana hay que trabajar hemos preferido no arriesgar y quedarnos en casita. Bueno él y su padre han bajado un rato al parque pero yo sigo en pijama y dopada de ibuprofeno... paciencia y una caña!!!

Entradas populares de este blog

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …