Ir al contenido principal

El cambio horario y los niños.

No sé cómo habrá afectado el cambio horario a vuestros hijos pero por primera vez desde que nació, y ya tiene 28 meses, este sábado noté que el adelanto de una hora en el reloj había trastocado por completo a mi retoño. Y lo noté porque aquel día había dormido como un lirón hasta las diez de la mañana (estábamos en el pueblo y allí suele dormir siempre mucho), había hecho su buena siesta, había jugado en el parque y lo había pasado genial y había cenado bien (aquella noche dormía en casa de mis padres porque nosotros teníamos una cena de cumpleaños con amigos y mi madre dijo que hasta había repetido). Pero curiosamente a las seis y media de la madrugada se despertó, mi madre acudió a la habitación donde dormía pensando que poniéndole el chupete volvería a dormirse, pero no fue así, dijo que quería levantarse y no hubo forma de dormirle de nuevo. A las diez bajé yo a casa de mis padres porque había quedado que iríamos al pueblo de mi abuela para acompañarla al cementerio y porque me moría de ganas de ver al peque (las pocas veces que hemos dormido separados me ha pasado lo mismo que a la mañana siguiente sin apenas dormir vuelo a su lado) y allí me encontré a mi madre con ojeras y a mi hijo hecho un festival. Cuando mi madre me contó lo sucedido me quise morir. Sé que ella está encantada de quedarse con mi hijo pero yo casi nunca se lo dejo por miedo a que pase justo esto. Y el sábado pasó, le dio la nochecita toledana. En fin mi madre me dijo que no me preocupara que no pasaba nada, pero yo me sentía mal. Mi hijo estaba alterado, cada vez más. Y cuando pillamos el coche se medio durmió de puro cansancio. La siesta fue breve y enseguida se volvió a despejar. En la comida se portó fatal y después no hubo manera de acostarle para que hiciera la siesta a pesar de que estaba muerto de cansancio. Para entonces llevaba ya ocho horas despierto. Yo no perdí la calma a pesar de que estaba cansada, la noche anterior por culpa de la fiesta de cumpleaños me había acostado tarde y en total había dormido cinco horitas. Pero con paciencia y una caña logré dormirlo cerca de las cinco de la tarde. Durmió como un bendito hasta las siete pero cuando despertó lo hizo de muy mal humor. Bajamos al garaje de la casa de mis padres para que correteara con la bici y jugara con la pelota dado que ya era de noche y no podíamos salir a la calle por el fresco y por la lluvia. Él no se conformó con el plan, todo el rato se quejaba, lloraba, gritaba, estaba desafiante. Cogimos el coche y nos lo llevamos a dar una vuelta por el pueblo. Tampoco funcionó. Cenamos pizza, a él le encanta, y no quiso comer casi nada. Lo acostamos tarde porque no había manera de que se durmiera. Pero esta mañana a las seis volvía a estar en pie. Hoy de nuevo el día lo hemos llevado al revés. Entre el malhumor arrastrado y que el mal tiempo nos impedía salir a la calle la jornada ha sido agotadora. Menos mal que estaba en el pueblo y allí tengo más soporte familiar. A la vuelta a casa esta tarde el viaje en coche ha sido otra odisea y eso que él siempre se porta bien porque está muy acostumbrado a viajar. En fin espero que poco a poco se vaya centrando un poco, si a los mayores nos cuesta acostumbrarnos al cambio horario, ya veo que con los pequeños es mucho peor. Lo he comentado con algunas amigas y me han dicho que con sus hijos ha pasado tres cuartos de lo mismo. A ver que nos depara la semana...

Comentarios

Papalobo ha dicho que…
Pues al nuestro no le ha afectado demasiado, simplemente porque el sigue llevando su reloj interno uy para nuestra desgracia no le ha cambiado la hora aún. Así que hoy se ha despertado a las 7 de la mañana pidiendo juerga (lo que ayer serían las 8 que es su hora normal)
Hemos intentado acostarle más tarde pero ha dado lo mismo. Si es que el tío parece un tren inglés, jajaja
MeGustaSerMama ha dicho que…
Al mio si le afecta, con lo delicadito que es para dormir...Asi que un par de dias antes empecé ya a acostarle más tarde, para que se levantase ma´s tarde ( este cambio no lo hace de un dia a otro, aunque le acueste tarde el primer dia se despierta igual, tiene la hora "cogida"). Si no lo hacia asi sabia que con el cambio de hora en vez de a las 7 nos despertaria a las 6...
Arual ha dicho que…
Papalobo, a mi hijo no se lo había notado hasta los 28 meses ya ves, pero vaya estamos a miércoles y seguimos despertándonos a las seis de la mañana cada día... a ver si volvemos a retomar horarios pronto porque me caigo de sueño!

Mamareciente, yo intento acostarle más tarde pero no funciona, se cae de puro sueño muy pronto.
yo tengo una técnica con mis sobrinos .... cando me toca cuidar de ellos... les meto el disney channel, hasta que se me duermen sobre las 2 de la mañana, por la mañana cuando me levanto los recojo del suelo y aún los dejo una horita mas durmiendo en la cama
... pruébalo...( lo lei en el telva)
Vargtimen ha dicho que…
El cambio de horario es un invento del demonio y, si eres niño, supongo que te afecta más. De todas maneras, peor es el cambio al horario de verano que hacemos en marzo, ese fin de semana infame en que te roban una hora de forma rastrera.
Arual ha dicho que…
Amante de plástico dichosos los ojos, bueno bueno tus técnicas me dicen que no recurra a tus servicios de canguro mucho, :)

Vargt qué tal las vacaciones? No conozco a nadie que las tenga tan largas xddd!!!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…