Ir al contenido principal

Momento increíble!

Cuando quedaba poco para mi fecha de parto le dije a mi marido que quería como regalo de nacimiento una cámara de vídeo. Ni anillos, ni pulseras, ni gargantillas, nada de eso, yo quería un aparatejo que inmortalizara los momentos de mi chiquitín para toda la vida. Yo siempre había preferido las fotos, los vídeos me aburren. Aún recuerdo el día que nos invitaron unos amigos para ver el film de su boda y de su posterior luna de miel. Qué cosa más aburrida. Yo no hice vídeo de boda ni de luna de miel porque realmente lo consideraba algo pesado y que no podía interesar a nadie, ni a mí misma claro. Pero el tener un hijo era otra cosa, ahí sí que había momentos que deseaba tener guardados para siempre y la compra de una cámara de vídeo era la solución.
Grabé mi tripita cuando se movía al ritmo de las patadas del nene, y luego fui grabando también sus primeros movimientos, sus primeros juegos, sus primeros bailes, su primera comida, sus primeras pruebas de fuerza bruta, con seis meses movía sillas de madera con una sola mano, alucinante, en fin durante el primer año grabé infinidad de cosas. El segundo año la cosa cambió, tienes a tu peque en constante movimiento y con tentativas destructivas a cada momento y claro o eres una superwoman o lo de ir controlando semejante espectáculo con una mano y con la otra hacer de Spilberg es misión imposible. Además mi marido no es muy amante del tema fílmico, y en mi casa o hago yo las fotos y los vídeos, o no los hace nadie. La prueba es que yo nunca salgo en ellos. Así que bueno quitando momentos relevantes casi no tengo vídeos del segundo año de la vida del peque.
El domingo celebramos en casa de mis padres el cumple de mi madre y de mi hermana y pillé la cámara de vídeo. Grabé el momentazo de mi hijo llevando el pastel a la mesa, con ayuda de su padre, con las velas encendidas y soplándolas a cada punto, con lo que el pastel tardó en llegar de la cocina al salón más de diez minutos. Plasmé sus risas, las de toda mi familia y también el instante de vergüenza que pasó el pobre cuando todos estábamos expectantes para que les cantara a su yaya y a su madrina el "Cumpleaños feliz" y él con un hilo de voz no llegó ni al "Te deseamos todos" porque no podía soportar tanta atención del público presente.
Por la noche, ya de vuelta del pueblo, en nuestra casa, mi marido conectó la cámara de vídeo al televisor y le enseñó ese vídeo a nuestro retoño. No veáis qué risas más buenas se echó viéndose a sí mismo sin parar de soplar las velas e intentando evitar que el pastel cayera al suelo. Después le enseñamos otros vídeos de cuando era más chiquito y él estaba alucinado al verse. Había visto sus fotos de bebito en los álbumes que he ido haciendo y que siempre me gusta enseñarle, pero nunca aquellos vídeos y fue tan emocionante y divertido ese momento... aisss!!!
Como os digo un momento increíble.

Comentarios

M@rt@ ha dicho que…
Hola,felicidades portu blog lo e leido un poco y me a gustado mucho a ver si le tengo tiempo y me lo leo un poquito mas :-)
mamadejulio ha dicho que…
Para variar la falta de tiempo hace que tenga muy pocos videosde julito de bebe aunque algunos tengo. Bueno de bebe no tengo muchos perodel segundo año tengo navidades,cumpleaños y poco mas.
Yo tambien se lospongo a julito y le encanta verlos,empieza pedirme oto y oto y sobre todo el del retiro con los patosque le encanta.
La lastima de esto,es que yo cuando veo losvideos decuando era bebe me pongo super triste de ver lo lejos que quedo aquello.
Algun dia de estos enviare a imprimir el album digitalde las vacaciones...maldita falta de tiempo¡¡
Arual ha dicho que…
Bienvenida Marta, me alegro que te guste, estás en tu casa!

Mamadejulio, buff yo me emocioné al verlos también junto a él, es que eran flashes de su vida y de mi vida junto a él, maravilloso!!!
Arual ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo ha dicho que…
A mí me pasa como a tí, que los vídeos de boda y demás se me hacen un tostón (pero yo creo que porque realmente la mayoría lo son para todos, excepto para los novios) Pero que con mi hija decidí que había que comprar una cámara de vídeo. Pero luego la verdad es que la uso muy poco. A la mayor la he grabado más, pero a la pequeña poquísimo ¡pobre! Y cuando sean mayores, pensarán que su madre no estaba nunca, porque nunca salgo, como siempre hago yo los vídeos y las fotos!
Arual ha dicho que…
Jeje, te pasa como a mí, que eres la Spilberg de la família!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…