Ir al contenido principal

El método Estivill y Modern Family.

Para los que veis Modern Family ya sabréis que "Noche en vela" (1x11) nos habla del método Estivill a la americana y en una principiante pareja gay de papis. Cameron, o sea mi alter ego, no está a gusto con el método, pero accede a los deseos de Mitch, su marido, el alter ego del mío, de probar con el método que hace que los bebés aprendan a dormir solos y de paso permiten comprobar a los padres la cantidad de lágrimas que pueden llegar a contener sus pequeños ojos. Como imaginareis Cameron es el "buenote" y Mitch el "malote", aunque al final del capítulo acceden a intercambiar papeles en determinados momentos de la vida de su pequeña. Cam se compromete a darle de comer verduras, :) De todos modos supongo que en la realidad seguirán cada uno a la suya, y mientras el primero continuará achuchando en exceso a su hija, el segundo será el que como siempre se enfade y la castigue. Ningún extremo es bueno, desde luego, soy consciente aunque yo me identifique más con la primera figura, en muchas ocasiones debería tratar de ser más firme, y lo intento, muchas veces infructuosamente pero lo intento, y en otras ocasiones salgo victoriosa, sobre todo cuando es mi marido el que se pone más blandote, para compensar. Y es que la sensatez, esa cualidad que creo que me ha ayudado en tantas ocasiones de mi vida, también me hecha una mano en mi faceta maternal y me permite equilibrar en ocasiones mi devoradora devoción sinfín hacia mi hijo, madre de todos los mimos y sobreprotecciones que os podáis imaginar y más. Y también esta sensatez hizo que declinara el famoso método para dormir a los niños porque me parecía aberrante tener que escuchar el llanto, controlado o no de mi retoño, cada noche antes de dormir. Y mi hijo aprendió a dormir igualmente en mi compañía y en mi estómago no hay ninguna úlcera. En fin Mitch y Cam representan sin duda los dos papeles que los padres debemos ejercer ante nuestros hijos. Y una vez más esbozándonos una sonrisa, esta fantástica comedia sobre los nuevo modelos de familia, nos ofrece un espejo de nosotros mismos, muy pero que muy enternecedor, y nos habla de temas tan cotidianos como éste que comento hoy.
Y un apunte más, en el capítulo de Modern Family no se acaban de posicionar ni a favor ni en contra del método Estivill, que allí lo llaman por otro nombre que no recuerdo, final abierto y cada uno que haga la lectura que más le convenga. ¿Cuál es el vuestro?

Comentarios

mamadejulio ha dicho que…
Vi a retazos el capitulo mientras estaba con el ordenador y me hizo gracias, papi y yo nos reimos.
Yo te puedo decir que aplique el metodo pero que aparte de que desistimos hoy no lo volveria a utilizar. Hay un post en mi blog sobre mi experiencia con el metodo de hoy.
A dia de hoy a julito le duermo yo en nuestra cama y cuando esta sobado le pongo en su cuna. Lo normal si no esta malito es que se quede durmiendo en su cuna hasta el dia siguiente.
Cuando se dormira solo??a saber pero el metodo no lo volvere a aplicar, asi q hasta que el quiera...
A ver si cuando le pasemos a la cama cuela y le convencemos, jejeje.
Nieves ha dicho que…
Yo también pensé otros intentando el método estivill, yo nunca he intentado este metodo me parece perder mucho tiempo y hacer sufrir al niño. Ya tendrán tiempo de querer dormirse solos. Yo sé que los partidarios de este método me miran como diciendo estas mimando mucho a la niña.
ha dicho que…
He cogido tarde la serie, y tengo ganas de verla.

Pues yo me posiciono a favor de acompañar a mi hijo cuando se dormía. Al principio durmió conmigo, después le acompañé durante mucho tiempo en su cuarto, era difícil que pudiera despegarme de él. A día de hoy mi nene duerme solo, me pide que apague la luz, que cierre la puerta, me da un beso y duerme plácidamente. Hay que dar tiempo al tiempo.
En la serie igual lo llamaban el método Ferber, que es en quien se basa Estivill.
El Impenitente ha dicho que…
Nosotros nunca utilizamos el método Estivill y mis críos comen bien, duermen bien y todavía no han ingresado en ningún reformatorio.
Lena ha dicho que…
Recuerdo cuando mi hijo mayor era peque y por las noches reclamaba atenciones. Recuerdo que la enfermera de mi pediatra me dijo: cómprate el libro del doctor Estivill y verás como tu hijo cambia. Lo compré y lo leí. No estuve de acuerdo en ningún momento y sólo una vez lo intenté llevar a la práctica, aún en contra de mis sentimientos...no duré ni cinco minutos. Mi pequeño lloraba en su cuna y yo lloraba detrás de la puerta. Entré, le cogí y me dije: Qué cojones!! Has deseado tener este niño durante 5 años y ahora que lo tienes vas a hacer algo que te duele? Ni de coña!! Mi hijo tendrá tiempo de llorar toda su vida y en muchas ocasiones no me tendrá a mi a su lado para aliviarle...así que mientras yo pueda me niego a que lo pase ni un pizquitín mal.

Mis hijos durmieron solos sin traumas y creo firmemente que las cosas se pueden llevar de manera natural aunque te lleven un poco más de tiempo.

El libro del dr. Estivill lo tiré hace ya más de 13 años.
ha dicho que…
Lena, me ha impresionado tu comentario, 13 años!!! tanto tiempo hace que leiste ese libro y durante todo este tiempo familias y familias han aplicado ese método.
Mi pensamiento era el mismo, con lo que he deseado a esta criatura la voy a dejar llorar?????? amos anda. El pobre ya llorará por cosas que noe sté en mis manos solucionar, pero nunca por esto.
Arual ha dicho que…
La verdad es que yo accedí a probarlo porque mi marido insistió pero no duramos ni dos días, yo no resistí los lloros y él tampoco así que por aquella época optamos por seguir durmiéndolo con nosotros y una vez dormido dejarlo en la cuna. Con el cambio de casa y nuestro periodo de "okupas" en casa de mi suegra optamos por el colecho ya que un cambio de rutina y hogar además del comienzo de la guarderia ocasionó un trastorno bastante acusado en el sueño de hijo. Una vez en nuestro nuevo piso optamos por acompañarlo en su habitacion para dormirlo y así seguimos. El se duerme tranquilo y si no está malito o tiene alguna molestia mi hijo suele dormir toda la noche la mar de tranquilo y en su propia cama. Sin traumas ni lloros.

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…