Ir al contenido principal

Fervor finlandés.

Recientemente leí por casualidad este artículo sobre la educación finlandesa en la versión papel de XL Semanal. Ya tenía previa información sobre los resultados excelentes que el país nórdico presentaba en el famoso informe PISA que por otro lado deja a España a la altura del betún en cuanto a temas educativos. Pero admirar el día a día de un adolescente finlandés desde la perspectiva de un periodista español y padre a la vez de otro chico de igual edad pero que efectúa su estudios en un instituto español me dejó impactada.
Yo siempre he admirado la forma de ver, pensar y actuar de los países nórdicos, a veces creo que debiera haber nacido en un país así porque yo en muchos aspectos soy parecida. Me gusta ser organizada y metódica, y cada vez que he viajado a algún país situado más arriba de los Pirineos siempre he vuelto emocionada y enamorada por aspectos como el silencio en los transportes públicos, la limpieza de las calles, la pulcritud de los jardines, y tantas y tantas cosas más que hacen que aunque amo mi país piense que nos queda muchísimo trecho que recorrer antes de ser un cuarto de lo civilizados que son la mayoría de nuestros vecinos europeos.
Y ahora al leer este estupendo artículo que os mento mi admiración ha crecido todavía más, sobre todo por Finlandia, un país en el que los maestros son los profesionales más valorados, un país en que se incentiva la independencia y autosufiencia de los jóvenes, que suelen emanciparse con 18 añitos, un país en el que se sale del insitituto dominando con fluídez varios idiomas y con la sana costumbre de leer un libro por semana, un país donde los jóvenes valoran al "empollón" de la clase y no lo discriminan para nada, un país que tiene claro que la educación es el pilar básico de una sociedad y por ello ésta es gratuíta y de gran calidad para todos.
Si os apetece echadle un vistazo y me comentáis vuestra opinión al respecto. De momento y como los españoles lo que sí sabemos hacer bien es reirnos de nosotros mismos os dejo con un vídeo de VAYA SEMANITA en el que se habla de una iniciativa en Euskadi que valdría la pena extender allende sus fronteras.

Comentarios

Vargtimen ha dicho que…
Yo siempre digo que España es el polígono de Europa, los arrabales del primer mundo, y me pasa lo mismo que a tí cuando viajo por encima de los Pirineos.

Por cierto, ¿que hay que hacer para que lo internen a uno en esas residencias vascas?

Feliz año, Aru.
Zar Polosco ha dicho que…
Y en Finlandia, además, el atletismo es el deporte favorito por encima del fútbol, hockey sobre hielo, esquí, saltos de esquí y rallies. Y la jabalina el deporte nacional.

Y Paavo Nurmi, Jaervinen y Lasse Viren, héroes nacionales.

Perdón por el monólogo.
EL CHICO GRIS ha dicho que…
Que grandes los de vaya semanita!!!

Bueno, por contra en Finlandia hay colgaos que se meten en institutos y montan el apocalipsis.
Juan Rodríguez Millán ha dicho que…
Yo también leí el reportaje y lo comenté en mi blog. Más que la Educación en Finlandia, que también, lo que me llamó la atención es la educación de los finlandeses. ¿Por qué hay tanto gusto en España de romper las normas, de ser gamberro, de saltarse todas las convenciones sociales, de faltar al respeto a los demás...? Y si eso se hace en los institutos, ¿qué podemos esperar de esos chavales en el futuro? Miedo me da pensarlo...
Arual ha dicho que…
Vargtimen: En cuanto averigue el protocolo a seguir para el internamiento en las residencias jóvenes de Euskadi prometo contártelo.

Zar: Veo que tú también eres del club de fans de Finlandia, jeje!

Chico Gris: Sí son geniales los de Vaya Semanita.
En cuanto a lo que comentas de Finlandia, piensa que nada ni nadie es perfecto, no?

Juan R.: Echaré un vistazo a tu post sobre el tema. Saludos!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…