Ir al contenido principal

"Harrypottereando".

Mientras la mitad de mis bloggers favoritos ya andan de vacaciones por ahí disfrutando de lo lindo yo todavía tengo que estar estrujando al máximo el fin de semana como el resto del año si quiero aprovechar mi tiempo libre, pensando que ya me llegarán a mí y preparándome para el inigualable momento de hacer las maletas y embarcarme rumbo a mis destinos vacacionales de este año. A veces la verdad se está bien en este momento del año, el pre-vacacional, es como cuando vas al cine te sientas en la butaca y te echan ese sinfín de trailers y anuncios que son un rollo y te dan mucha rabia pero que en breve darán paso a tu película, esa por la que has pagado 5 euros y que tienes tantas ganas de ver, ¿no creéis?
Y precisamente de cine quiero volver a hablar antes de irme a gorronear piscina y paella a casa de un amigo al pie de los mismísimos Ports, dado que el viernes por fin di por finiquitada mi cuarententa, cincuentena o sesentena cinéfila, ya no sé, y acudí a los multicines (yo y 8000 persona más creo en la misma sala) a ver la última entrega de la saga "harrypotteríaca" de la que por si aún lo dudabáis soy fan incondicional.


Como sabéis los seguidores y los no seguidores, que habéis visto las dos últimas películas, nuestro mago favorito ya anda crecidito y empiezan a hacerle tilín las chicas, pero sólo un poquito no os penséis que Harry anda con las hormonas desbocadas ni muchísimo menos, que nuestro amigo es mesurado para todo, nada que ver con su amigo Ron que ya se le ve venir que va a ser un pillastre de mucho cuidado. Ahí pues radica el primer punto positivo, el actor Daniel Radcliff, acertada elección para este personaje, vuelve a dar el tono exacto que Rowling impregnaba en las páginas de su libro, el de un adolescente tímido pero osado cuando la circunstancia lo requiere, líder cuando fallan las bases sobre las que se apoya pero discreto a más no poder, nunca soberbio ni orgulloso, y sobre todo firme en sus convicciones e ideales, como yo digo, y sin que quede tan bien, tozudo como una mula (fijo que entre su sangre "no muggle" corre algo de vena maña).
Además en esta entrega, HARRY POTTER Y LA ORDEN DEL FÉNIX, Harry ya está cursando el quinto nivel de la Escuela Howgarts de Magia, y ha de prepararse para el TILMO, que es el examen para el título elemental de magia y que le corresponde a su año y a su edad (Dexter te comunico que el señor Potter de repetidor no tiene nada), las responsabilidades por tanto aumentan y el hecho de que aparezca por ahí una nueva profesora de "Defensa contra las artes oscuras" nada recomendable llamada Dolores Umbrigde (fijaros que esta asignatura está un pelín gafada, yo aunque aprobara la plaza no me la quedaba) con un programa de lo más teórico hace que Harry tome las riendas del asunto y organice paralelamente unas clases prácticas y secretas a los que alumnos que deseen cursarlas, como prevención ante la más que evidente vuelta de quien no debe ser nombrado, pero que yo sí nombro sin ningún miramiento, Lord Voldemort.
Nos encontramos con estos ingredientes pues ante la peli más madura del huérfano con poderes más famoso del mundo pero para mí la peor de todas, y lo digo yo que soy una seguidora incondicional de esta saga. Y estos fallos no tienen otro fundamento en mi humilde opinión que el propio libro, dado que la puesta en escena es oscura y tenebrosa como las de sus dos predecesoras, los efectos especiales alucinantes (los dementores mucho mejores incluso que en la tercera película), los actores están geniales (mucho hace el contar con un buen elenco de secundarios entre los que se encuentra Emma Thomson o Helena Bonham Carter sin ir más lejos para dar soporte), pero, pero, pero tener que contener más de 800 paginas en el metraje de una peli sin acudir a la elaboración de una trilogía dentro de otra puede ser tarea de locos, y de ahí que se queden cabos sueltos capaces solo de ser resueltos por los que como yo nos hemos leído el libro y que hacen que alguien que no sepa nada de lo que contiene el mismo se quede bastante a dos velas y se aburra (veáse el ejemplo de mi marido). En defensa de los guionistas cabe decir que lograr eso daría para un premio Nobel, ni siquiera un Oscar al Mejor Guión Adaptado, en Literatura, porque tendría tela conseguir algo así, y es que aunque la quinta historia me gustó tiene demasiadas subtramas que la hacen muy compleja de llevar a la gran pantalla.
En definitiva mi consejo es que si no tenéis hijos o sobrinos a los que acompañar al cine, y si no sois fans, os ahorreis los eurillos de la entrada, porque realmente esta película no alcanza la brillantez que sí logró la maravillosa HARRY POTTER Y EL PRISIONERO DE AZKABAN, dirigida por el mexicano Alfonso Cuarón, y que para mí sigue siendo la mejor de las cinco, considerando que las dos primeras eran de un remarcado tono infantil necesario y adecuado a los contenidos de los dos primeros libros. Qué paséis un feliz domingo!

Comentarios

Juan Rodríguez Millán ha dicho que…
¡Qué madrugadora para un domingo...! Que sepas que no te he leído. Te dejo este post para después de ver la película.

No soy gran fan de Harry Potter, pero bueno, habrá que verla... A ver si hoy o mañana me escapo...
Sett ha dicho que…
yo estoy ahora de vacaciones tres semanas

tres semanassssssssss!!!!!
3'14 ha dicho que…
Yo sigo de vacaciones, pero ya desde casa, así que lo de blogear a medio gas que he de aprovechar el tiempo libre y además tengo a 3'15 por aquí, entre otros placeres :P

De harry Potter sólo he visto la primera y en vídeo, no me emociona demasiado y 3'15 es demasiado pequeño para entenderlas.
Zar Polosco ha dicho que…
Yo he visto ni he leído ninguna, pero te agradezco que me des argumentos para seguir sin hacerlo.

Si alguien me reprende por mi actitud te echaré a los perros. La culpa es tuya.
Roi ha dicho que…
Hola Arual! Para no ser un fan he de reconocer que he visto las cinco (Juanillo esta vez nos hemos adelantado nosotros). En breve pondré mi crítica en mi blog, pero no será, ya te lo adelanto, un análisis tan currado como el tuyo, porque para empezar no me he leído ningún libro de Harry Redish... uy... digo... Potter! (será que no soy un fan)

No sé si es la peor o la mejor, pero como todas me mantuvo entretenido, sin ser ninguna de ellas una maravilla de este arte del que me declaro enamorado. Lo que sí es cierto es que no merece los 6,8 euros de la entrada (sólo 5 en tu caso, qué suerte!). Y luego emule no es legal... venga ya!! De derechos de autor nada, en todo caso derecho a robar.

Besos mágicos!
Unknown ha dicho que…
Pero qué ven mis ojos?? jarry plotter a la órden del Félix? pero esta historia no era del bueno de jarry que era proyectista y se dedicaba a pasar a plotter todos los bocetos del Félix (Rdrguez de la Fuente, que era un tipo que investigaba fauna mitológica)?
y luego resulta que todo es un TIMO.. me engañaron cual aprendiz de brujo..
En fin..saludin!
Juan Rodríguez Millán ha dicho que…
Pues ya está vista (Roi, me habrás adelantado, pero yo pagué menos, 5,10 euros, je, je...), y casi que me quedo igual que cuando entré... A mí Harry Potter no me dice mucho, la verdad... Y de la oscuridad que prometía el final de la anterior, nada de nada. Alguien dio la luz cuando no debía.

Un TIMO no sé, pero desde luego no entiendo el fenómeno de masas que arrastra el mago éste... Lo digo sin haber leído ningún ligro, pero las películas no me terminan de llamar la atención...

Y no me extiendo mucho más, que para eso la comento en mi propio blog de cine, que no quiero invadir y/o monopolizar éste, je, je... Quien quiera perder el tiempo por allí...
Arual ha dicho que…
Juan R.: Los libros de Harry Potter son esencialmente juveniles, no infantiles, aunque yo habría podido leerlos a temprana edad, siempre fui muy precoz, pero son muy entretenidos y a mí personalmente me divierten mucho. Las pelis como siempre pierden (es difícil encontrar cine que supere a la literatura de la que se nutre) pero en este caso se ha logrado con bastante acierto sobre todo con la tercera entrega que para mí es la mejor. Me pasaré por tu blog de cine para echar un vistazo a tu crítica. Saludos!

Sett: Ya me llegarán a mí también, ya!

Pi: Pues no sé que decirte, yo a 3,15 un poquillo brujo si lo veo, igual le gustaban y todo, de cualquier modo para cuando sea mayor yo le presto la colección entera para que se la lea y que juzge por el mismo, ¿trato hecho?

Zar: Ya te tocará visionarte la saga entera con tus dos pequeños tiempo al tiempo, y entonces no habrán excusas, lo harás encantado, pero si quieres excusarte no me enfado si me echas a los perros, los adoptaré, que me encantan...

Roi: ¿¿¿¿6,8 euros????? La leche, qué robo y luego me voy quejando de los 5 eurillos de na que cobran aquí, en fin eso justifica que no me sienta una delicuente cuando emuleo sin parar, hombre xddd!!!

Juan C.: Dichosos los ojos Cosaquillo, timo era tu ausencia bloggera, te eché de menos!!!
Anónimo ha dicho que…
A mí me aburrió soberanamente este Harry Potter V. Quitando a Imelda Staunton y a esa Helena Bonham Carter hecha un basilisco gritón, el resto es plomo plomizo. Y mira que el libro me gustó mucho.

Yo también opino que la 3ª es la mejor.
Arual ha dicho que…
Es que Vargt la tercera es la mejor, por cierto este viernes sale la séptima entrega en inglés a la venta, yo me esperaré a la versión española, porque el sexto me hice la chula y me lo compré en el idioma de Shakespeare y me costó horrores acabarlo, todo un suplicio!!!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…