Ir al contenido principal

Aficionándome a la reposteria.

Inicialmente la culpa es de mi hermana, porque ella se puso hace un tiempo a hacer cosas ricas, y yo estaba allí voluntaria a primera fila para probarlas, me picó la curiosidad y luego la quise copiar, que conste que ella es mejor, más habilidosa y le sale cada delicatessen que te echa para atrás. Además poco a poco se va comprando más "cacharrillos" de cocina adecuados, ha hecho algún curso, se empapa del tema en internet, y claro se va perfeccionando un montón. Yo estoy a varios años luz de ella pero poco a poco disfruto más de esto de hacer dulces y tartas. En mi caso siempre se me dio mejor la cocina de primeros y segundos, más que la de postres y dulces, por eso este descubrimiento tardío mío resulta todo un reto interesante para mí. Ahora en mi casa ya nunca falta, ni harina, ni azúcar glas, ni huevos, ni mantequilla, para hacer cualquier bizcocho en el momento en que me da por ahí.
A mi nueva afición tengo también otros culpables a quienes imputar. Mi hijo mayor que se pirra por mis dulces caseros y me pide que haga cada dos por tres alguna cosica. Tengo también una amiga, en la distancia porque vive en Barcelona pero con la que intento coincidir siempre que puedo en el pueblo, muy cocinitas ella, que poco a poco también me ha ido pasando trucos y recetas, y luego el grupito de madres del colegio que frecuento se han aficionado también al tema y claro más de una tarde el tema de conversación en el parque es la repostería fina.
Di que como ahora estoy dando pecho y no engordo comiendo lo que me da la gana pues aún disfruto más de este hobbie.
Las cupcakes las he hecho con mi hermana y también sola. En Semana Santa hicimos varias variedades del libro de Alma Obregón, Objetivo Cupcake Perfecto, que recomiendo encarecidamente porque es muy didáctico para las novatas como yo. Nos decantamos por las de Nocilla, Oreo, tarta de zanahoria i Red Velvet, no sabría cuál está más rico.
Yo por mi cuenta probé las de plátano. El handicap es que el topping de la cupcake no me sale todavía bien, me sale bastante mal, así que de momento las decoraciones sublimes se las dejo a mi hermana, yo lo hago más bien sencillito todo. Pero tiempo al tiempo.
Ahora mi objetivo para el próximo cumpleaños del socio es hacer una tarta de zanahoria grande, bonita y vistosa, lo que me da más miedo será conseguir una crema de queso para decorarla que quede con la consistencia adecuada pero espero tener éxito. Si sale bien prometo compartirlo por aquí. Sino lo comparto pensad en aquel dicho que reza: quien calla otorga, :(
Lo que sí que me sale delicioso es el "coc de iogurt" de mi abuela, una receta tradicional, de toda la vida que también prometo compartir el próximo día que lo haga para que todos podáis disfrutar si queréis en casa de él ya que es delicioso y fácil de hacer. Que conste que no quiero que nadie se lo chive a mi yaya, no sea que se cabree conmigo por "desvelar" sus secretos culinarios.
Ya os iré contando qué cositas más me atrevo a hacer...

Comentarios

anonón ha dicho que…
Lo de la repostería es ponerse, te lo digo por experiencia! Si quieres probar un topping rico rico y muy sencillo de hacer te recomiendo el ganache de chocolate. Se hace con chocolate y nata para montar. La única complicación que tiene es montar la nata pero con unas varillas se hace en un momento.
Marieta ha dicho que…
Me has abierto el apetito con tanta cosa rica...Yo soy una negada para la repostería, en ese tema ya me he dado por vencida. Como tu dices soy mas bien de primeros y segundos...ya tengo asumido que lo unico que me sale medio bien es el tiramisu...por cierto, llevo siglos sin hacer!
Arual ha dicho que…
Probaré ese topping Ananon!
Clari ha dicho que…
yo tampoco soy buena en la repostería.. soy mas de buscar algún lugar en restorando para ir a comprar. es una lastima porque se podría aprovechar un monton de recetas para armar de postres deliciosos.

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…