Ir al contenido principal

Actitudes que no comparto: el cachete a tiempo.

La semana pasada fui testigo de dos momentos difíciles de presenciar como madre que soy.
Uno de ellos a la salida del colegio, una compañera de mi hijo se escapó de la mano de su padre que estaba hablando con otra persona dentro del recinto para saludar a mi hijo y un par de amiguitos más que estaban con él. El padre enfurecido salió y la agarró de la mano con una fuerza inusitada y ante nuestros ojos estupefactos le dio un sonoro azote. Un par de madres que andaban a mi lado y yo nos quedamos perplejas ante semejante escena. Mi hijo también se quedó alucinado dado que él no está acostumbrado a este tipo de actitudes violentas.
Al cabo de unos días, el domingo, estábamos con un grupo de amigos de picnic en el campo. Después de comer una parte del grupo se fue de excursión a un río cercano, yo me quedé con mi bebé en el sitio donde habíamos comido, pero mi marido y mi hijo mayor se fueron de paseo con ese grupo. A la vuelta mi hijo estaba un poco serio y le pregunté qué había pasado y entonces me dijo tal cual: "Mami, G. estaba jugando al lado del río y su mamá le ha gritado, él no le ha hecho caso, y ha caído al agua. Su mami le ha cogido de los pelos para sacarlo del río y le ha pegado como le pegó el otro día a L. su papá en el cole". El pobre no se había olvidado de la anterior escena violenta cuando volvió a presenciar otra más. Realmente estaba asustado y no se quitaba de la cabeza lo que había visto, tanto fue así que por la noche en la cama después del cuento él me preguntó: "¿Mami tú no vas a pegarme verdad?" A lo que le respondí contundente: "No cariño". Y él con sus casi 5 añitos me replicó: "Mamá es que no me gustan ni los niños pegones ni las mamás pegonas".
Con este post sólo pretendo reflexionar sobre un asunto sobre el que discierno con muchas personas de mi entorno, incluso con mi propia madre, pero que creo que es fundamental y vital en la educación de un hijo, y es ni más ni menos que el tema de la violencia. Estoy harta de oír que un cachete a tiempo es mano de santo pero la verdad con estas actitudes los padres sólo fomentamos la violencia que después reprobaremos en nuestros hijos si lo aplican en su vida diaria, por ejemplo en el parque. Lo siento pero no puedo con ésto y veo que mi hijo mayor que está siendo educado sin azotes ni cachetes, lo entiende como yo.


Comentarios

DesastremaDre ha dicho que…
Qué madurez y sensibilidad la de tu hijo, enhorabuena. Estoy totalmente de acuerdo contigo. No sólo psicólogos y educadores coinciden en que el cachete sólo enseña violencia. Es que me parece mal desde un punto de vista ético (además de que es ilegal). Todo esto no puedo decirlo mucho, porque en mi entorno no lo entienden así. Espero que algún día estos cachetes estén tan mal vistos socialmente como la violencia de género...
Arual ha dicho que…
La verdad es que a ratos me sorprende mi peque con sus actitudes tan maduras, y me tiene orgullosísima.

Entradas populares de este blog

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Feliz San Jorge/Sant Jordi!

Para que nadie se enfade felicito a todo el mundo pero mi corazón es maño, aunque reconozco que la festividad de Sant Jordi me chifla y lo de la rosa y el libro me pierde.


Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …