Ir al contenido principal

Siempre quedará Westeros.

A estas alturas, llevamos cuatro capítulos, me siento preparada para afirmar tajantemente que la segunda temporada de "Game of Thrones" no me ha decepcionado un ápice. Y menos tras el capítulo de esta semana, "Garden of Bones" (2x04) que califico de majestuoso. No seguir leyendo si no se ha visto hasta el 2x04 porque inserto spoilers. Primero por las localizaciones, cada día más impresionantes, con Qarth, la ciudad más bella que se ha visto y se verá, y Harrenhal, la fortaleza encantada. Magníficas ambas. Como lectora de la obra de George R.R. Martin jamás mis ojos podrían haber imaginado unos lugares tan míticos con tanta nitidez y tan acierto. El trabajo es aquí minucioso e impoluto.
Pero no nos quedaremos sólo con eso, porque los personajes también se están interpretando soberbiamente. Peter Dinklage sigue haciendo historia con su papel de Tyrion Lannnister, no es que me guste, es que lo adoro directamente. Y qué decir de Joffrey. La escena de las dos prostitutas es realmente impactante. Me gusta especialmente de la serie de la HBO un detalle, como con pequeños guiños se recogen los aspectos esenciales y definitorios de cada personaje nacido de la pluma de Martin. En el caso del rey por ejemplo, se logra en el momento en que él cargado de rabia pide que se azoten las prostitutas con más fuerza, y es que sólo el dolor ajeno le produce placer, y sabe que justo ese "placer" irritará además más al tío Tyrion, un tío que no deja de "educarle" ante la corte y humillarle al mismo tiempo, remarcando las debilidades del joven monarca. No me olvidaré tampoco de Arya y su rosario de nombres nocturno que le ayuda a dormir y la define como un personaje clave en la guerra de los cinco reyes. Tampoco debo obviar a Catelyn Stark, madre coraje donde las haya, que se enfrenta interiormente a la disquisición de apoyar los intereses militares de su hijo Robb Stark o defender la vida de Arya y Sansa, a quienes cree a salvo en Desembarco del Rey. En las escenas ante Renly Baratheon esta disquisición es muy obvia, pero más en las escenas en las que se enfrenta a Lord Baelish.
Y podríamos seguir contando porque la amplitud y la perfección de cada personaje es digna de admirar en esta serie. Como imagináis tengo ganas de que vuelva a ser lunes, ahora los lunes tienen un sentido especial, sin duda. Y es que aunque el Barça nos haya dado algún que otro disgusto últimamente, siempre nos quedará Westeros.

Comentarios

@Mousikh ha dicho que…
Completamente d acuerdo!
Arual ha dicho que…
Jeje, no es para menos!!!
superamatxu ha dicho que…
No lo he acabado de leer... ¡Porque aún no he empezado a ver la segunda temporada!

Entradas populares de este blog

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …