Ir al contenido principal

Los regresos más esperados.

Con la primavera han llegado dos de las series más esperadas del año, Juego de Tronos y Mad Men.
La primera obviamente se esperaba y mucho porque la serie fue el estreno estrella del año 2011. La exitosa saga literaria de George R.R. Martin "Canción de Hielo y Fuego" llegaba a la pequeña pantalla por la puerta grande con una producción de lujo al más puro estilo HBO que nos dejó a todos los fans con la boca abierta.
Tras una promoción inolvidable con el trono de hierro de fondo y el lema "Winter is coming" yo no pude resistirme a caer en la tentación, a pesar de que por aquel entonces sólo me había leído el primer libro de la magnífica saga. Y cuando empezó la serie las imágenes de la soñada Invernalia o de la lejana Desembarco del Rey hechas realidad se me antojaron tan perfectas, recrear ese mundo fantástico de Poniente no era un ejercicio fácil, como no lo fue en su momento recrear la Tierra Media de Tolkien, pero se logró y de qué modo. La música que la acompañaba creada para tal fin por el compositor alemán de origen iraní Ramin Djawadi, y la selección de actores que interpretaban a mis adorados Ed Stark, Tyrion Lannister, Jon Nieve o Arya Stark (se nota que mi casa favorita es la que habita en Invernalia eh), eran sencillamente sublimes. La primera temporada fue perfecta, simplemente perfecta. Así que he esperado con ansía estos meses que llegara por fin esta segunda temporada, y la verdad es que el primer capítulo "The North Remembers" no me ha decepcionado ni un ápice. A buen recaudo tengo a la espera "The Night Lands" en mi Mac para seguir calmando mi locura "gamethronera" en breve. La noticia que ayer saltó a los medios de la renovación de una tercera temporada no ha sorprendido, sin duda es una baza segura para la cadena de cable yankee HBO.
Y Mad Men, qué decir de Mad Men, meses de espera de la gran serie de la AMC en los que se dudó de su continuidad, yo no podía creer que se hubieran acabado las aventuras y desventuras de nuestros publicistas de Madison Avenue, pero no fue así, afortunadamente no fue así. Yo necesitaba volver con Don Draper y miles de fans en todo el mundo también, pero no sólo con él, queríamos saber más de Peggy, de Roger, de Jane, de Betty, de todos xddd! La campaña de promoción nos puso la miel en la boca y el regreso de la serie ha sido por la puerta grande, el doble capítulo con el que inició la quinta temporada fue magnífico, y de momentoWeiner nos regala semana tras semana momentazos televisivos inolvidables. La figura de Don sigue siendo un misterio para todos pero poquito a poco vamos conociendo un poco más de lo que se esconde tras su férreo semblante. También el resto de los personajes evolucionan, Peggy intentando sacar la cabeza en un mundo eminentemente masculino, Jane en su disyuntiva de madre primeriza, Betty atrapada de nuevo en otro matrimonio que no le aporta nada, Megan como eje de apoyo básico en el equilibrio vital de Don, Lane desatándonse, Roger en pugna constante con Pete, y así un no parar. Intuyo que la imagen promocional de la figura cayendo al vacío nos indica que la caída del gran señor Draper se acerca, la suya o la de todos. Veremos que pasa, pero espero que lo veamos por un tiempo largo más.

Comentarios

Carmen ha dicho que…
Ando leyendo el segundo de juego de tronos (choque de reyes), y fiel a mis principios no veré la serie hasta que termine la saga. Estoy totalmente enganchada y aplaudo tus personajes favoritos , a los que añado a Daenerys, que me recuerda vagamente a otra de mis heroínas , Eowyn. Y también comparto tu opinión y sensación sobre la adaptacion del señor de los anillos.
Arual ha dicho que…
Pues la serie la verdad es fantástica también ya lo verás!

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…