Ir al contenido principal

Aprendiendo.

Cuando trabajas en el sector social te das cuenta de que el trabajo es más que eso. Te implicas de un modo que muchas veces traspasa lo personal. Supongo que pasa lo mismo si te dedicas a la educación o a la sanidad. Son profesiones que te hacen crecer como persona a parte de darte de comer... aunque cada vez menos :). Yo que estudié Economía e hice un Máster Internacional en Contabilidad jamás pensé que desarrollaría mi trabajo en el tercer sector. Pero la verdad es que ha sido una sorpresa increíble poder trabajar en esto y además como controller económica que es lo mío.
Con todo esta semana hemos tenido un punto de inflexión en mi entidad. El lunes por la tarde en una de nuestros centros desapareció uno de los residentes. Un hombre de 65 años con retardo mental no muy severo que había intentado escapar en más de una ocasión. Casi 48 horas de búsqueda desesperada pero con final feliz que nos han dado un vuelco a la forma de ver lo esencial de nuestro trabajo. Jamás había sucedido algo así en los más de 30 años de trayectoria de la casa y ha sido un aprendizaje express sin precedentes. Hemos constatado que nuestros protocolos de emergencia están pulidos y son los adecuados lo que nos daba garantía y tranquilidad frente a posibles sospechas contra nuestro trabajo. Pero no es sólo eso lo esencial.
Ya llevamos un tiempo centrando la filosofía de empresa en la persona pero este incidente nos ha hecho ver que justo ese es el único camino. Empatizar con las personas que atendemos, entender sus necesidades básicas, pero también sus sentimientos o sus miedos.
Hace tiempo que he comprendido que empatizando con mi hijo lograba hacerlo más feliz y suavizar el camino de la crianza que ya de por si es complicado y difícil. Si extrapolo esta visión a mi trabajo creo que el resultado es el mismo. Y yo que soy muy de ciencias y muy cuadrada es un aprendizaje que me ha costado casi 35 años de mi vida asumir.
Os he dicho que os debía un post contando el "misterio" del incidente grave de mi trabajo. Pues aquí lo tenéis.

Comentarios

Maria ha dicho que…
me alegro de que el susto acabara con final feliz, menos mal... Y me alegro de que vuestros protocolos hayan funcionado y sean buenos eso es consecuancia del buen trabajo que estais haciendo, felicidades... Yo tambien soy de la opinión de que la empatía hace más feliz sobre todo a la que la practica... Un beso
MaGiA ha dicho que…
Al final siempre acabamos tratando con personas, lo que a veces hay tantas máquinas y números por medio que se nos olvida ;-) Suerte que encontraseis al caballero.
Abrazos empáticos… y verdes!
Carmen ha dicho que…
Totalmente de acuerdo. Y empatizar en todo, también en las emociones negativas: el enfado, la triseza. Aunque luego tengas que añadir un pero.
Besos, estupenda reflexión.
Arual ha dicho que…
Gracias chicas! Ha sido una semanita tremenda. Menos mal que es viernes.
superamatxu ha dicho que…
¡Qué gran razón tienes Arual! Si supieras cuánta gente brillante he conocido en los estudios que es luego totalmente incapaz en el trabajo porque no sabe empatizar con el cliente para conocer sus necesidades.
Crisis ha dicho que…
Valeeeee, ahora lo entiendo todo! jeje (te habrás dado cuenta de que me estoy poniendo al día con tu blog xD lo voy haciendo de vez en cuando y del tirón, peo esta vez te dejo comentarios sí o sí para que notes mi presencia jejeje)

Entradas populares de este blog

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …