Ir al contenido principal

Por donde empezamos...

Ha pasado la Semana Santa en un suspiro y la verdad es que no sé si empezar contando como acabó, ya expliqué como empezó, o directamente ir al tajo con el tema del retorno a la rutina, bendita rutina.
Y es que los primeros días fueron espléndidos, el buen tiempo que hizo ayudó a que lo fueran, pero ya a mediados de semana apareció la lluvia y se fastidió el invento. Mi hijo necesita salir un rato al menos al día y claro por muchas actividades que le montara en casa, sesión de Dora, sesión de cocina (hicimos pizza, pan, croquetas...), sesión de construcciones, sesión de pintura, vamos sesión de todo, al final se agobiaba y se ponía muy trasto. Además como ahora tampoco quiere hacer siesta, es intentar que duerma y se pone a gritar como si lo llevaras al paredón de fusilamiento, pues es peor porque el cansancio a cierta hora de la tarde hace mella en él y vamos el Dr. Jekill se convierte en Mr. Hyde de sopetón. Así que acababa subiéndome por las paredes. Además esperé con ganas los días en el pueblo que sólo fueron cuatro al final, pero hubo más de lo mismo, lluvia, lluvia y lluvia. Sólo el lunes se portó el tiempo un poco mejor y pudimos ir a comer al campo con los amigos siguiendo ya una vieja y larga tradición.
En cualquier caso las vacaciones han expirado y la menda ya está pensando en las próximas que si nada se tuerce serán en julio y pretendo planear una escapadita con mis dos chicos para entonces... ya iré contando.
Ahora de momento volvemos a estar instaurados en la rutina, bendita rutina, que nos permite llevar unos horarios más o menos estables, aunque anoche también se nos hicieron las tantas tratando de dormir al peque y esta mañana no había manera humana de moverlo de la cama, pero bueno. Y es que lo he comentado en este blog por activa y por pasiva pero las vacaciones son siempre un soplo de energía muy potente pero nos trastoca un poco la rutina y en el caso de mi peque siempre arrastro una resaca poco recomendable que cuesta superar.

Comentarios

lamamadeunabruja ha dicho que…
Es que la rutina es taaaaaaaaan cómoda!! Pero bien muy bien unos días diferentes para disfrutar de otra forma, lo malo como dices el puñetero tiempo, en julio seguro que no os vuelve a pasar.
mama de parrulin ha dicho que…
Bendita rutina, bendita guardería y bendito trabajo el mio! Ja, ja!
LA TETA REINA ha dicho que…
Lo malo es cuando no puedes salir de casa xq sino te pasas el día apatrullando la ciduad y se acabo, que corra lo que quiera, pero en casa tanto tiempo es criminal.

Nosotros en el pueblo aprovechamos lo momentos sin lluvia y cuando llovía ibamos de casa de mis padres a casa de mis suegros y como las casas allí son grandes pues oye parece que no te agobias tanto.

En fin, ánimo, ahora a establecer las rutinas de siempre para llevar buen ritmo.
Maria ha dicho que…
Bistros hemos estado en casita porque además de que desde el jueves ha llovido muchísimo, la chica ha estado malita y con lo que a ella le gusta la calle la verdad que en determinados momentos nos agobiábamos un poco. La poníamos que mirara por el balcón y eso le quitaba algo de mono!! Jejeje... Espero que la vuelta a la rutina no cueste demasiado. Un besito
mamadejulio ha dicho que…
Pues en esta ocasión yo hubiera tardado un par de dias mas en coger las rutinas y eso q nosotros somos muy de ellas tb.
Me alegra q la normalidad este instaurada ya en vuestra vida y espero nos cuentes ese viajecito q tienes pensado.
Q tal el pañal?
AleMamá ha dicho que…
Es increíble que bendigamos la rutina, pero es tan segura, tan cómoda, las cosas están en su lugar de nuevo y eso alivia per a añorar la próxima escapada.

Saludos
El Impenitente ha dicho que…
Mitificamos las vacaciones, pero es el día a día el que te da el sosiego. No está mal cambiar de cansancio de vez en cuando y agitarnos un poco, aunque no sea más que para valorar y disfrutar más lo que tenemos. También opino que se vive cada día y no sólo un mes al año.
Arual ha dicho que…
Mamadeunabruja: No te creas que en julio a veces el tiempo también tontea, hace dos años en Menorca se nos pasó media semana lloviendo, menos mal que el hotel que elegimos tenía piscina cubierta.

Mama de Parrulín: Qué haríamos sin ella, yo cada día soy más fan de la rutina.

Teta en el pueblo hacemos lo mismo de nuestra casa a casa de mis padres, o algunas veces a casa de algún amigo, pero vamos los niños se acaban agobiando igual.

María espero que tu niña haya mejorado ya.

Mamadejulio comprendo que a ti te haya costado regresar con el viajecito tan chuli que habéis hecho a mí me habría pasado lo mismo. Leerte cada día me anima más con la planificación del viaje de verano, estoy ampliando el abanico de opciones. Respecto al pañal pues bastante bien, sigue sin hacer caca en el wc en casa, en la guarde sí el puñetero de él, pero el pipí genial. Tiene algún escape cuando se despista pero vamos muy bien. Todo ha cambiado cuando ha aprendido a mear de pie. Le parece muy divertido y lo hace mejor. Como además es tan alto llega bien a todos los baños y no necesita ni banquetas ni accesorio alguno.

Alemamá: Pues sí, la locura de las vacaciones y los cambios de horario con niños te hacen bendecir la rutina diaria.

Impenitente: Sosiego esa es la palabra que cada día adoro más ¿será que me hago mayor?

Entradas populares de este blog

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …