Ir al contenido principal

Educación vs enseñanza.

Esta mañana en una conversación sin más de pasillo café en mano en la oficina, una compañera me comenta que le han dicho que el colegio al que va mi hijo tiene muy mala reputación. Se lo ha comentado en una distendida conversación de sábado tarde una amiga suya que estudia magisterio y otra que tiene una academia de idiomas a la que por cierto va mi hijo y otros compañeros suyos del mismo centro un par de horas a la semana.

Para poneros en antecedentes os contaré que en la ciudad en la que vivo, que tiene 21.000 habitantes, el colegio al que va mi hijo es el único colegio que usa la metodología por proyectos, de ahí que lo eligiera para mi chaval. De hecho la elección fue concienzuda y me dio muchos quebraderos de cabeza justo ahora hará 3 años como podéis comprobar en mi archivo de blog. Que en una ciudad con cinco colegios, éste sea el único que opte por esta metodología concreta demuestra claramente que va contracorriente de lo que es "normal" por estos lares. Así que no me sorprende nada que le lluevan las críticas. Yo he escuchado a veces que hablan mal de él por qué los niños no llevan deberes a casa y también por qué no hay que comprar libros, cosa que no implica que en el colegio no haya libros, que si los hay y muchos por cierto, tremenda biblioteca tienen, pero se comparten y además se usan de una manera menos tradicional de la que la mayoría de nosotros en nuestros años estudiantiles conocimos.

Al escuchar el comentario enseguida me he precipitado a preguntar el por qué de tal mala prensa. Pensaba que la argumentación sería la misma de siempre, la que os acabo de contar. Pero no, esta vez ha sido distinta. La explicación ha sido que los niños que van a ese colegio salen muy mal educados. Comorrrrrr, perdón, jorrrrrr????? Perdonad la expresión pero es que mi careto venía a expresar esto cuando he oído tal sandez.

Mi respuesta al comentario ha sido que la educación no es cosa de los profesores sino de los padres, y que en los colegios se enseña, no se educa, es más en ese colegio en concreto lo que se busca es que el niño sepa investigar, buscar la información, se motive y enfoque sus esfuerzos en los objetivos que se marca y por los que él ha mostrado un interés previo, y que por supuesto los trabaje en equipo. Nada de memorizar, ni de alcanzar hitos prestablecidos que no llevan a nada. Se respetan las evoluciones de cada chaval y eso a mí que queréis que os diga me encanta. Por supuesto he argumentado que si un niño no sabe comportarse no tiene nada que ver con la metodología de enseñanza que se utiliza en un centro sino más bien en la implicación que sus padres tienen en su educación. Delegar esta tarea a los docentes, la más grande que vamos a hacer en nuestra vida como padres que somos, es una irresponsabilidad a mi modo de ver. También he recalcado que los niños son niños y que a veces pretendemos que ellos se comporten como adultos, la cual cosa muchos debates a mi alrededor últimamente.

Y en medio de la disquisición una luz se ha abierto en mi cabecita. Ahí he atado cabos con un detalle que me tiene mosca desde hace unos días y que no lograba entender hasta hoy. Mi hijo cuando sale de clase de inglés suele tener siempre mucho pipí. El primer día comprobé que supiera decir que quiere ir al WC en inglés, allí les piden que hablen siempre en ese idioma, y efectivamente lo sabía. Al segundo día le pregunté por qué no pedía ir al WC y él me contestó que porque a E. su profesora, no le gustaba que se levantaran.

Hoy mi compañera en su comentario me ha recalcado que en el colegio de mi hijo son maleducados porque no saben estar sentados en clase y quietos. Estoy segura de que la profesora de inglés se habrá enfadado por ese motivo en alguna clase y mi hijo tiene miedo a pedir pipí por lo que se lo suele aguantar más de lo que viene a ser normal. Muy mal porque además es la misma profesora que dice que los niños que van a ese colegio son maleducados, cuando la mala educación es cosa de los padres, no del excelente cuadro de profesores que hay en ese centro. De hecho he descubierto recientemente el blog de uno de ellos y ya me confieso enganchada a él. Me consta que la profesora de inglés de mi hijo no opina eso de mi pequeño en concreto, ya que ella misma me dice que él es muy bueno. Pero extrapola a todos los del colegio al que va la condición de maleducados cohartando su libertad en clase para pedir permiso para ir al baño por ejemplo. Evidentemente hablaré sobre este asunto con ella en cuanto me sea posible. Sobre el hecho de que mi hijo salga siempre con ganas de mear, claro, y espero que su explicación tenga algo de razonable porque sino está claro que las horas de mi retoño en esa academia van a estar contadas.

Estoy indignada, muy indignada... Se nota no?


Comentarios

3'14 ha dicho que…
Mi hijo también va a una escuela que funciona por proyectos (básicamente las que eran conocidas como las asignaturas de ciencias sociales y naturales), aunque luego también tienen "coneixement del medi", y también lo estudian con trabajos grupales etc...
Yo escogí esta escuela por los mismos motivos que tú (y muy motivada)
Pero a veces, una cosa es la filosofía de estudio de la escuela y otra la dinámica de trabajo de cada profesor... y no siempre se ajusta (me he encontrado a los largo detosdos estos años en la misma escuela, y mi hijo está en quinto, actitudes muy distintas). Por no hablar del grupo clase. Soy la primera en pensar que la educación de los hijos es en primerísimo orden función de los padres, no obstante, en la escula, aparte de aprender, también conviven, y muchas horas, con lo cual, y más siendo personas en edad de formación en todos los aspectos de su ser, creo que la educación también es un valor importante a tener en cuenta durante las horas lectivas. Unos valores que sí se deben, si no enseñar, porque deberían venir aprendidos desde casa, sí recordar. Como el respeto, básico para cualquier tipo de convivencia. El tema de una asamblea semanal PRODUCTIVA del grupo clase dinamizada por los tutores, no lo veo nada mal, eso sí, como resalto, siempre que sea productiva, y no una tapadera más de conflictos eternos sin resolver...
Al igual hablo dando bandadas, con un discurso desordenado en el que querría decir mucho y tal vez no se me esté entendiendo nada de lo que digo. El caso es que, y resumiendo: Niños maleducados podemos encontrar en todas partes, niños bien educados también, y es probable que, el mismo maleducado en un contexto pueda ser el mismo niño que en otra situación podríamos señalar como el más bien educado... me explico? Creo que también hay que guiarlos y ayudarles a convivir en grupo. Y por más que la escuela sea un lugar donde aprender, también tiene una parte de responsabilidad en su educación. Pues esos críos que actúan de forma incorrecta bajo la permisibilidad del entorno adulto jamás pararán de actuar mal si no hay nadie que les diga que eso que hacen no está bien. Y obviamente, sin consecuencias, no hay aprendizaje, del tipo que sea, curricular o social.

En cuanto a lo del baño de tu hijo, si es un día puntual, veo bien que hables con la profesora para que no sea tan extricta, pero si le sucede todos los días, podrías mirar también de recordarle a tu hijo que entre al baño antes de empezar la clase, tal vez salga del cole ya con ganas, al mío le pasa, es lo primero que hace, al llegar a casa, jeje... y con las prisas de ir de un sitio al otro, porque imagino que las clases en la academia de inglés son una extraescolar después de la salida del cole, no le haya dado tiempo de pasar por el wc...

Un besote.
Arual ha dicho que…
El problema es que solapamos ambas actividades y claro no da tiempo, si no va en el colegio es difícil aguantar hasta la salida de inglés. Ya le he dicho que vaya antes de empezar la clase por si las moscas tiene ganas de ir en medio de la clase. Y de este modo evitamos conflictos.

En lo de que maleducados hay en todos lados, estoy completamente de acuerdo, pero no me gusta que tachen a un grupo de alumnos así sin más por el comportamiento de unos pocos. En fin es lo de siempre.

Eso sí indignada me quedé y tal cual lo transcribí, jeje!!

Entradas populares de este blog

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …