Ir al contenido principal

De los positivos que no llegan.

Dicen que querer es poder pero cuánto más quiero tengo la sensación de que menos puedo. Me alegra mucho el boom de natalidad que hay en la blogsfera maternal, y también el boom que me rodea en mi vida 1.0, sé que en la mayoría de los casos son bebés muy buscados y deseados, eso es bueno, pero he de reconocer que a cada nuevo positivo que me anuncian lo tomo peor y me obsesiono más con mis propias circunstancias.
Soy terrible, lo sé, lo que digo es totalmente contradictorio, soy consciente, pero me he jurado y perjurado a mi misma que cambiaría y que no volvería a pensar ni a sentir lo que siento ahora, pero esto es como una adicción, cuando menos te lo piensas caes y vuelves a sentirte fatal por cada nuevo embarazo ajeno. No es justo. Es totalmente egoísta. Es tan horrible. Pero es lo que hay.
Tener a mi primer hijo me costó mucho, dos largos años y un aborto por medio. Ahora este segundo intento va por el mismo camino, de momento casi ya llevo un año que si lo pienso y no lo pienso, y por medio un segundo aborto, en fin, que si lo veo así en retrospectiva me hundo y si miro hacia adelante me asusto. No paro de pensar que tal vez he llegado tarde de verdad. Ya van a caer 36 en junio. El post de Mi pequeño koala de ayer me volvió a hacer reflexionar sobre el tema.  Estoy negativa, mucho. En fin voy a dejar de escribir.

Comentarios

LA TETA REINA ha dicho que…
Te entiendo perfectamente.
Sé perfectamente lo que es vivir en esa contradicción en la que te alegras por los demás pero cada vez te frustras más con tu situación.

Un beso gigante y mucho ánimo.
mama de parrulin ha dicho que…
Arual, sabes que te comprendo, pero no pierdas la esperanza ni la sonrisa. Llegará. Un beso preciosa!
Rocío ha dicho que…
Pues entiendo tuu situacion y me parece genial que expreses tu tristeza porque es real, porque te duele y porque hablar y llorar desahoga. Solo te mando me esperanza y mi energia positiva para que llegue eso que tanto deseas. Mientras disfruta de tu pequeño y de los nacimientos que te rodean, seguro que el tuyo estara por llegar :) Besitos guapa
mamadejulio ha dicho que…
Animo guapa, es completamente normal lo q sientes.
Con 36 años no creo q hayas llegado tarde.
Y creo q finalmente todo este sufrimiento se vera recompensado.
Un abrazo
Mama mimosa ha dicho que…
Me siento muy identificada con lo que expresas en esta entrada. A mi me pasa igual con cada anuncio de embarazo, en la vida real y en la red. Pero en esos momentos me paro a pensar qué pasaría si fuera yo la que diera el anuncio. Me gustaría que los demás se alegraran, por supuesto. De modo que ante cada anuncio, que están siendo muchos en los últimos meses, me esfuerzo en pensar esto. Dejar de escribir no es la solución, pero si quieres dejarlo un poquito tampoco pasa nada. Respecto a la edad, yo voy camino de los 33 y no tengo hijos. También me siento mayor, es inevitable, pero realmente, ¿qué más da? Claro que nos hubiera gustado ser madres antes de los 30, pero también queríamos hacer una carrera, empezar a trabajar y tratar de conseguir un puesto estable. ¿No nos exigimos demasiado a nosotras mismas? De verdad, tenemos que empezar por dejar de fustigarnos. Yo la primera, a ver si me lo aplico. Un abrazo y muchos ánimos.
Bailarete ha dicho que…
Mucho ánimo, verás como pronto llega, besos
Mamá (contra) corriente ha dicho que…
A mi no me parece horrible, ya te lo he dicho muchas veces. Me parece muy natural. ¿A quién no le han dolido los embarazos ajenos cuando el propio parecía muy lejano?. ¡Somos humanas!.

Ya me gustaría a mi tener una varita mágica para poder ayudarte, no te voy a decir cosas que ya sabes ni esas que se dicen para quedar bien... simplemente que para lo que nos necesites, aquí nos tienes.

Besos.
Maria ha dicho que…
Llegará corazon y te digo una cosa, eso que sientes es completamente normal no eres un monstruo ni mucho menos, no te machaques tanto, cuando se te vengan este tipo de pensamientos no luches contra ellos, comentalos con alguien que tengas confianza y la sensación de agobio y de asfixia bajará... Animo corazón, por cierto tienes 35 años!!! Aun queda tiempo amor, no desesperes. Un abrazo fuerte fuerte
Rocío ha dicho que…
Por cierto para que te animes un poco te de dejado un premio en mi blog :) Besos
Arual ha dicho que…
Muchas gracias chicas sois fantásticas! La verdad es q tengo rachas y estos dias estoy plof con este y otros asuntillos. Pero leeros me hace sonreír sin querer, tenéis un efecto magico.
Anónimo ha dicho que…
No es horrible lo que sientes, sólo es humano... No te tortures por sentirte así ante los embarazos de los demás. Eso sí, procura ser positiva y no desanimarte... Cuando te encuentres mal, prueba lo del abrazo a 3, verás como te encuentras mejor.
Besitos!
Arual ha dicho que…
Si el abrazo a tres es una terapia maravillosa... Lo peor es que hasta mi madre hace comentarios que me sientan mal en este aspecto. Y es que tengo dos amigas que cumplen 40 el proximo año y que solo tienen un hijo cada una, pues bien el sábado en el Carnaval infantil mi madre les decía que se les iba a pasar el arroz hablando del tema de los bebés, xddd, con lo que detesto esa actitud para conmigo, no la quiero tampoco para los demás. Enseguida le dije a mi madre que se cortara con esos comentarios, y ella calló, pero hay que ver la poca sensibilidad que se tiene con este tema a veces.

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…