Ir al contenido principal

Desaparecida y encontrada.

Estos días no he posteado nada. En el trabajo voy de cabeza, pero al salir de allí aún es más intenso todo. Mi pequeño ha estado pasando por una fase de "mamitis" acusada y no quiero ser malinterpretada porque me encanta que mi hijo vea en mí al ser más maravilloso del mundo y que se desviva por estar a mi lado, pero la verdad lo duro ha sido ver que no quería saber nada del resto de su familia, ni siquiera de su padre, eso es terrible. Todo esto implica que todo lo he tenido que hacer con él y que todo se lo tenido que hacer yo. Desde siempre las tareas del peque las habíamos compartido con mi marido, yo hacía la cena, su padre se la daba, luego lo bañaba también él, yo lo acostaba, etc... Y mientras ambos disponíamos de ratitos para otras cosas, pero desde hace un tiempo esto ha sido cada vez más complicado porque si mi hijo veía que su padre trataba de hacer algo con él se ponía como loco, lloraba y pateaba y pillaba unos "churros" de órdago. Y así lo mismo con el resto de la familia. Estas Navidades a mi madre que siempre la ha adorado la rehuía sin piedad. En fin que su voz vociferaba a todas horas: "Mamiiiii, mamiiiiii!"
Al principio pensé que era cosa de las vacaciones, porque habíamos pasado más tiempo juntos, pero volvimos a la rutina y nada cambió. Si a esto le añadimos que como ya conté en otro post por las noches ya no dormimos como antaño, el cansancio se ha ido acumulando en mi persona y también el mal humor para que engañar.
Lo más alucinante de todo esto ha sido su comportamiento, conmigo ha sido un niño dócil si estábamos a solas, pero muy posesivo y descreído ante los demás. Los terribles dos o los terribles tres, o mejor dicho, los terribles dos y medio, o yo que sé, han hecho su acto de aparición y sus "churros" son cada vez más alucinantes. Salimos de la guardería y le propongo ir a casa, sin problemas, una balsa de aceite, salimos de la guardería y le propongo ir a ver a la abuela, cabreo del quince. En fin que esto sería un suma y sigue pero creo que los que ya han sido madres/padres me entienden perfectamente. Menos mal que con el tema del sueño parece que vamos mejorando, ahora ya no se despierta cuatro o cinco veces cada noche, ya sólo lo hace una o dos, y habitualmente dejando la luz del pasillo abierta se queda tranquilo y sigue durmiendo.
Hoy extraordinariamente se ha obrado el milagro y ha querido que lo bañara y lo durmiera su padre. Desde antes de Navidad que el pobre no podía compartir dos momentos tan maravillosos con su pequeño y la verdad este detalle me ha hecho feliz. Mañana le voy a decir a mi hijo lo contenta que me ha puesto su actitud hacia papi. Y ya no os digo como está mi pobre marido, no hay manera de borrarle esa sonrisa maravillosa de la cara.


Comentarios

mamadejulio ha dicho que…
No sabes como te entiendo. La mamitis de Julito es constante pero hay épocas q es una cosa tremenda. Como tenga el dia de mamitis aguda los gritos del baño pq me he ido a la cocina se oyen desde la propia cocina.
Hay rachas agotadoras!! Dormírle papi imposible a no ser q yo no este y eso ocurre tres veces al año.
A mi me da una lastima tremenda por papi, siempre kg digo q si tenemos otro hijo tendrá papitis.
Me alegro de q las noches vayan mejor. Julito de momento anoche durmió en la cama de abajo y solo se ha despertado una vez. A ver si sigue así!
Por cierto te habas echado de menos, ya me extrañaba q no escribieras!
Nieves ha dicho que…
Supongo que son fases por la que tenemos que pasar todos la mia cuando se pone más en ese plan es por que hemos introducido algun cambio a la rutina y su rebelion es una forma de defensa pero hasta que uno no sabe cual es motivo se pasa mal.
LA TETA REINA ha dicho que…
Pero que estás contando mi historia????

A Boliche le pasa como al tuyo y a Julito, por lo que leo.
La mamitis siempre está ahí pero hay veces que se agudiza.

El mío lleva una racha fina esta semana, sobre todo ayer fue horrible.
Y se pasa el día con el "tú no, papá!!!!" y encima mi marido se mosquea, con lo cual el lío lo tengo con los dos.
No sé si es peor el pequeño o el grande...

Al final la que carga con todo soy yo. Espero que esta pequeña racha os/nos dure poco.

Ánimo y paciencia.
mamadejulio ha dicho que…
Jajaja Teta Julito es igual q boliche, "papa no","mama si", el pobre papi se lo toma con resignación pero a mi me da una pena tremenda por papi.
LA TETA REINA ha dicho que…
mamadeJulio, al menos el tuyo se lo toma con resignación pero es que el mío se ofende.
Con lo mayorcito que es ya debería darse cuenta de que no es nada personal, pero nada, oye, que no hay forma.

Tiene 40 tacazos (ahí es na) y a veces parece que tiene 5 cuando le veo como reacciona con esas cosas. Me pone mala.
Café y Chocolate ha dicho que…
Mi niño tambien tiene mamitis, o eso dice su padre! pero de momento no hemos pasado por esa fase, (cruzare los dedos para ver si no llega), aunque cuando le dan esas rabietas no hay quien los aguante.. y mira que les queremos eh?
un abrazo y me alegra que vaya mejorando la situacion y que el papi pueda seguir disfrutando de esos momentos tan especiales
Juan Rodríguez Millán ha dicho que…
¿Y qué pensarán (pensaríamos en su momento) los niños...? Si es que me parece imposible desentrañar lo que les pasa por la cabeza, por qué un día sí y otro no... Qué cosas... Pero, oye, todo vale la pena si acabamos con esa sonrisa, ¿no...?
Vargtimen ha dicho que…
Bueno, supongo que será una etapa pasajera, qué se yo... Ay, qué complicado parece lo de ser padre...
Arual ha dicho que…
A veces son más difíciles los niños grandes que los pequeños querida Teta, :)
No sé chic@s pero mi hijo está en una fase complicada. Se porta muy mal, y siento que pierdo autoridad ante él día tras día. Me lo han dicho muchas veces pero con la edad los problemas crecen y me doy cuenta que es cierto. Espero que el finde nos de una tregua en casa, ¿o no? Ya contaré!
superamatxu ha dicho que…
Pues creo que mi hija pequeña es similar en edad a tu peque, tiene dos años y 8 meses, y está exactamente igual que el tuyo: con mamitis aguda. Con el agravante de que yo tengo otra hija, a la que no le deja ni acercarse a mí, porque me quiere para ella en exclusiva. Y, claro, no lo puedo consentir, así que tenemos el drama diario asegurado.
Arual ha dicho que…
Con dos esto debe ser la leche de complicado. Hoy justo han venido a comer a casa la prima de mi marido, su marido y sus dos niñas, y nos contaban su experiencia. Las niñas tienen una diferencia de edad de 3 añitos pero cada una es un mundo! Lo que en su caso les pasa es que ambas tienen papitis, y es el pobre padre el que vive acosado, :)
El Impenitente ha dicho que…
Mi hija tiene papitis interesado. Sabe latín la cría. Y sabe cuándo y cómo ha de ser zalamera. Lo malo es que yo, viendola venir, siempre sucumbo. Puede conmigo siempre.
3'14 ha dicho que…
Mi hijo tiene 8 años y todavía sabe como llevarme a su terreno... con la edad creo que aun ganan más experiencia y nosotros en lugar de endurecernos todavía nos ablandamos más jajajaja
Arual ha dicho que…
Normal Impenitente, sucumbes a los encantos de tu princesa sin remedio!

Pi, y tanto los años y la experiencia aumentan su picardía, no?

Entradas populares de este blog

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …