Ir al contenido principal

Lo que dieron de sí estas fiestas.

Chipúm, adios, Navidades finiquitadas, parece que fue ayer que olíamos a muérdago y villancicos y ya se acabó todo. Ya hemos vuelto al curro.
Pero estas vacaciones han dado de sí. Ya os conté más o menos lo que había sido mi vida entre Nochebuena y Fin de Año. Y el terrible final, una gastroenteritis que me trajo una adelgazamiento forzoso en el que perdí un par de kilos que por estas fechas nunca están mal perdidos también hay que decirlo.
La Noche de Reyes ya me encontré mejor, qué gran regalo, y acudí a la plaza de mi pueblo con mi niño a buscar su ansiado paquete. Los nervios a flor de piel, mi hijo emocionado al ver que SS.MM. estaban justo delante de sus narices, los niños iban subiendo a recoger sus juguetes y él que no oía su nombre, lo gritaba bien fuerte para ver si los Reyes lo repetían después, pero nada, el regalo se hizo derrogar. Por fin llegó el momento y le tocó el turno. Baltasar fue quien tuvo la suerte de entregárselo:

Mi hijo subió afanoso junto a su padre, se plantó en la falda del rey y le dijo lo muy bueno que había sido. Su primera mentira piadosa. Y después le plantó un beso en la cara. Bajó más feliz que unas castañas con su sorpresa bajo el brazo.
En casa de la abuela paterna aún le esperaba otro presente, unos zapatos Camper preciosos y un trenecito del que no he logrado encontrar la foto.
Diréis que fueron pocos regalos pero es que claro él lo gordo ya lo tuvo en Navidad, Papa Noël fue aún más generoso. Le trajo su ansiada bici de Noddy y su pertinente casco a juego:
Que por cierto ya ha podido disfrutar todas las fiestas los días que ha hecho bueno y que no hemos estado malos. Y hubo más, la famosa Casa de Mickey Mouse, con la que también ha jugado un montón:
También la caja de herramientas de Manny Manitas con la que ahora lo arregla todo, todo, todo, este año voy a ahorrar fontaneros y electricistas me temo...
Y también un cuento con historias de Noddy muy chulo, dado que ahora mi niño es superfan de este personaje de televisión. Ah, y ropa, pedí bastante ropa a Papa Noël dado que el ritmo de crecimiento de mi retoño es espectacular como he comentado en alguna ocasión. Con dos años y medio ya me lleva ropa de la talla 4-5 años, no os digo más.
En fin que el pobre flipó con tanto regalo y tanta fiesta, este año ha vivido las Navidades a tope, y claro ahora sólo hace que llamar por teléfono a Papa Noël y los Reyes y les pide que regresen pronto, no me extraña.
En mi caso no fueron tan generosos, aunque como he sido muy buena y soy consciente de ello, creo que me voy a hacer un regalo post-navideño a mí misma. Y es que estas fiestas descubrí gracias a una amiga la plancha de pelo GH2. Qué maravilla de la técnica! Yo tengo el pelo muy rizado, y estoy harta de llevarlo así, me cansa mi look, pero claro no tengo otro remedio porque el liso me dura un telediario, además de que me cuesta mucho lograrlo. Cuando voy a la pelu a veces me lo alisan. Pero si va a llover o hace mucho calor ya paso de que pierdan el tiempo, porque la humedad tiene un efecto fatal en mi pelo. Así que cuando mi amiga M. me habló de las maravillas de la GH2 no le hice mucho caso. Visto que no la creía me la dejó unos días y me enamoré por completo. Cuesta una pasta pero su precio está justificado. En media hora me dejé el pelo liso como un palo y sin brushing previo. Así que ya estoy loca por tener una en mi casa. No dejo de entrar aquí para ver si ya está disponible e hincarle el diente.
Y por hoy ya paro, otro rato cuento más cosicas.

Comentarios

mamadejulio ha dicho que…
Pues voy a echarle un ojo a esa plancha, que yo soy de las q tardan una hora en alisarme el pelo!!!
Arual ha dicho que…
Si lo tienes rizado vale la pena, en cambio si lo tienes ya bastante liso entonces una plancha normal de cerámica te vale. Lo digo porque la ghd es carita!!
Anónimo ha dicho que…
Pues yo lo tengo liso y aún así estoy encantada con mi ghd y creo que ha sido una muy buena compra. La clave está en si le vas a dar mucho o poco uso: si le vas a dar un uso sólo ocasional no merece la pena, pero si la vas a usar mucho yo creo que sí merece la pena. (Lo comenté en julio en un post: http://superamatxu.wordpress.com/2010/07/27/no-sin-mi-plancha-de-pelo/)

Entradas populares de este blog

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Mi último gran error, teletrabajo en la baja maternal.

En mi trabajo y concretamente en mi departamento ha habido en los últimos dos años cuatro embarazos, el último el mío. Con la crisis y los recortes, que os voy a contar, se decidió no sustituir esas bajas maternales y siempre nos hemos ido apañando entre el resto para sacar adelante el trabajo de la que no estaba. La baja anterior a la mía fue de una mama primeriza muy responsable en su trabajo, dicho sea de paso, que se ofreció voluntaria a teletrabajar desde casa para que no nos colapsáramos tanto las que nos quedábamos en la oficina y al gerente de la empresa le encantó la idea. Ella estaba de baja pero se apuntaba las horas que hacía en casa y luego esas horas se las descontaría a la vuelta al tajo.
Cuando me quedé embarazada y al cabo de tres casi cuatro meses lo conté en la empresa mi jefe no tardó ni cinco minutos en proponerme que hiciera lo mismo que mi predecesora en estado. Y yo la verdad es que inconsciente, le dije que sí.
Con el paso de los meses seguí manteniéndome en e…