Ir al contenido principal

Con un poquito de rutina se puede ser muy feliz.

No todos los días son igual de buenos, con niños ya se sabe, pero en general puedo afirmar con una sonrisa de oreja a oreja, que la rutina, la bendita rutina se ha instaurado por fin en casa. Pronuncio esa palabra y casi me suena a magia. Y es que aunque parezca mentira el buen ambiente que nos ha llevado a casa es maravilloso. Mi hijo sigue teniendo sus rabietas claro está, pero vaya son más suaves y más reconducibles que hasta hace bien poco. Os cuento.
Por la mañana lo despierto yo y como entro a trabajar antes que mi marido, él se encarga de darle el desayuno, asearle y vestirle ante de salir de casa así como llevarlo a la guarderia y allí el niño se queda tan campante y feliz con sus amiguitos. Yo lo recojo sobre las cinco de la tarde, a esa hora ya ha hecho la siesta, dos horas mínimo cada día, y ha merendado. Nos vamos al parque aprovechando que todavía no hace frío. Jugamos un buen rato allí, nos encontramos a algunos de sus amiguitos de la guarderia, aprovechamos para hacer "popó", sí la regularidad intestinal también se ha plantado en la vida de mi hijo por fín y todos los días me toca improvisar un tenderete para cambiar el pañal en algún banco cercano, y finalmente nos cuesta marchar cuando llega la hora de irnos. A veces damos un paseíto con la abuela paterna también si no es muy tarde o vamos a tomar un zumo por ahí. Entre las siete y media y las ocho llegamos a casita, cenita, bañito, bibe y a dormir. Me acuesto con él en la cama de abajo, tengo una practíquisima cama-nido en su habitación que se saca con facilidad gracias a sus cómodas ruedas y a sus fabulosos tiradores. Apagamos la luz y le cuento cuentos de memoria, si pillamos un libro estoy perdida porque empieza a desmadrarse el asunto, cantamos canciones y finalmente se duerme, a veces también yo. Por cierto a las mamis que leeis mi blog quería pediros que me pasaráis canciones para cantar a los nenes, mi repertorio es bastante breve y me gustaría ampliarlo, cuento con vosotras. Después sobre las diez empieza mi noche sin niño. Aprovecho para hacer alguna tarea de casa, o me pongo al día con mis series, o bloggeo, o leo libros, o simplemente disfruto de estar con mi marido. Y así transcurren nuestros rutinarios pero tranquilos días. Como rezo en el título del post, estas "miajicas" de rutina han sido una auténtica inyección de felicidad y tranquilidad en mi casa. Qué dure la racha!

Comentarios

Rose Holiday ha dicho que…
Como bien dices..¡¡benditas miajicas esas!!!
Yo tengo una niña de 4 años,dos trabajos estresantes y muy poco tiempo libre...estoy segura de que no merece la pena perderse ni una sonrisa de nuestros enanos por querer abarcar demasiado.
Dsifrútalo mucho..:)
mamadejulio ha dicho que…
Pues mi rutina es muy parecida a la tuya, vamos casi identica. Yo le cuento un cuento de Teo todas las noches, y siempre protesta cuando acabo pero es que si por el fuera le leeria toda la noche. De memoria no puedo hacerlo porque a el le gusta ver las imagenes y señalar los objetos. Antes le cantaba, pero podia tardar en dormirse una hora, me empezaba a marear haciendome cantar un trozo de cada cancion. Me volvia loca¡¡¡Asi que aunque me siento un poco mal, ya no le canto, el segundo dia que no le cante ya no lo pidio y ahora tarda en dormirse muchiiisimo menos. Mi repertorio era toooodas las canciones de los cantajuegos, "debajo un boton", "soy un gnomo", "estaba el señor don gato", "mambru se fue a la guerra" y bastantes mas, pero no quiero llenarte el comentario con tantas canciones, jejeje.
El Impenitente ha dicho que…
Cuando mi crío era pequeño me lo llevaba a pasear en su carro y le canté el repertorio completo de Roberto Carlos. No funciona. No se durmió nunca.
superamatxu ha dicho que…
Aunque a veces esté bien el saltársela y hacer excepciones, a mí también me encanta la rutina, veo a las pekes mucho más centradas.
Te paso un enlace con letras de canciones infantiles, tipo "Mambrú" o "El sr. don gato", no sé si te refieres a ese tipo de canciones: http://www.elhuevodechocolate.com/cancion1.htm
Arual ha dicho que…
Bienvenida a mi blog Rose, desde luego que debemos aprovechar estos buenos momentos que nos brindan son maravillosos y compensan los malos que también tenemos que pasar por y con ellos!

Mamadejulio, gracias por las canciones que me has comentado, esta noche ya hemos ampliado el repertorio. Pues fíjate que nosotros no tenemos ningún cantajuegos, de ahí que no se me hayan ocurrido esas que nombras. Ah y respecto a lo de leer un cuento antes de dormir es algo que me encantaría poder hacer pero con mi peque es coger un libro y le entra una sed destructora bestial, arranca páginas, lo tira al suelo, un desmadre, así que de momento nos conformamos con cuentos tirando de memoria, :)

Impenitente tomo nota Roberto Carlos no!

Superamatxu, gracias también por el enlace y bienvenida a mi humilde blog, voy a echar un vistazo.

Entradas populares de este blog

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …