Ir al contenido principal

Ya tardábamos...

En efecto, tres semanitas enteras en la guardería y ya tardábamos en ponernos malitos. Así que el viernes cuando fui a recoger al peque y le vi la carita, esa carita que tiene y que a mí no me engaña, me temí lo peor. Como cada tarde que hace buen tiempo le propuse ir al parque a jugar un rato y él me dijo que sí pero no muy emocionado. Cuando llegamos me dijo que tenía frío y que le pusiera la chaqueta... malo pensé yo! No quiso bajar del carrito y allí sentado viendo al resto de niños jugar se tomó un poco del zumo de piña y las galletas que le había traído. Como noté que no tenía ganas de nada le propuse marcharnos y me dijo que sí. Ya en casa se tumbó en el sofá a ver dibus en la tele, mmmmmm murmuré para mis adentros. Por la noche sin torcer nuestros planes de finde en el pueblo nos fuimos para allá. Como la casa estaba fresquita, sólo la habitamos un fin de semana de cada dos habitualmente, le dije a mi marido que pusiera la calefacción un poco y me acosté con el peque en su cama. La noche la pasó poco fina, se despertó mil veces lloriqueando y el sábado a mediodía ya estaba a 37,5º de fiebre. Nos pasamos el día encerrados en la casa del pueblo. El malestar fue a más y la fiebre también. La noche del sábado fue todavía peor. El domingo antes de comer en casa de mis padres estaba a 38,5º, así que decidimos regresar a casa antes de lo previsto y llevarlo al médico. Diagnóstico en urgencias: garganta inflamada y muy enrojecida. Prescripción: Dalsy cada 8 horas y esperar a ver su evolución en 24 horas dado que no había placas de pus visibles. Como tengo días de vacaciones pendientes para estos casos decidí tomarme uno el lunes y a tal fin avisé en el trabajo. El lunes me quedé con el peque en casa, él no volvió a tener más fiebre desde el domingo tarde pero en cambio la que empezó a sentirse mal fui yo. Tenía el cuerpo como si lo hubieran bateado con un palo de beisbol. A cada hora iba peor, mi hijo estaba fresco como una rosa y con ganas de jugar y yo medio moribunda. La única tregua la tuve en su siesta. Así que por la tarde como tenía que ir a la visita con el pediatra para ver la evolución de la garganta de mi hijo, garganta que por cierto estaba ya un poco mejor, aproveché para que me dieran un vistazo a mí en urgencias. Diagnóstico: golpe de aire por cambio brusco de temperaturas con una duración aproximada de 24 a 48 horas. Prescripción: Paracetamol y reposo en cama. Así que hoy como no quería que el peque fuera aún a la guardería, y yo no estaba para muchos trotes, mi suegra se ofreció para cuidarlo en su casa mientras yo reposaba en la mía. Y lo hemos hecho de este modo, ni que decir que toda la mañana en camita sudando la fiebre me ha sentado de maravilla y que ahora no son ni las tres de la tarde y ya echo de menos a mi bichito un montón, pero sé que hasta que papi no salga del trabajo y me lo pueda traer no lo voy a tener conmigo y la verdad estando mejorcita me da una rabia tremenda. En fin mañana espero que todo vuelva a la normalidad, el peque irá a la guarde y yo al trabajo, cuando medio país esté en huelga...

Comentarios

Belén ha dicho que…
Los viruses no nos dan tregua Arual. Me alegro que el peque esté mejor y que esa garganta no haya ido a más.
Y tu cuidate hija mía porque si nosotras fallamos se desmorona el tema.
superamatxu ha dicho que…
Es que estos peques no sé qué clase de virus llevan que nos lo pegan todo ¿eh? Al menos él ya está bien. Ahora te toca a tí. Ánimo.
Por cierto, que si te animas a hacer el test del 4, pese a estar pachuchita, considerate nominada.
mamadejulio ha dicho que…
Espero que os recupereis pronto¡¡¡¡
Yo soy de lasque mañana estaran currando¡
El Impenitente ha dicho que…
Vamos a urgencias porque vamos a urgencias, pero para que receten Dalsy, Apiretal o paracetamol casi mejor nos quedamos en casa.

No estás sola trabajando, desde luego.

Y a cuidarse.
Arual ha dicho que…
Pues hoy ando calentita con el tema, os cuento, ayer mi peque estuvo todo el día con la yaya como os dije en casa y bien, pero por la noche no quiso cenar ni tenía ganas de nada así que lo acosté muy pocho con el Dalsy y el jarabe de los mocos y se quedó frito en un minuto. Como esto no es lo normal fui entrando varias veces a su habitación para ver como estaba durante la noche y vi que la temperatura le subía un poquito pero no mucho porque claro tenía el ibuprofeno en el cuerpo. Esta mañana se ha despertado con 37,5º de fiebre otra vez y mi marido lo ha llevado al pediatra que por supuesto hacía huelga y le ha atendido el de servicios mínimos. Pues bien como este buen hombre andaba de mal humor le ha mirado de mala gana la garganta a mi hijo y le ha dicho que le veía algo blanco pero que no sabía si eran llagas o pus, anda ya, llagas en las amígdalas, y dando fiebre... No soy ninguna Einstein de la medicina pero creo que lo que tiene mi hijo son placas de pus. Pero bueno observación 24 horas con el tratamiento de las llagas y mañana visita a su pediatra, el que hoy hacía huelga claro, para que le mire si ha remitido y sino lo ha hecho habrá sido pus, y en ese caso le recetará antibiótico. En fin un morro que se lo pisa tiene este jeta. Así que en cuanto salga de trabajar y mi nene se despierte de la siesta en casa de la yaya a urgencias que voy de nuevo para que alguien mire con cariño la garganta de mi hijo, si es que les da la real gana, que esa es otra. Y mañana claro que voy a ir al pediatra de mi hijo, ese hombre es un amor que lo trata como debe y que si hoy ha decidido hacer huelga es muy libre de hacerla, vamos!!
Belén ha dicho que…
Me parece muy respetable que el pediatra de tu hijo haya decidido hacer huelga hoy. Pero que el pediatra que cubra esa ausencia se comporte de ese modo me parece lamentable.
Haces muy bien en irte a urgencias, si se trata de placas, el tiempo ganado es oro, si le tratan desde esta misma tarde, la fiebre no subirá tanto y tardará menos en irse.
Ya nos cuentas cómo va.
Arual ha dicho que…
Pues al final mi niño se ha despertado de sus siesta y estaba de un humor fabuloso con ganas de jugar y muy animado, así que he pasado de ir a urgencias a ponerme de mala leche y he decidido esperar a mañana que vuelvo a tener cita con su pediatra, además esta noche no le ha subido la fiebre tampoco, parece que la cosa mejora bastante, no sé, ya veremos como acabamos la semana. De momento lo que he decidido es no llevarlo a la guardería en toda la semana, que se recupere bien en casita de la yaya por la mañana y por la tarde en la suya y el lunes otro gallo cantará. Gracias por vuestros ánimos!!
Y bueno yo ya estoy mejor también, no al 100% ni mucho menos pero poco a poco vamos soltando "el cuc" como dicen por aquí.
Voy a hacer el meme del 4 Superamatxu!!

Entradas populares de este blog

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …