Ir al contenido principal

Absolutamente Glee.

No he sido nunca fan de NIP/TUCK, he visto algún capítulo suelto pero jamás me enganché, no supe entrever aquello que todos los que la veneraban trataban de explicarme que tenía, e imagino que debía tenerlo dado el éxito de la serie y su prolongación en varias temporadas.
Así que tampoco el nombre de Ryan Murphy me llamaba la atención especialmente pero cuando Mer recomendó GLEE en su blog una lucecita se encendió en mi cerebro y pensé: "Tengo que ver esta serie".
Y cuando FOX la estrenó en España empecé a verla y me gustó, me gustó mucho desde el mismísimo piloto. ¿Por qué?



Veamos GLEE es ante todo un musical, y a mí me gustan los musicales, sobre todo si tienen fabulosas canciones adaptadas cantadas por sus protagonistas del modo que lo hacen los de GLEE y con sus no menos fabulosas coreografías y puestas en escena cuidadas al detalle. GLEE tiene todo eso y además su BSO es increíble. Yo la llevo en el mp3 del coche y no paro de vociferarla (a lo mío no se le puede decir cantar, sería demasiado atrevido) a los cuatro vientos a diario. Desde el ya famoso duo Rachel-Finn con el que enamoran al profesor Schuester y a toda la audiencia "Don't stop believing", pasando por algunas mezclas fantásticas como la de "Don't stand so close to me/Young girl" o grupales de infarto como el "Proud Mary", en fin una golosina auténtica para los oídos.
Cada capítulo ya vale la pena sólo por ver los números musicales, esto para empezar.
Pero es que la cosa no acaba ahí. GLEE es una serie teen, pero no una serie teen al uso. Es una serie teen que gusta a los que normalmente no vemos series teen. Tiene personajes, personajes geniales que me encantan. Rachel por ejemplo está condenada a no ser nadie importante en el instituto, debería conformarse con quedarse invisible ante los ojos de los demás pero no lo hace. Ella quiere ser alguien, y por eso aprovecha el Glee Club y su talentosa voz. Aunque está claro que en un lugar así compuesto por los más freaks del insitituto su gloria muchas veces se queda atrapada tras la cortina de humo de los convencionalismos que imperan en el territorio hostil que supone aquel lugar para ella. Me encanta la escena del capítulo "Hello" en la que tras volver de las regionales con un subcampeonato en el bolsillo el Glee Club es recibido una vez más por los deportistas guays del instituto con unos granizados tirados sobre la cabeza. La vida es así de dura.
Y qué decir de Finn, chico deportista y sanote, predestinado a obtener una beca de deporte para ir a la universidad y salir con las más guapas animadoras, pero ahí está él, hecho un lío, atrapado entre el basket, el baseball y el Glee Club, ah y no olvidemos su follón amoroso entre Quinn y Rachel.
Y Will Schuester, la verdadera alma del Glee Club, luchador incansable por la causa contra viento y marea, más bien contra la pérfida Sue Sylvester, otro personaje genial al que adoro. Me encantan sus maquiavélicos planes de destrucción del Glee Club muy dignos del mismísimo Darth Vader.
En fin toda la galeria de personajes tiene su encanto y sobre todo el formato innovador y vistoso en el que se enmarcan es otro de los principales atractivos de la serie. No hay medias tintas, porque en el mundo de GLEE no caben las medias tintas.
Los buenos son muy buenos, y los malos son muy malos. No hay más. Una gozada para las noches de los miércoles que nada tiene que ver lamentablemente con las producciones teen españolas al estilo FÍSICA O QUÍMICA insufribles las mires por donde las mires.

Comentarios

Vargtimen ha dicho que…
De este mes de julio no pasa que me pongo con Glee.
Y me gusta el cambio de look del blog. Muy favorecedor.
Arual ha dicho que…
Eso, eso, ya me dirás qué te parece Glee.
Oye qué te ha parecido la victoria de Rosell?

Entradas populares de este blog

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …