Ir al contenido principal

La venganza se servirá en plato frío...

Quería hacer una entrada en condiciones sobre las "season finale" de LOST y de PRISON BREAK, pero mi conexión está fatal y es la culpable de que sólo haya podido ver el final de temporada de PRISON BREAK, y aún tenga pendiente el de LOST, así que hablaré de la serie del guapísimo Michael Scofield.
Recordemos que el bueno de Mike en la primera y fascinante temporada se metió en una prisión para escapar junto a su hermano Lincoln acusado de un asesinato que no cometió. La inteligencia del muchacho, ingeniero de profesión, fue el arma fundamental para esquivar todos los escollos, que no fueron pocos, para salir vivitos y coleando de la cárcel. Ahí acabó la primera temporada con los dos hermanos y un clan de "acompañantes" poco ortodoxo corriendo perseguidos por las fuerzas policiales. Un final bueno para una temporada genial.
La segunda tanda de capítulos a mí personalmente acabó aburriéndome bastante. De hecho llegué a pensar que era una serie que no necesitaba más temporadas, que se había sacado todo el jugo posible y alargarla era inútil. El grupo de fugitivos dividió sus destinos y ahí se armó un batiburrillo que parecía no llegar a ninguna parte. Pero ya de cara al final sí se llegó a una parte, a Panamá, destino elegido por el par de hermanos para su retiro, y ahí unos cuantos planes fallidos hicieron que las tornas cambiaran y que fuera Michael el que ahora acabase con sus huesos en la cárcel de Sona, un verdadero infierno tropical donde imperaba la ley del más fuerte y donde sobrevivir era un reto diario. Ahí finiquitó la segunda temporada.
Con Michael Scofield dentro de Sona y Lincoln fuera ahora cabía esperar que en la tercera temporada el joven muchacho con su cerebrito bendito sería capaz de idear un plan de escape otra vez. Pero no sería fácil, y es que en Sona había mucho cociéndose (algunos viejos "amigos" incluso) y fuera también (sobre todo las vidas de L.J., hijo de Lincoln y Sarah, novia de Mike, en juego) y capítulo tras capítulo, al cual más trepidante, y recuperando el ritmo frenético y adictivo de la primera temporada, hemos ido destapando cada uno de los misterios y secretos que el averno panameño deparaba a la pareja de hermanos. Sólo 13 capítulos de temporada interrumpidos por la huelga de guionistas, pero ¡qué 13 capítulos! Ahora bien el final sólo correcto, nada más, se ha notado que el corte fue brusco y que no se planificó adecuadamente. Y eso sí un par de cabos sueltos por atar que sin duda dan pie a la cuarta temporada, que en principio corrieron rumores que no se realizaría pero que al parecer, y visto el final, sí que se rodará finalmente. Así que a esperar hasta entonces, a esperar sobre todo la "vendetta" de Michael por la muerte de Sarah Tancredi, que sin duda será fría y bien calculada, como todo lo que hace Scofield.

Comentarios

dexter ha dicho que…
Pero bueno ¿ tú vas a parir algun día o qué?
Lena ha dicho que…
Prison break fue una serie cuya primera temporada, bajada, me encantó. Luego vi algún capítulo suelto de la segunda (tengo un problema de compromiso con la programación televisiva)que me decepcionó. Pero me has incitado a proponerme conseguir la segunda o bien ver directamente la tercera.

Un beso guapísima!
Arual ha dicho que…
Dext: Eso espero...

Lena: Pues a mí me pasó eso, la primera temporada me chifló, en la segunda me desesperé porque todos los presos sueltos por ahí me parecían bastante coñazo, sólo la presencia del personaje nuevo de Alex Mahone persiguiendo inexorablemente a Michael y a Lincoln me retuvo atenta a lo que acontecía. Y me alegré de mantenerme enganchada porque la tercera temporada está genial, es cortita, 13 capítulos, pero está muy bien, es una vuelta de tuerca genial de la primera temporada, con esa carcel panameña tan asfixiante e infernal, está guay, el final un poco apañado a medias, pero imagino que el tema de la huelga de guionistas también le influyó, como lo hizo en tantas y tantas otras series. Así que ya sabes anímate con ella. Además Scofield es taaaaan guaaaaapo!!!

Entradas populares de este blog

La locura de organizar el verano.

Este año de momento aunque no sé si durará mucho mi marido y yo continuamos trabajando, y digo yo que no sé si durará mucho porque con la que está cayendo no estar en el paro es casi un milagro. Así que por suerte diremos tocará organizar la largas vacaciones escolares de nuestro retoño. Yo ya llevo una semana dándole vueltas al asunto y lo único que tengo resuelto por el momento es el final de curso. En junio aquí el cole se acaba a mediodía y menos mal que en el de mi hijo han tenido a bien dar servicio de comedor por lo que podremos recogerlo a las 3, algo es algo. La tarde la pasará conmigo que por algo tengo reducción de jornada en el trabajo. Lo peor será a partir del 21 de junio día en que se acaban las clases. El verano es largo y aún no sé cómo me lo voy a montar. En el colegio de mi hijo organizan unas "estades d'estiu" que se dice por aquí  en el mes de julio y que tienen el maravilloso horario de 9 a 1 y de 3 a 7, sin posibilidad de comedor seguramente, porqu…

Repetición de la prueba del talón.

El lunes una carta me dejó muy preocupada, era del Clínic de Barcelona y me decían que había que repetir la prueba del talón de mi bebe para completar resultados. Como hago siempre, y no debería hacer nunca, me puse a buscar en google qué podía implicar y claro allí me salieron todas las plagas bíblicas y como madre no veáis lo histérica que me puse.  Para explicar mejor en qué consiste la prueba y qué enfermedades detecta enlazo el post al respecto que la Dra. Amalia Arce escribió en su interesante blog, si lo leéis imaginaréis lo fatal que que me quedé ante la situación. Aquella misma tarde tenía consulta con el pediatra para la primera revisión y se lo comenté, no era mi pediatra de cabecera sino un sustituto, que revisó al niño y trató de tranquilizarme, pero con cierta frialdad la verdad. Un rato después eché mano de parte de mi tribu de mamis twitteras y ahí sí obtuve apoyo reconfortante, también por parte de la propia Amalia Arce que me envió un mail enseguida para responder a …

Guayomini quatu pua!!!

Cuando era chiquita Eurovisión era una de mis noches favoritas del año, me encantaba ver las actuaciones y me divertía de lo lindo con las puntuaciones. Recuerdo que mis padres solían dejarme que me acostara tarde aquella noche. No volví a ver el evento hasta que actúo Rosa a principios de los 2000, al igual que media España, y fue porque por entonces yo era fan de OT y claro no quedaba otra. Después no volví a tener ganas de ver la cutre-gala en la que se ha convertido este concurso hasta el año de Chiquilicuatre, esta vez el "proyecto" de Buenafuente y su gente me hizo gracia, sí ya tenía ganas de que alguien se riera en la cara de los desacatados que organizan el evento, y volví a verlo. Recordemos que ese año logramos una puntuación de lo más digno. Y llegamos a 2011. La razón por la que me planté este sábado delante de la 1 de TVE a ver el concurso no la sabría esgrimir. Ni sabía quien era Lucía ni había escuchado la canción. Pero el hecho de que mi suegra dijera que era …